mundo

Rusia suspende las negociaciones de paz con Japón, que mantenían desde la Segunda Guerra Mundial

La cancelación se dio por las decisiones tomadas por Japón en el marco de la guerra rusa con Ucrania.


El Ministerio de Exteriores de Rusia ha anunciado que se retira de las negociaciones para alcanzar un acuerdo de paz con Japón, pendiente desde la Segunda Guerra Mundial, tras las sanciones impuestas por Tokio en respuesta a la invasión rusa del territorio ucraniano.

La cartera rusa ha tildado las “restricciones unilaterales” de Japón como medidas de “naturaleza hostil”, por lo que además ha informado que el Gobierno “no tiene la intención de continuar con las negociaciones” para lograr un tratado de paz ante la “imposibilidad” de alcanzar acuerdos con una nación “que abiertamente mantiene posiciones hostiles” contra Rusia.

De igual modo, el Ministerio de Exteriores ha emitido un comunicado en el que explica que Rusia también se retira del diálogo con Japón para el establecimiento de actividades económicas conjuntas en las Curiles, un archipiélago de islas rusas reclamadas por Tokio.

En el marco de la respuesta de Moscú a las sanciones japonesas, Rusia también bloqueará la designación de Japón como socio de la Organización de Cooperación Económica del mar Negro, una estructura creada a comienzos de la década de los noventa para impulsar la cooperación económica de los países de dicha zona.

Cabe recordar que Japón y Rusia entretienen relaciones complejas desde hace decenas de años. Después de la Segunda Guerra Mundial, no firmaron tratado de paz debido a una disputa sobre cuatro pequeñas islas del archipiélago de las Curiles.

Estas islas fueron ocupadas por el ejército soviético los últimos días del conflicto y, desde entonces, no han sido restituidas a Japón, que los llama los “Territorios del Norte”. Aunque ha habido intentos de negociación desde la caída de la URSS, nunca han tenido éxito.

Desde el Gobierno ruso han lamentado el “rumbo antirruso” que dicen ha tomado Japón en las últimas jornadas y han mostrado su decepción ante el hecho de que desde el archipiélago se haya abandonado el desarrollo de “una cooperación mutuamente beneficiosa y una buena vecindad”, según recoge la agencia rusa Interfax.

Esta declaración se produce como respuesta de Moscú a las sanciones impuestas por Japón contra altos funcionarios rusos, incluido el presidente, Vladimir Putin, varios empresarios y personas jurídicas de Rusia como respuesta a la agresión rusa contra el territorio de Ucrania, iniciado hace ya casi un mes.

Rusia bloquea Instagram y Facebook por actividades “extremistas”

Otra de las decisiones tomadas por Rusia este lunes se dio por medio de un tribunal ruso que prohibió las redes sociales Facebook e Instagram por considerar que realizan actividades “extremistas”, una medida que se enmarca en el intento de Moscú de controlar la información en línea sobre la ofensiva en Ucrania.

“Accedemos a la petición del fiscal de prohibir las actividades de la empresa Meta”, la casa matriz de Facebook e Instagram, dijo el juez del tribunal de Moscú, según las agencias de prensa rusas.

Las redes sociales gestionadas por Meta están “prohibidas por actividad extremista”, añadió el tribunal en un comunicado difundido por Telegram.

La aplicación de mensajería WhatsApp, también propiedad de Meta, no se ve afectada por esta medida, ya que el tribunal estimó que no se usa como medio de “difusión pública de información”.

Tras el inicio de la operación militar en Ucrania el 24 de febrero, las autoridades rusas endurecieron el control de la información. La prohibición de Facebook e Instagram se enmarca en esa línea. Estas dos redes sociales ya estaban prohibidas desde hace algunos días, así como Twitter y las páginas web de la mayoría de los medios rusos independientes. La única manera de acceder a ellos es a través de una red privada virtual (VPN).

El 11 de marzo, las autoridades rusas habían pedido clasificar a Meta como organización “extremista” tras acusarla de haber relajado su reglamento para permitir la publicación de mensajes violentos contra los militares y dirigentes rusos a raíz de la operación militar.

En el tribunal el lunes, la fiscalía reiteró esta solicitud al considerar que Meta justificó “acciones terroristas” y pretende incitar “al odio y la enemistad” hacia los rusos. Los servicios de seguridad rusos (FSB) habían exigido también la prohibición “inmediata” de Facebook e Instagram.

“Las actividades de Meta se dirigen contra Rusia y sus fuerzas armadas. Exigimos su prohibición y la obligación de aplicar esta medida inmediatamente”, declaró en una audiencia un portavoz del FSB, Igor Kovalevski, citado por la agencia de prensa Interfax.

*Con información de AFP y Europa Press.