mundo

Trump pide armar a los ciudadanos para combatir el “mal” tras masacre en Texas

Los comentarios de Trump se produjeron durante un evento de la NRA, que realiza su convención en Houston, tres días después de que 19 niños y dos maestras fueran ultimados a tiros en una escuela.


El expresidente de Estados Unidos Donald Trump rechazó el viernes controles más estrictos para acceder a las armas de fuego luego de la masacre en una escuela del estado de Texas y dijo que los ciudadanos decentes deben poder armarse para defenderse del “mal”.

“La existencia del mal en nuestro mundo no es motivo para desarmar a los ciudadanos respetuosos de la ley”, dijo Trump ante los miembros de la Asociación Nacional del Rifle (NRA). “La existencia del mal es una de las mejores razones para armar a los ciudadanos respetuosos de la ley”.

Los comentarios de Trump se produjeron durante un evento de la NRA, que realiza su convención en Houston, tres días después de que 19 niños y dos maestras fueran ultimados a tiros en una escuela de Texas, reavivando el debate sobre el control de armas en Estados Unidos.

“Las diversas políticas de control de armas impulsadas por la izquierda no habrían hecho nada para evitar el horror ocurrido. Absolutamente nada”, dijo.

Salvador Ramos, de 18 años, había adquirido legalmente el fusil AR-15 que utilizó para cometer el martes la matanza en la escuela primaria Robb de Uvalde, Texas.

Trump leyó los nombres de los 19 niños, a los que describió como víctimas de un “lunático” fuera de control, antes de sugerir que los esfuerzos para imponer controles más estrictos al acceso a las armas eran “grotescos”.

“Todos debemos unirnos, republicanos y demócratas, en todos los estados y en todos los niveles de gobierno, para finalmente fortalecer nuestras escuelas y proteger a nuestros niños... Lo que necesitamos ahora es una revisión de seguridad de arriba abajo en las escuelas de todo el país”, agregó.

Varios oradores que estaban previstos en el evento de la NRA, incluyendo al gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, desistieron de participar tras la matanza.

El presidente Joe Biden, quien aboga por imponer mayores controles a las armas de fuego, se apersonará en Uvalde el domingo junto a su esposa Jill para “condolerse con la comunidad”, dijeron funcionarios de la Casa Blanca.

La NRA es la organización defensora de las armas más influyente del país y cabildea en defensa de la segunda enmienda de la Constitución, que desde 1791 garantiza el derecho a poseer armas en Estados Unidos.

Redoblan la seguridad de escuelas en Estados Unidos para prevenir nuevos tiroteos

Las autoridades del estado de Nueva Jersey anunciaron que se redoblará la seguridad en las escuelas para evitar que se repitan casos como el de Texas.

El fiscal interino de esa región ordenó a toda la Policía del estado reforzar la seguridad en todas las escuelas públicas, pese a que “no existe ninguna amenaza creíble”.

De acuerdo con la orden, lo que se busca es prevenir cualquier acción similar a la registrada en una escuela primaria de Texas y que reavivó de inmediato el eterno debate sobre las armas en Estados Unidos, sin que se vislumbre el final.

“Es hora de actuar”, dijo el presidente Joe Biden. “¿Cuándo, por el amor de Dios, nos vamos a enfrentar al ‘lobby’ de las armas?”, dijo en un mensaje desde la Casa Blanca.

“Estoy descorazonado y cansado”, declaró el mandatario de 79 años, quien llegó a la Casa Blanca tras una campaña en la que abogó por controlar las armas en poder de los estadounidenses.

Su vicepresidenta Kamala Harris también se declaró desolada tras la masacre en la escuela de Texas.

“Ya basta”, clamó, y dirigiéndose al Congreso, que se muestra reacio o impotente a legislar sobre las armas, agregó: “Debemos tener el coraje de actuar”.

En el hemiciclo de la Cámara, el senador Chris Murphy afirmó que “en ningún otro lado está ocurriendo esto más que aquí, en Estados Unidos, y eso es una elección”.

Murphy representa a Connecticut, un estado marcado para siempre por el tiroteo de Sandy Hook del 14 de diciembre de 2012, cuando un joven de 20 años mató a 26 personas, entre ellas veinte niños de seis y siete años.

“Es nuestra elección dejar que esto ocurra”, dijo, e imploró a sus colegas del Congreso a que se llegue a un acuerdo para aprobar una ambiciosa ley nacional sobre las armas.

*Con información de la AFP.