Home

Mundo

Artículo

Twitter:@susantananda3 (API)
El perro salió corriendo del rinoceronte. - Foto: Twitter:@susantananda3 (API)

mundo

Video | Rinoceronte iba caminando sobre la vía pública y casi mata a un perro de un susto

El hecho se desarrolló en un centro animal de Nepal.

A través de las redes sociales se ha venido viralizando un jocoso video, aunque un poco fuera de lo común. En la cinta se ve a un rinoceronte caminando campantemente por una vía, cuando de repente se encuentra de frente con un perrito que está tomando una siesta sobre el pasto.

Según cuentan medios locales, el hecho se habría presenciado en medio del Parque Nacional de Chitwan de Nepal, donde el rinoceronte estaba por fuera de su lugar habitual y en medio de su paseo se encontró con el canino, lo curioso del hecho es que cuando lo vio, el rino se acercó despacio a oler al peludo, y en ese momento el pequeño animal sintió una presencia diferente.

Pues bien, cuando el perro abre sus ojos, se da cuenta de que lo que tiene al frente es un rinoceronte adulto que, si quisiera, pudiera terminar con su vida en un momento. El canino salió corriendo y ladrando, en segundos logró escapar del que podría ser su depredador. Sin embargo, no deja de ser una escena jocosa, todo por la tranquila presencia del rino y la alarmante reacción del peludo.

“Si quisieras alguna prueba de que los rinocerontes son realmente gentiles”, es el comentario con el que el usuario comparte el video en las redes sociales, haciendo referencia a la tranquilidad del animal salvaje.

“Estaba debatiendo si tener o no un rinoceronte como mascota. Ahora que he visto lo amables que son, ¡me apunto!”, “Ahh, es en Nepal -el rinoceronte podría ser un animal espiritual, el perro no lo sabía... si yo hubiera estado dormido y me despertara ese suave empujón, tampoco lo sabría”, “¡Así es *exactamente* cómo respondería si me despertara de una buena siesta con un rinoceronte en mi cara!”, son algunos de los comentarios de los usuarios.

El primer rinoceronte blanco nacido bajo cuidado humano profesional en Latinoamérica

Al Bioparque Ukumarí de la ciudad de Pereira arribó, procedente del Parque Zoológico Buin Zoo de Chile, Pantaleón, un rinoceronte blanco macho que llegó al lugar como parte de la estrategia que busca a esta especie que se encuentra en peligro crítico de extinción.

Sandra Correa, gerente del Bioparque, afirmó que el animal ya cumplió con su proceso de cuarentena y adecuación, por lo que fue presentado oficialmente y empezó el proceso de socialización y acercamiento hacia las dos hembras de su misma especie que hay en el lugar, con el fin de que logre conquistar a una de ellas.

Los rinocerontes hembras son Cacha 1 y Cacha 2 las cuales llegaron en el año 1993 de la hacienda Nápoles de Pablo Escobar, y el objetivo es que con una de ellas Pantaleón arme una familia y se puedan reproducir. “Todo es por la conservación de una especie que se encuentra altamente amenazada en su ambiente natural por causa de la caza furtiva y tráfico ilegal de su cuerno, considerado en muchos lugares como medicinal y afrodisiaco”, indicó la gerente.

Destacan que el nuevo individuo del lugar disfrutará de la mejor atención médica de todo el grupo profesional del Bioparque, de cuidadores expertos y, sobre todo, los mejores nutricionistas para su dieta.

Los visitantes del parque pueden observar a Pantaleón en su hábitat externo, teniendo en cuenta que su proceso de salida será coordinado por el equipo médico del lugar.

“Estas acciones van a servir mucho a la ciencia y de esta manera generar más conocimiento que permita la supervivencia de esta especie en su ambiente natural”, explicó Sandra Correa.

Pantaleón es el primer rinoceronte blanco nacido bajo cuidado humano profesional en Latinoamérica por lo que recibirá diferentes enriquecimientos ambientales y acondicionamientos que permitirán estimular y desarrollar conductas propias de la especie, asegurando su bienestar en el parque.

Buscarán su reproducción con una de las hembras que habitan el lugar
El animal es el primero que nace bajo cuidado humano profesional en Latinoamérica - Foto: Cortesía Bioparque Ukumarí