nación

Alerta en 15 municipios del Valle por fuertes lluvias

La precipitación generó el desbordamiento de una acequia en el municipio de Andalucía.


Las lluvias no dan tregua en Valle del Cauca, lo que ha generado afectaciones en varios municipios del departamento, donde las autoridades siguen atentas a esta emergencia invernal que ha causado estragos y afectado a varias familias.

Las precipitaciones se han extendido en toda la región, así lo indica la Secretaría de Gestión del Riesgo de Desastres del Valle, la cual mantiene un monitoreo permanente en quince municipios afectados por las lluvias.

De acuerdo con Diana Marcela Navarro, profesional de Gestión del Riesgo, el Gobierno departamental adelanta la articulación con las autoridades municipales para darle manejo a la emergencia.

“Se han registrado inundaciones por colapso de alcantarillado en Candelaria, Obando, Andalucía y Zarzal; por aguas escorrentías en Andalucía y Florida, donde además se registró creciente súbita de una quebrada, y un vendaval en Jamundí”, indicó Navarro.

Además, la Gobernación señaló que las instituciones están realizando seguimiento a las novedades y a las alertas emitidas por el Ideam.

Asimismo, se ha recibido reporte de fenómenos de remoción de masa en los municipios de Yumbo, Calima-El Darién, Versalles, Ginebra, Caicedonia, El Cairo, San Pedro, Riofrío, Obando, Trujillo, Bugalagrande y Buga.

“En Andalucía se registró el desbordamiento de una acequia que afectó una vivienda en el barrio San Vicente, otra en la vereda Tamboral y cinco viviendas afectadas en el corregimiento de Campoalegre. En la cabecera del municipio de El Cerrito, los habitantes se encuentran sin servicio de agua potable debido a la turbiedad, sin embargo, Acuavalle ya se encuentra trabajando en el restablecimiento del servicio”, explicó Navarro.

Cabe recordar que a inicios de este mes, en el municipio de Florida, se presentó la creciente de la acequia Carisucio, afectando a varios barrios del municipio; en Ginebra, la creciente de la quebrada Vanegas causó afectación en la vía a La Floresta, Los Robles y la pérdida de la vía entre Costa Rica y la zona rural.

Igualmente, en Yotoco, el río Mediacanoa se desbordó y afectó varias viviendas con pérdida de enseres. Además, se presentó un fenómeno de remoción en masa en el sector de Alto San Juan y se generó una afectación en el puente sobre el río Piedras que comunica a Riofrío.

“En Ansermanuevo se presentó un fenómeno de remoción en masa en la vereda La Castilla; el municipio de Obando presentó múltiples fenómenos de remoción en masa, afectando toda la zona rural, y en los municipios de Versalles y Calima-El Darién también hubo fenómenos de remoción en masa con afectación en zonas rurales”, aseguró Navarro, que igualmente confirmó que en el barrio Marsella de Pradera resultaron afectadas cinco familias y sus viviendas por el desbordamiento del río Bolo.

Movilidad en zona rural entre La Castilla y La Elvira de Cali fue restablecida

La movilidad en la vía ubicada entre los corregimientos de La Castilla y La Elvira fue restablecida después que se viera afectada por un derrumbe ocasionado por fuertes lluvias; aunque se están llevando a cabo trabajos urgentes para recuperarla, mientras tanto, los habitantes de esos sectores se pueden movilizar por un predio que fue habilitado para dicho tránsito.

Sobre esta urgencia se pronunció Néstor Martínez, secretario de Infraestructura Distrital. “Lo más importante ahora es recuperar la vía para que nuestro sector campesino, la comunidad que vive en la zona rural, no se afecte, para que bajen sus productos y puedan tener comercio con Cali”, aseguró.

En este sector en el que se está presentando el derrumbe, fue necesario excavar una zona privada para habilitar el paso. “Ya de una manera más técnica y más científica se normalizará la vía porque se requiere hacer un proceso de diseño y recuperación de la banda, un estudio del sector para que no continúe presentándose el derrumbe, empleando topografía y luego el diseño de un muro de contención que garantice la estabilidad de la zona. Por ahora estamos haciendo un desvío, recuperando otro sector para poder tener tránsito; le vamos a colocar roca muerta, después material de compactación y así mismo generamos vía lo más pronto posible”, detalló Martínez.

De otro lado, el secretario de Gestión del Riesgo, Rodrigo Zamorano Sanclemente, dijo que desde hace unos días, cuando se presentó este desprendimiento que afectó colegios y comercio, se tomó la decisión de aliviar la situación de manera temporal.

“En este trabajo se empleó una retroexcavadora y unas volquetas, pero debido a las lluvias y la saturación del terreno, se volvió a afectar. El pasado sábado, 18 de junio, a ese desvío se le redujo un metro y medio, para después colocarle material triturado, que genere tracción y así poder dar paso”, indicó Zamorano.