Home

Nación

Artículo

Aberlardo de la Espriella; Álvaro Uribe; Daniel Mendoza Leal; Matarife
Abelardo de la Espriella habló sobre el fallo de la Corte Constitucional en contra de Daniel Mendozo Leal por la serie Matarife. - Foto: @DELAESPRIELLAE

nación

Abelardo de la Espriella brindó, con ron en mano, por el fallo contra creador de Matarife: “Su honor ha sido restablecido, expresidente Uribe”

La Corte Constitucional pidió a Daniel Mendoza Leal retractarse por señalamientos contra Álvaro Uribe Vélez al considerar que habrían afectado algunos derechos fundamentales.

El pasado 18 de noviembre SEMANA dio a conocer el fallo de la Corte Constitucional contra Daniel Mendoza Leal, creador de la serie Matarife, al considerar que por cuenta de este producto audiovisual “podrían haberse visto afectados los derechos fundamentales a la honra y buen nombre” del expresidente de Colombia Álvaro Uribe Vélez, razón por la que deberá retractarse.

Ahora, un día después de la publicación, Abelardo de la Espriella, defensor del expresidente Uribe, dio sus impresiones del fallo de la Corte. En las redes sociales de su firma de abogados dio detalles de cuánto duró el proceso, se refirió a la libertad de expresión e incluso brindó con un trago de ron.

“La Corte Constitucional, de manera unánime y definitiva, ha dado fin a la controversia a la que un individuo tristemente célebre, bajo el remoquete de Matarife, pretendió vilipendiar y mancillar el buen nombre, la dignidad y la honra del señor expresidente Álvaro Uribe Vélez”, dijo en el comienzo de la grabación el abogado de Uribe.

“Nunca le crean nada a este matarife mafioso”, “paraco”, “matarife de la paz” o “Kiko Gómez llevaba kilos de cocaína con la bendición de Uribe”, fueron algunas frases cuestionadas de Daniel Mendoza Leal, actualmente fuera del país.

El pronunciamiento histórico de la Corte Constitucional pone sobre la mesa los límites a la libertad de expresión en Colombia.
El pronunciamiento histórico de la Corte Constitucional pone sobre la mesa los límites a la libertad de expresión en Colombia. - Foto: TOMADAS DE YOUTUBE

“A buena hora se defendió en el más alto tribunal de nuestro país una falsa atención de derechos. La libertad de prensa y de expresión no pueden ser utilizadas para camuflar el odio, el resentimiento y el activismo político radical en el mundo digital. Nadie puede esconderse en la supuesta impunidad del ciberespacio para mancillar el buen nombre y la honra de ningún ciudadano”, agregó de la Espriella.

Entretanto, el fallo de la Corte Constitucional dice lo siguiente;

“En efecto, los mensajes publicados y difundidos en las redes sociales del señor Mendoza Leal, así como en la serie Matarife: un genocida innombrable, aseguran que el señor Uribe Vélez habría cometido hechos delictivos mientras se desempeñó como servidor público en Colombia. En criterio de la Sala, esto implica que los derechos fundamentales a la honra y buen nombre del accionante, como ciudadano colombiano, podrían (...) haberse visto afectados en el país con ocasión de estas afirmaciones”.

Para de la Espriella, más allá del ganador o vencedor del caso, lo importante es proferir condenas contra quienes en el uso del ciberespacio dañan reputaciones y el buen nombre.

“Nadie puede usurpar el lugar de los jueces para proferir condenas mediáticas que desconocen garantías y destruyen reputaciones. Este fallo es histórico porque marca un derrotero jurisprudencial sin precedentes en la historia de Colombia. Lo importante, en todo caso, no es la derrota de Daniel Mendoza o el triunfo del expresidente Álvaro Uribe, lo realmente fundamental es que ganó la justicia, lo que constituye el deber ser del derecho”, expuso.

Para cerrar el video, Abelardo de la Espriella destacó el papel del expresidente Uribe como líder político en Colombia y afirmó que los derechos de la prensa permanecieron inamovibles.

“En su honor, excelentísimo señor expresidente, su buen nombre ha sido reestablecido. La justicia y la historia lo reivindican. Intactos están los derechos de la prensa y el mundo digital queda, como debe ser, sujeto a la ley. Tengo algo muy claro, en unos años nadie recordará a los odiadores del presidente Uribe, mientras que el legado honorable del gran colombiano y el justo pronunciamiento de la Corte Constitucional quedarán inscritos con tinta indeleble para siempre en la memoria de la patria”, dijo.

Luego, tomo un vaso con licor. “No puedo evitar el impulso de brindar con un “ron defensor”. Esta fue una defensa épica de casi tres años. Salud, por la justicia”.