Home

Mundo

Artículo

El papa Francisco saluda a personal del hospital, sentado en una silla de ruedas dentro de la Policlínica  Agostino Gemelli en Roma, el domingo 11 de julio de 202. (Vatican Media via AP)
“Un enfermero me salvó la vida”: el papa Francisco revela cuál fue su estado de salud hace algunos meses - Foto: AP

mundo

“Un enfermero me salvó la vida”: el papa Francisco revela cuál fue su estado de salud hace algunos meses

El pontífice fue sometido a principios de julio a una cirugía de estenosis diverticular que involucró “una hemicolectomía izquierda”, una intervención quirúrgica que duró tres horas, según aseguró en su momento el vocero papal.

El papa Francisco, de 84 años de edad, fue sometido a comienzos de julio a una intervención programada, a causa de una inflamación de colon por la que fue necesario un procedimiento quirúrgico que se llevó a cabo en el Policlínico A. Gemelli.

Aunque en ese momento fuentes del Vaticano habían dado tranquilidad a todos los feligreses del mundo al informar que el sumo Pontífice había reaccionado bien a la operación y se encontraba en recuperación, lo cierto es que hubo varias preocupaciones en torno a su estado de salud, que fueron reveladas por el papa en entrevista concedida a la radio española COPE, la cual será emitida el próximo miércoles.

Pope Francis appears on a balcony of the Agostino Gemelli Polyclinic in Rome, Sunday, July 11, 2021, where he is recovering from intestinal surgery, for the traditional Sunday blessing and Angelus prayer. Pope Francis is 84 and had a part of his colon removed a week ago. (AP Photo/Alessandra Tarantino)
En un breve extracto de la entrevista que se emitió este lunes se escucha al papa bromear sobre su salud al responder que está “todavía vivo” y cuenta: “un enfermero me salvó la vida, un hombre de mucha experiencia. Es la segunda vez en la vida que un enfermero me salva la vida. La primera fue en el año 57″. - Foto: AP

En un breve extracto de la entrevista que se emitió este lunes se escucha al papa bromear sobre su salud al responder que está “todavía vivo” y cuenta: “un enfermero me salvó la vida, un hombre de mucha experiencia. Es la segunda vez en la vida que un enfermero me salva la vida. La primera fue en el año 57″.

Y si se especula sobre la salud, también sobre una posible renuncia del papa Francisco, a lo que responde “siempre que el papa está enfermo corre brisa o huracán de cónclave”.

Como se sabe, el papa estuvo durante sus once días internado, en donde se mantuvo al tanto de la actualidad internacional y envió mensajes de pésame tras el asesinato del presidente de Haití el 7 de julio. También defendió el derecho de la salud gratuita para todos.

El pontífice fue sometido a principios de julio a una cirugía de estenosis diverticular que involucró “una hemicolectomía izquierda”, una intervención quirúrgica que duró tres horas, según aseguró en su momento el vocero papal.

La cirugía fue decidida para reducir los problemas causados por los divertículos, que son pequeñas hernias en la pared del colon, un problema que aumenta con frecuencia con la edad.

Según el diario Il Corriere della Sera, el papa quiso someterse a esta operación a principios del verano, un momento en el que tenía menos obligaciones, para poder recuperarse con calma.

El papa Francisco camina durante su audiencia semanal por el patio de San Damaso, en el Vaticano, el 9 de junio de 2021. (AP Foto/Alessandra Tarantino)
El pontífice fue sometido a principios de julio a una cirugía de estenosis diverticular que involucró “una hemicolectomía izquierda”, una intervención quirúrgica que duró tres horas, según aseguró en su momento el vocero papal. - Foto: AP

En estos últimos años, no obstante, canceló algunas apariciones y, ocasionalmente, se le notaba que caminaba con dificultad, aunque en este momento goza de buena salud.

Desde el comienzo de la pandemia, que golpeó muy duramente a Italia, en febrero de 2020, parecía poco inquieto por su propia salud, a menudo desplazándose sin mascarilla, pese a que tuvo que renunciar a sus paseos habituales entre los fieles.

Aparte de un catarro que lo obligó a cancelar las citas a comienzos de la pandemia, su salud no había provocado ninguna preocupación en particular. Francisco fue elegido en 2013 para suceder a Benedicto XVI, que había renunciado en febrero de aquel año, tras ocho de pontificado.

Primer pontífice en dimitir en casi 600 años, el alemán había argumentado motivos de salud.

Actualmente tiene 93 años y vive recluido en un monasterio en el Vaticano. En los últimos meses se le ha visto algo debilitado, se desplaza en silla de ruedas y habla con cierta dificultad.

*Con AFP