mundo

Sientan en el banquillo de acusados a expresidente de Perú por caso Odebrecht

A Ollanta Humala, quien gobernó entre 2011 y 2016, la fiscalía acusa de lavado de activos por recibir aportes ilegales de tres millones de dólares para la campaña que lo llevó al poder.


La justicia de Perú sentó este lunes en el banquillo de los acusados al expresidente Ollanta Humala y su esposa Nadine Heredia, en el primer juicio contra un exmandatario de este país por el megaescándalo de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht.

Humala, de 59 años, es un exteniente coronel del ejército que gobernó entre 2011 y 2016, a quien la fiscalía acusa de lavado de activos por recibir aportes ilegales de tres millones de dólares para la campaña que lo llevó al poder.

“Este juzgado va a llevar a cabo este proceso penal a nivel de juzgamiento: la audiencia es virtual por motivos de salud pública”, dijo la presidenta del tribunal Nayko Coronado al dar inicio a la primera audiencia, según imágenes de televisión que transmitió en vivo la sesión.

La pareja Humala no hizo uso de la palabra en la audiencia inaugural, que concluyó luego de cuatro horas. La jueza convocó la próxima sesión para este martes.

La audiencia arrancó pasadas las 9:30 a. m., con los tres magistrados luciendo tapabocas, mientras los acusados y abogados estaban conectados desde su vivienda u oficinas a la señal de circuito cerrado por la que se desarrolla el juicio.

El proceso es virtual debido a las restricciones por el covid-19 en espacios cerrados vigentes en Perú, uno de los países más golpeados por la pandemia con unos 210.000 muertos y 3,5 millones de contagios.

La fiscalía solicitó 20 años de cárcel para Humala y 26 años para su esposa por “ocultamiento de compras de bienes inmuebles con dinero de Odebrecht”. Esas compras habrían ocurrido con parte de los aportes de campaña, según la investigación fiscal.

Además de la pareja Humala, el tribunal decidirá la suerte de otros nueve acusados, entre ellos el hermano y la madre de Nadine Heredia.

La acusación que presentó en mayo de 2019 el fiscal Germán Juárez incluye un pedido para disolver el Partido Nacionalista Peruano de Humala, sindicado como una banda que habría recibido dinero ilegal para financiar las campañas de 2006 y 2011.

La fiscalía sostiene que ya en la campaña de 2006 la pareja habría desviado unos 200.000 dólares enviados supuestamente por el entonces presidente de Venezuela Hugo Chávez.

El exmandatario y su esposa, de 45 años, ya estuvieron nueve meses en prisión preventiva en 2017-2018 por este caso. Ambos rechazan las acusaciones.

Durante la audiencia, el tribunal declaró “infundado e improcedente” pedidos de la defensa para suspender el juicio y recusar a uno de los nueve coacusados, el exasesor presidencial Martín Belaunde, extraditado por Bolivia en 2015.

Ollanta Humala se convirtió en el primer expresidente de Perú en ir a juicio el 21 de febrero de 2022 en un vasto caso de corrupción que involucra al grupo constructor brasileño Odebrecht y sobornos pagados a políticos. (Foto de Cris BOURONCLE / AFP)
(ARCHIVOS) En esta foto de archivo tomada el 22 de mayo de 2017, el expresidente peruano (2011-2016) Ollanta Humala ofrece una conferencia de prensa a los miembros de la prensa extranjera residentes en Lima. - Ollanta Humala se convirtió en el primer expresidente de Perú en ir a juicio el 21 de febrero de 2022 en un vasto caso de corrupción que involucra al grupo constructor brasileño Odebrecht y sobornos pagados a políticos. (Foto de Cris BOURONCLE / AFP) - Foto: AFP

Primer juicio por Odebrecht

Esta es la primera acusación formal contra un expresidente peruano que llega a juicio por el escándalo de Odebrecht, la constructora brasileña que reconoció en 2016 haber repartido decenas de millones de dólares en Perú en sobornos y donaciones ilegales de campaña desde inicios del siglo XXI.

Humala es el primero de un total de cuatro presidentes que va a juicio por la trama de corrupción Odebrecht en Perú.

La fiscalía peruana presentó al juzgado una relación de 285 testigos para interrogar por este caso.

Entre los testigos citados figuran jerarcas de la constructora brasileña como Marcelo Odebrecht, Luiz Mameri y Jorge Barata, exjefe de la compañía en Perú, entre otros.

Humala intentó volver a la presidencia en las elecciones de 2021, pero consiguió apenas 1,3 % de los votos y su partido no obtuvo ninguna bancada en el parlamento.

El expresidente sigue el proceso en libertad, mientras su esposa tiene arresto domiciliario.

La trama Odebrecht

La red de sobornos de Odebrecht salpicó a varios países de América Latina y en Perú involucra a otros tres exgobernantes: Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018), Alan García (2006-2011) y Alejandro Toledo (2001-2006).

Otra señalada en la trama es la lideresa opositora Keiko Fujimori, cuyo juicio podría empezar antes de fin de año.

Kuczynski, de 83 años, se encuentra bajo arresto domiciliario desde hace tres años. Renunció a la presidencia en marzo de 2018 en vísperas de que el Congreso lo destituyera. Siempre había negado tener lazos con la constructora, hasta que esta lo desmintió diciendo que le pagó asesorías.

Alejandro Toledo, de 75 años y bajo arresto domiciliario en Palo Alto (California, Estados Unidos), está a la espera de la decisión del gobierno estadounidense sobre la extradición que pidió Perú.

La fiscalía peruana lo acusa de recibir 20 millones de dólares en sobornos de Odebrecht a cambio de contratos de obras públicas durante su gobierno.

Alan García, líder del histórico partido socialdemócrata Apra, se suicidó cuando iba a ser detenido en abril de 2019. Tenía 69 años.

Pesaba en su contra una orden de detención preliminar por una investigación de la Fiscalía por el escándalo de aportes ilegales de campaña y sobornos de Odebrecht, acusaciones que él siempre negó.

*Con información de AFP.