nación

Exclusivo: ¿Algunos exmilitares colombianos sabían de la orden de asesinar al presidente de Haití y otros no?

Aunque algunos sí sabrían del plan final, otros no tendrían conocimiento y les habrían cambiado los planes en el camino. Esto es lo que se sabe.


Las investigaciones de las autoridades haitianas avanzan rápidamente en busca de la verdad sobre el magnicidio del presidente Jovenal Moïse. Mientras los 18 colombianos capturados empiezan a entregar sus versiones ante la justicia de ese país, en medio de tantas dudas, otra hipótesis se abre paso y es la posibilidad de que un grupo muy reducido de ellos, aparentemente, pudiese haber estado informado sobre el crimen. Entre tanto, a la mayoría del personal le habrían cambiado los planes en el camino y con el pasar de los días.

Para viajar desde Colombia, a los exmilitares primero les habrían dicho que iban a prestarle seguridad a alguien muy importante, luego que esa seguridad era para proteger al presidente haitiano, pero la misión habría cambiado: primero ordenando la captura del mandatario y finalmente asesinándolo. En esta nueva hipótesis quedan múltiples interrogantes: ¿todos sabían del crimen? ¿Sabían unos pocos? ¿Estando en Haití los obligaron? ¿Qué papel jugaron los fallecidos?

Lo que más inquieta a las autoridades es que la empresa con sede en Miami que pagó los tiquetes lo hizo con una tarjeta corporativa y en línea, como lo reveló el general Jorge Vargas, director de la Policía Nacional, y no hubo un plan de fuga tras el asesinato. ¿Hubo unos engañados y otros que sí sabían a qué iban?

Las familias que han estado colaborando con las indagaciones en el país coinciden en que sus familiares les aseguraron que iban a prestar seguridad a alguien muy importante. No es claro si en todos los casos dijeron que estaban en Haití. Todo fue muy concreto hasta el viaje a República Dominicana.

El testimonio de la primera dama Martine Moïse sin duda será clave para descubrir la verdad y saber cuál de todas las hipótesis es realmente la que corresponde a lo que pasó.

Por ahora, los militares retirados con nacionalidad colombiana estarían en una guarnición militar o de Policía y no habrían sido trasladados a la cárcel. Nadie de la delegación colombiana ha podido entrevistarse con ellos. Los trámites diplomáticos para repatriar los cuerpos están en proceso.