salud

Regulación a la nicotina: 87 % de los consumidores ven necesario un cambio de enfoque

De acuerdo con un estudio desarrollado por Povaddo, el 84 % de los consumidores de nicotina en el país consideran que sus opiniones deberían ser tenidas en cuenta por los hacedores de política pública a la hora de decidir sobre la normativa del tabaco y la nicotina.


De acuerdo con el estudio, a nivel global el 82 % de la población adulta encuestada y en Colombia el 89 %, cree que las mejores soluciones para avanzar sobre los temas urgentes se alcanzan cuando se encuentra un punto medio entre los extremos. Eso es lo que se quiere alcanzar con las discusiones alrededor de las alternativas libres de humo en el consumo de tabaco y nicotina, y la propuesta de incluir un enfoque de reducción del riesgo y daño.

El estudio de Povaddo se realizó entre 44.622 adultos de la población de 21 años o más en 22 países. En Colombia se realizaron 2.000 entrevistas. A nivel global, el 77 % de los consumidores de nicotina consideran que sus voces han sido excluidas durante demasiado tiempo y advierten que es necesario un nuevo enfoque de la regulación para equilibrar mejor sus posiciones. Lo interesante es que esa tendencia se mantiene en varios países de Latinoamérica: en Colombia esa cifra llega al 87 %, en Argentina al 79 %, en Brasil al 84 % y en México al 84 %. Esto demuestra que escuchar a los fumadores y considerar políticas de reducción de daños en el consumo de tabaco es de gran importancia en términos de salud pública.

Igualmente, la desinformación en estos temas ha tomado fuerza, por lo que los consumidores están más interesados en que las decisiones del mercado y a nivel legislativo se tomen con base a los hechos y la ciencia. En este sentido, a nivel global, el 79 % de la población encuestada está de acuerdo en que los fumadores, que de otro modo seguirán fumando cigarrillos, puedan tener acceso a información precisa sobre alternativas libres de humo que estén científicamente probadas como una mejor opción. Esto se vuelve determinante en países como Colombia (88 %), Costa Rica (89 %) y República Dominicana (86 %) en donde ya se comercializan productos de esta categoría.

Sobre esto, Silvia Barrero, Vicepresidente de Philip Morris International para el Clúster Andino, mencionó que “como compañía tomamos la decisión histórica de dejar de vender cigarrillos en un plazo de 10 a 15 años en muchos países. Sin embargo, alcanzar ese objetivo solo se logrará con información accesible, una regulación diferenciada y espacios abiertos de discusión en donde la ciencia y la innovación guíen las conversaciones y permitan a los adultos fumadores tomar decisiones informadas sobre las nuevas alternativas.

Aunque el conocimiento sobre estos productos alternativos que reducen el riesgo en comparación con los cigarrillos es cada vez mayor, aún existe desinformación sobre su funcionamiento y efectos, motivo por el que el 79 % de los adultos consumidores de cigarrillo en Colombia afirmaron que estarían más dispuestos a considerar el cambio si tuvieran claro en qué se diferencian estos de las nuevas alternativas y los estudios científicos que los respaldan.

“Es importante lograr un equilibrio entre el apoyo a las iniciativas existentes destinadas a prevenir la iniciación del consumo de tabaco y el fomento de la deshabituación del cigarrillo, con las medidas que permitan que aquellos consumidores adultos que seguirán fumando puedan tener acceso a información basada en pruebas científicas sobre productos alternativos de riesgo reducido. Lograr alternativas que tengan un impacto real en los fumadores permitirá un descenso más rápido del tabaquismo y por ende, un progreso en términos de salud pública”, concluyó Barrero.