Tendencias

Home

Nación

Artículo

Las declaraciones de Aida Merlano contra Álex Char se dieron durante una audiencia esta semana en la Corte Suprema de Justicia. Merlano está prófuga en Venezuela.
Las declaraciones de Aida Merlano contra Álex Char se dieron durante una audiencia esta semana en la Corte Suprema de Justicia. Merlano está prófuga en Venezuela. - Foto: alexandra ruiz poveda-semana / archivo semana

justicia

Aida Merlano acusó a los Char de organizar y pagar su fuga

La excongresista señaló a Álex y Arturo Char como los principales cerebros de la operación que le permitió escapar de la justicia.

SEMANA conoció en exclusiva la declaración que entregó la exsenadora Aida Merlano, prófuga de la justicia, a la Corte Suprema. El relato es estremecedor. Asegura que la intentaron meter a una clínica psiquiátrica y que la iban a llevar a una finca para matarla.

Por eso, no ahorró detalles para contar toda la estrategia que se elaboró para su fuga y entregar detalles a la Corte Suprema sobre los supuestos autores de todo este plan para evadir a la justicia que se adelantó el 1.° de octubre de 2019, cuando saltó desde una ventana de un consultorio odontológico en el norte de Bogotá.

Sin titubeos, Aida Merlano acusó a la familia Char, entre ellos a Arturo y Álex, de haber organizado y financiado en su totalidad la fuga. “Quienes organizaron la fuga obviamente fueron Alejandro Char y Arturo Char. Lo hicieron porque ese día yo tenía una diligencia con la Fiscalía donde declararía en su contra. Y me sacaron con la promesa de mandarme a otro país, de mandarme el dinero para estar bien económicamente y sostener a mi familia. Me prometieron una nueva vida con mi familia mientras solucionaban todo. Esa fue la promesa que me hicieron”.

Según el relato, por eso aceptó fugarse y el plan que le propusieron a través de una videollamada cuando estaba en la cárcel El Buen Pastor de Bogotá. Según la excongresista, Julio Gerlein hijo le habría hecho una llamada para contarle sobre la fuga, en la que ella habría alcanzado a identificar a Arturo y a Fuad. En el testimonio ante el magistrado investigador, sostuvo que su fuga pudo costar por lo menos 1.500 millones de pesos.

 Aida Merlano el día de la fuga. Aquí, cuando abordó una moto.
Aida Merlano el día de la fuga. Aquí, cuando abordó una moto.

“Julio Eduardo me dijo que colaboraría conmigo y que me daba 3.000 millones de pesos con la condición de que no volviera a ver a su papá, que no lo llamara más y que hiciera una nueva vida. Eso fue lo que hablamos”, relató Merlano.

La excongresista dice tener testigos de todo lo que está contando y que a las visitas que recibió en la cárcel de abogados fue acompañada por “Tatiana Oliveros, una compañera de celda que siempre me acompañó a todos los encuentros con los abogados”.

Además, dijo que los Char usaron a una condenada que estaba en la misma cárcel para inducirla al suicidio. “Ellos usaron a Jazmín Becerra para meterme en la cabeza la idea del suicidio, ella se dio cuenta de que yo era depresiva y se aprovechó”, contó. Becerra es la mujer que fue condenada por el millonario fraude a la DIAN y por eso resultó en El Buen Pastor.

Explicó de manera detallada cómo se escapó, justamente, de quienes lograron diseñar y cumplir el plan de fuga de la cárcel, porque, según ella, la orden era asesinarla y enterrarla en una finca de Valledupar. “Ellos adelantaron 500 millones de lo que tenían que entregarme, tenían que pagar 500 millones de la fuga... A mí, por ejemplo, Julio Eduardo me tenía que entregar 3.000 [millones] y luego me tenían que entregar otros 3.000 [millones], pero nunca me los dieron”.

Aunque la comidilla por estos días ha sido la relación amorosa que tuvo con el ahora precandidato a la presidencia Álex Char, Merlano fue por años pareja del empresario Julio Gerlein y, mientras fue representante a la Cámara, era ficha de esa casa política. Al respecto señaló: “Julio fue mi compañero sentimental durante muchos años, me dijo que no podía declarar y me mandó la copia de la solicitud de la Fiscalía, un documento que no tenía que salir de la Fiscalía (no tenía por qué estar en manos de Gerlein). Fue cuando yo digo: no, estoy frita”.

Merlano insistió en que el mismo Julio Gerlein le advirtió que, de hablar, su vida estaría en riesgo, pero ella no le hizo caso, incluso le anticipó que él saldría salpicado con su testimonio ante la Corte. “Porque sí, tengo demasiado conocimiento de cómo se maneja la política en el departamento del Atlántico, le tengo secretos a un sinnúmero de políticos corruptos, que ostentan credenciales y todavía siguen en el Gobierno desangrando al país”.

La declaración que obtuvo en exclusiva SEMANA coincide casi en su totalidad con la entrevista que entregó la excongresista desde su escondite en Venezuela a Vicky Dávila, directora de este medio. Merlano aseguró que le prometieron llevarla, con su familia, fuera del país, con unas condiciones económicas que le permitirían vivir y sostener a su familia, sin afugias o afanes, que tendría “una nueva vida”.

“Justo el 15 de diciembre sale un comunicado de Presidencia donde aumentan la recompensa por mí a 200 millones de pesos. Todo el tiempo el presidente Duque tuvo conocimiento de los lugares donde yo estaba, porque los Char también lo sabían, pero nunca iban a dar la orden de captura, ellos no me iban a capturar, lo que querían era asesinarme”, dijo la prófuga exsenadora.

Noticias relacionadas