mundo

Varios civiles muertos dejó el bombardeo a un centro médico en Járkov, Ucrania

Las personas siguen pagando con su vida el alto precio de la guerra.


En el marco de la angustia que se vive en territorio Ucraniano, dada la invasión rusa, se conocen datos de cientos de civiles que han perdido la vida, niños que han pagado el precio de una guerra que no provocaron y los más de tres y medio millones de familias que han huido de su país, son el saldo que deja una crisis que ha afectado a todo el mundo, literalmente.

El globo ha conocido muchas ciudades del país invadido, que antes muchos ignoraban. Todo esto, gracias a la devastación y desolación en la que están quedando dichos territorios, luego de bombardeos y ataques por parte del ejército ruso.

Tal es el caso de Járkov, pues en horas de la mañana de este 25 de marzo y cumplido un mes y un día del primer ataque, las autoridades de Ucrania denunciaron la muerte de cuatro civiles en un ataque ejecutado por las fuerzas rusas contra una clínica en la ciudad.

Ataques de tropas rusas a blancos civiles ucranianos. AP Foto/Evgeniy Maloletka
Cada día se conocen nuevos ataques con nuevas víctimas fatales AP Foto/Evgeniy Maloletka - Foto: AP Foto/Evgeniy Maloletka

Por su parte, la Policía de la región de Járkov indicó en un mensaje a través de Telegram, la aplicación de mensajería, que “en torno a las 7:45 a. m. en el país, Rusia disparó contra un Policlínico en el distrito de Osnovianski, donde hay ubicado un centro de ayuda humanitaria”. “No hay instalaciones militares cerca”, manifestó.

Asimismo, destacaron que al menos cuatro personas han muerto y siete resultaron heridas y añadió que “un comité de investigación está trabajando en el lugar”. “La Policía está documentando el crimen contra el pueblo ucraniano y recopilando todo el material necesario para llevar a los responsables ante la justicia”, es lo que se ha dicho hasta el momento.

Por su parte el Ejército de Ucrania dio a conocer la cifra de la cantidad de soldados rusos que han muerto durante el conflicto este miércoles, cerca de 15.600 han perdido la vida en combate desde el inicio de la guerra, una cifra muy superior a la reconocida hasta ahora por Moscú, que lleva sin facilitar un balance oficial desde principios de marzo.

Sumado a esto, hasta el momento se sabe que el Ejército ruso bombardeó 548 instituciones educativas en Ucrania, incluidas 220 escuelas y 155 guarderías, tal y como informó Yevhen Tsimbaliuk, el representante permanente de Ucrania ante las organizaciones internacionales en Viena.

En una reunión del consejo permanente de la Organización para la Seguridad y la Cooperación de Europa (OSCE), se dijo que las tropas rusas ya han destruido 3.500 instalaciones de infraestructura en el país, según informó la agencia de noticias Ukrinform.

Cabe mencionar la dramática situación que se vive en las ciudades de Mariúpol, Chernígov, Járkov o Izium, donde se encuentran “bajo fuego constante”, sin alimentos, agua o medicinas. “Hace dos días, uno de los convoyes humanitarios fue capturado por soldados rusos”, comunicó el medio.

Asimismo, el secretario general de la OSCE, Roberto Montella, se reunió este jueves con Amin Awad, coordinador de Naciones Unidas para la crisis de Ucrania, que hace una visita oficial a la ciudad de Viena, Austria.

Ambas organizaciones se comprometieron a tratar de lograr un descenso de la violencia en el país, que se encuentra sumido en una guerra desde el 24 de febrero, cuando el presidente ruso, Vladimir Putin, anunció el inicio de la invasión rusa del territorio.

Awad y Montella hablaron sobre el impacto de la guerra en la población civil, según indicó la OSCE en un comunicado, y lamentan el “sufrimiento provocado por la invasión”, así como la “destrucción de infraestructuras civiles y la violación del Derecho Internacional”.

*Con información de Europa Press

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.