Home

Mundo

Artículo

Rishi Sunak, primer ministro del Reino Unido.
Sunak reversa su decisión y sí asistirá a Egipto para el COP27 este fin de semana. - Foto: Getty Images

reino unido

Reino Unido | Sunak reversa decisión y confirma que sí estará presente en Egipto para la COP27

El premier británico había sido foco de una serie de fuertes cuestionamientos sobre su compromiso con la causa medioambiental, tras anunciar que no iría a la cumbre que comienza en los próximos días.

Sorpresivo, así fue un anuncio emitido este miércoles por la oficina del primer ministro del Reino Unido, Rishi Sunak, en la que el alto gobernante anunció que reversó una decisión tomada días atrás, en la que había dispuesto no asistir a la cumbre COP27 que se llevará a cabo en Egipto.

Esta nueva comunicación confirma que el mandatario tomará parte en la importante cumbre mundial, en la que que se versará sobre los avances de los diferentes Estados en la consecución de su meta de reducción de gases efecto invernadero, como aporte a la diana global de lograr reducir los impactos de cambio climático.

Esta decisión de Sunak de asistir a la cumbre que comenzará en los próximos días, pone freno a una ola de intensas críticas que había recibido el mandatario británico tras anunciar que no asistiría a la cumbre, pues la decisión había generado que se pusiera en tela de juicio su compromiso con el tema medioambiental.

En su momento, la decisión de Sunak de no ir a la cumbre de la COP27 que comenzará en los próximos días, se justificó en la existencia de temas prioritarios en la agenda interna británica que revestían una mayor importancia para el mandatario y que estaba referida justamente a la elaboración de un proyecto de reforma fiscal que tendrá gran impacto en la coyuntura económica del Reino Unido, en momento en que la crisis se agudiza e, incluso, cuyas implicaciones llevaron a la renuncia de la anterior primera ministra, Liz Truss, luego de tan solo 47 días de haber asumido el cargo.

Esta reforma será presentada al Parlamento y a todo el Reino Unido el próximo 17 de noviembre, situación en la que se había amparado Sunak para justificar la cancelación de su asistencia a la Cumbre, advirtiendo que ello no refería que el Reino Unido fuera a quedar sin representación, pues en la comitiva están incluidos importantes funcionarios con amplio manejo en la materia medioambiental.

Sobre el particular, tras el primer anuncio, el de la ausencia de Sunak, su oficina había aclarado que asistiría el ‘enviado británico para el clima’, Alok Sharma, destacando su importancia en dicho encuentro y recordando que este ya jugó un papel fundamental en este tipo de escenarios, habiendo fungido un año atrás como el presidente de la COP26 que se desarrolló en Glasgow.

El anuncio de la asistencia de Sunak al encuentro global se confirmó a través de la cuenta de Twitter del referido personaje, cuando este afirmó a través de allí que “no hay seguridad energética sin invertir en energías renovables”.

En el trino, Sunak también explicó que lo correcto sería poder pensar en el largo plazo, pero advirtiendo que, para ello, es necesario antes tomar acciones contra el cambio climático.

Es por eso que asistiré @COP27P la próxima semana: para cumplir con el legado de Glasgow de construir un futuro seguro y sostenible”, advirtió Sunak a través de su cuenta de Twitter.

La cumbre de la COP27 comenzará este próximo domingo, en la localidad turística de Sharm el-Sheikh, a la que se espera que asistan importantes líderes mundiales que puedan mostrar su compromiso de mostrar la posibilidad de pasar ‘del dicho al hecho’ en esta ingente lucha global.

Medios internacionales también han precisado que el reversazo en el anuncio de la no asistencia de Sunak a Egipto, se conoció apenas un día después de que el otrora primer ministro, Boris Johnson, confirmara que él también asistirá al encuentro, luego de recibir una invitación expresa por parte del gobierno de Egipto.

En Glasgow, hace un año, bajo el mandato de Johnson precisamente, el Reino Unido adquirió el compromiso de emprender un camino para lograr la meta de cero emisiones en 2050 y de eliminar el carbón de su combinación energética para 2024; situación que actualmente se ve difícil de conseguir en medio del contexto de la guerra en Ucrania y lo que ello ha supuesto para el mercado energético mundial.

Precisamente, dicha crisis energética, que se avizora como consecuencia de la Guerra en Ucrania, ha encendido las alarmas no solo de los sectores activistas, sino del mundo entero, lamentando que la tarea tenga que presentar un eventual retroceso.

En su momento, sobre la cancelación de Sunak de su asistencia a la COP27, opositores de su Gobierno habían afirmado que la cancelación también podrían estar relacionadas con la incompetencia del funcionario para abordar esos temas.

A su turno, aunque algunos aplauden el ‘reversazo’ en la decisión, también advierten que lo que hizo Sunak es un hecho ‘bochornoso’.

Una cumbre polémica

La presente realización de la cumbre en esa zona de Egipto ha despertado una ola de críticas a la organización debido a la dificultad para acceder a ese territorio, al cual solo podrán ingresar los acreditados; situación por la que grupos activistas han denunciado atropellos en el proceso de lograr el permiso para acudir.

Frente a las trabas para el acceso al lugar, grupos de activistas han señalado que la realización de la COP en Egipto tiene como propósito el ‘lavar la imagen del país’ en favor de un régimen autocrático.

En ese sentido, también se ha cuestionado la escogencia del lugar, en tanto está marcado por señalamientos de violación de los Derechos Humanos.

Debido a las trabas, se ha afirmado que la COP27 fue diseñada para evitar el acceso a personas no deseadas o que resultan incómodas en el proceso de formulación de estrategias.

¿Dónde quedó el compromiso británico con la causa ambiental?

En su momento, uno de los aspectos que elevó la temperatura en la polémica por la cancelación de la asistencia de Rishi Sunak a Egipto para la COP27, es que otro de los líderes británicos que también canceló sus asistencia al encuentro fue el ahora rey Carlos III, quien históricamente se ha dado a conocer por su compromiso con la causa ambientalista, no obstante, en medio de los cambios en su rol en la corona, ha declinado su asistencia, hecho que incluso suscitó un ataque simbólico contra su estatua de cera en el museo de Madame Tussauds de Londres, por parte de activistas ambientalistas.

En defensa de los dos líderes británicos, se pronunció también la ahora ministra de Ambiente, Thérèse Coffey, quien, en declaraciones recogidas por medios internacionales, restó importancia a la cumbre en Egipto, refiriendo que esta era una reunión más, a diferencia de las grandes cumbres climáticas que en ese mismo marco de las ‘COP’, se celebran cada 5 años.

Recientemente, desde la PNUMA, agencia de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, se elevó una fuerte advertencia sobre las metas de reducción de las emisiones de gases contaminantes, advirtiendo que si el mundo sigue como va, esa meta nunca será realizable, y sus consecuencias ya están siendo evidentes.