estados unidos

Tiroteo en Washington: Joven sospechoso se suicidó antes de ser capturado

El hecho criminal, ocurrido la tarde del pasado viernes, dejó cuatro personas heridas, entre las que se cuenta una menor de 12 años.


Luego del operativo desplegado por las autoridades de Washington en un barrio residencial conocido como Van Ness, luego del reporte de un tiroteo que dejó cuatro personas heridas en un sector con presencia de varias instituciones educativas, fuerzas policiales de la ciudad confirmaron el hallazgo del cadáver de un joven de 23 años, quien era buscado como el principal responsable del crimen.

La noticia fue confirmada en una declaración pública entregada ese mismo viernes en horas de la noche por el jefe del Departamento de Policía Metropolitana de Washington, Robert Contee, quien afirmó a medios de comunicación local que la persona que era buscada por los uniformados como principal sospechoso “ya falleció”.

“Creemos que el sospechoso se quitó la vida cuando los miembros del Departamento de Policía entraban en el apartamento donde se encontraba”, afirmó Contee sin revelar en ese momento la identidad del pistolero, quien sembró el pánico en ese sector de la capital estadounidense, luego de los hechos violentos desencadenados cerca de las cuatro de la tarde.

Tras confirmar la muerte del principal sospechoso del hecho, el uniformado afirmó que no se estaba adelantando la búsqueda de más personas, con lo que se dio por concluido el operativo.

Pese a que Contee no entregó en su pronunciamiento la identidad del joven encontrado muerto al interior de un apartamento, ubicado en el quinto piso de un edificio cercano al lugar de los hechos, medios locales señalaron que se trataba de un joven identificado como Raymond Spencer, hombre de 23 años procedente de Fairfax, Virginia, cuya fotografía había sido difundida por la cuenta oficial del Departamento de Policía local, advirtiendo que era una “persona de interés en relación con el tiroteo en Van Ness Street”.

La identidad del joven también había sido citada en su momento por Stuart Emerman, subjefe del Departamento de Policía Metropolitana de Washington, en declaraciones entregadas en conjunto con la alcaldesa de la ciudad, Muriel Bowser, durante un reporte previo.

Dentro de las pruebas analizadas por las autoridades para señalar a este hombre como presunto responsable del tiroteo se encuentra un mensaje subido por el usuario a una plataforma conocida como 4chan, en la que se muestra al presunto tirador disparando al interior de la sede de una escuela preparatoria del sector, conocida como Edmund Burke, y un texto que decía “querido Dios, por favor, perdóname”, que fue posteado minutos antes del reporte del tiroteo.

Cerca de las 9:30 p. m., a través de su cuenta de Twitter, el Departamento de Policía Local también confirmó que el joven había sido localizado muerto.

Sobre los hallazgos de las autoridades en el lugar donde fue encontrado Raymond Spencer, también ha trascendido en medios locales que el joven se habría suicidado al interior del baño de su apartamento, lugar en el que también fue encontrado un “tipo de francotirador con trípode”.

Sobre las personas heridas en el hecho, las autoridades confirmaron que, aunque inicialmente se habló de tres, porque fueron los desplazados al hospital, realmente fueron cuatro, pues una víctima más fue atendida en el lugar.

Dentro de las personas heridas por bala se encuentran un hombre de 54 años, una joven de 30 y una niña de 12, esta última recibió un balazo en un brazo.

La persona atendida en el lugar de los hechos es una mujer de 60 años, a quien una bala le pasó rozando la espalda, generando un leve rasguño.

El barrio donde ocurrió el tiroteo es una zona de alta concurrencia de ciudadanos, pues allí se ubican la preparatoria Edmund Burke, la Universidad del Distrito de Columbia y la facultad de estudios de Derecho de la Universidad de Howard.