Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Los titulares de un pasaporte ucraniano y los habitantes de los territorios separatistas prorrusos de Donetsk y Lugansk (en el este de Ucrania) podrán permanecer en Rusia “sin limitación de plazo”,
El decreto firmado por el presidente Vladimir Putin establece que quienes tengan pasaporte ucraniano y los habitantes de los territorios separatistas prorrusos de Donetsk y Lugansk (en el este de Ucrania) podrán permanecer en Rusia “sin limitación de plazo”. - Foto: AFP

ucrania

Vladimir Putin firmó un decreto que facilita la estadía de ciudadanos ucranianos en Rusia

El decreto fue expedido a pesar de las críticas de Kiev, que ha acusado a Moscú de “secuestrar” a ciudadanos ucranianos en las zonas ocupadas durante la invasión para su traslado forzado a territorio ruso.

El presidente ruso, Vladimir Putin, firmó un decreto que facilita la estadía y el trabajo de centenas de miles de personas que se marcharon de Ucrania a Rusia desde la intervención militar de Moscú en aquel país.

Los titulares de un pasaporte ucraniano y los habitantes de los territorios separatistas prorrusos de Donetsk y Lugansk (en el este de Ucrania) podrán permanecer en Rusia “sin limitación de plazo”, según las “medidas temporarias” publicadas este sábado.

El decreto fue expedido a pesar de las críticas de Kiev, que ha acusado a Moscú de “secuestrar” a ciudadanos ucranianos en las zonas ocupadas durante la invasión para su traslado forzado a territorio ruso.

Hasta ahora, los ucranianos podían permanecer en Rusia un máximo de 90 días por periodo de seis meses y para trabajar debían solicitar una autorización especial.

En adelante, tendrán “el derecho de mantener una actividad profesional en Rusia sin permiso de trabajo”.

Pero, para beneficiarse de esas medidas, deberán someterse a exámenes de detección de uso de drogas y de enfermedades infecciosas, además de declarar su presencia, dejando su foto y sus huellas dactilares en el registro de inscripción.

El decreto prohíbe, por otra parte, expulsar a Ucrania a los ciudadanos de ese país, exceptuando quienes hayan purgado penas de cárcel o sean considerados como amenaza a la seguridad de Rusia.

“Decido establecer que los ciudadanos de la RPD, la RPL y Ucrania tienen derecho a permanecer temporalmente en la Federación Rusa sin límites de tiempo”, según el decreto publicado por la agencia rusa TASS.

Además, los ciudadanos tendrán derecho a laborar en Rusia sin permiso de trabajo o patente y sin tener en cuenta los requisitos para el propósito declarado de su visita al país, según el decreto.

Para ello, también es necesario pasar una identificación y reconocimiento médico. A su vez, los patrones tienen derecho a atraer a dichos trabajadores, siempre que presenten un documento que acredite el cumplimiento de los procedimientos establecidos.

Ucrania
Los habitantes de los territorios separatistas prorrusos de Donetsk y Lugansk (en el este de Ucrania) podrán permanecer en Rusia “sin limitación de plazo” (Photo by MIGUEL MEDINA / AFP) - Foto: AFP

Putin firmó otro decreto que determina el pago de subsidios sociales a personas vulnerables (jubilados, lisiados, mujeres embarazadas) que se hubiesen visto obligadas a partir de Ucrania o de los territorios separatistas.

Según Moscú, unos 3,6 millones de ucranianos, entre ellos 587.000 niños, huyeron a Rusia después de la ofensiva militar lanzada por orden de Putin contra el país vecino a fines de febrero. Las autoridades rusas alientan esas partidas y habilitaron centros de acogida en todo el país.

Parte de esos refugiados, a menudo ayudados por activistas, consiguieron posteriormente partir de Rusia rumbo a países de la Unión Europea.

El gobierno ruso anunció en julio medidas para facilitar la naturalización de ucranianos. Kiev denunció esa iniciativa como una tentativa de Moscú de consolidar su influencia en los territorios conquistados por sus tropas.

Ucrania acusa a Rusia de presionar a los trabajadores de Zaporiyia para que mientan al OIEA

De otra parte, la empresa operadora de energía en Ucrania, Energoatom, acusó a las fuerzas rusas de intensificar la presión sobre los trabajadores de la central nuclear de Zaporiyia para que oculten información a los expertos del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) que podrían visitar las instalaciones en los próximos días.

Según Energoatom, las fuerzas de Rusia quieren que los trabajadores de la central oculten a la misión internacional las pruebas de que se estarían cometiendo crímenes y de que la planta funciona como base militar, según un comunicado compartido en Telegram.

La empresa advirtió que la situación sigue siendo de alto riesgo y no descarta que se puedan producir fugas radioactivas tras los últimos ataques, que forzaron el jueves una inédita desconexión de la central de la red eléctrica ucraniana.

Un portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, Igor Konashenkov, afirmó este sábado que no hay fugas radioactivas en la central y que una unidad militar se ha desplegado en las inmediaciones para proteger todo el perímetro frente a potenciales ataques ucranianos, de acuerdo con la agencia TASS.

Konashenkov, no obstante, descartó la presencia de armamento pesado en una central que Rusia controla desde principios de marzo.

Las autoridades de Ucrania, así como la ONU, han pedido en reiteradas ocasiones la retirada de estas tropas.

*Con información de Europa Press y AFP.

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.