Home

Mundo

Artículo

video

Tik Tak: vuelve el covid, China cerrada y Colombia muda

Una posible exageración del Gobierno chino en su meta de covid 0, ha llevado a que sus ciudadanos, furiosos con los encierros, desafíen a su tiránico Gobierno protestando airadamente en las calles. Mientras tanto, aquí en Colombia, solo hay tímidas recomendaciones de que volvamos al tapabocas. Escuche a María Isabel Rueda.

A las 6:52 a. m. suena el primer Tik Tak de hoy martes 29 de noviembre en SEMANA y suena por los lados de la situación en China, pues mientras allá la reaparición del covid ha sido tan preocupante que ha llevado el Gobierno a encerrar prácticamente al país, creando furiosas protestas de sus habitantes, aquí en Colombia no hay sino muy tímidos avisos de la conveniencia de volver a utilizar el tapabocas ante la reaparición del covid.

No, aquí solo hay espacio para que la ministra de Salud, Carolina Corcho, anuncie un revolcón en el sistema de salud, pero la salud propiamente dicha sigue ausente del tema de discusión, aunque aquí los casos del covid a la fecha han aumentado en un 63 %.

Pero volvamos a lo de China, porque pocas veces en un país ―con tan tiránico Gobierno― había sido tan desafiado con las más duras protestas y con unos fenómenos muy interesantes, por ejemplo, la aparición de los magnates del covid, propietarios de la 35 mayores compañías que producen test del virus que produjeron billones de dólares en ganancias en la primera mitad del 2022.

Respuesta de los ciudadanos chinos: “no queremos test, queremos libertad”. Los cierres de ciudades y las restricciones al desplazamiento que está aplicando el Gobierno chino para llegar al covid 0, que es su meta, han minado la confianza del consumidor y el crecimiento económico, lo cual ha generado protestas obvias a través de todo el país mientras los casos del covid-19 crecen.

Los vuelos domésticos han caído en un 45 % por las restricciones de la movilización, solo el 42 % de las salas de cine siguen abiertas, el desempleo juvenil tocó un punto récord del 19,9 % o sea, casi 20 %. Los encierros productos de la política anticovid han sido recibidos con el sentimiento de los ciudadanos de que son desorganizados y muy represivos, los ciudadanos son permanentemente sometidos a interminables pruebas de covid y los negocios y zonas residenciales pueden ser cerrados sin previo aviso. Y la situación se puede prolongar hasta mediados del 2023 si el Gobierno central no define una estrategia de salida.

Recientemente, por ejemplo 10 personas murieron y otro tanto quedaron heridas durante un incendio de un edificio porque sus puertas de salida tenían candado. Bajo estas circunstancias, la economía china pinta gris. El mejor ejemplo es el cierre de una planta de ensamblaje de iPhone que le ha causado tremendos problemas a Apple, la propietaria de la marca.

Estas son unas pocas muestras de que los encierros en China llevan demasiado tiempo y la gente anda preguntándose: ¿por qué no existen las mismas medidas en el resto del mundo? Ni hablar del Mundial de Fútbol, la vitrina del Mundial, donde los fanáticos sin máscara corean los goles con muchas ganas. Los sensores estatales chinos optaron por algo muy sencillo, transmitir los partidos eliminando a buena parte del público en sus transmisiones.

Conclusión, en China la situación parece exagerada por sobreactuación del Gobierno. Mientras que aquí, en Colombia, parece exagerada también, pero por todo lo contrario.