nación

Pilas: se desbordó el río Táchira en Norte de Santander por las fuertes lluvias

En esta región del país, más de 4.000 personas han resultado damnificadas por la ola invernal.


A raíz de las fuertes lluvias que se han registrado en las últimas horas en Venezuela, por causa del fenómeno de La Niña, el río Táchira se desbordó, generando afectaciones en el municipio de Villa del Rosario (Norte de Santander), ubicado en la zona fronteriza con Colombia.

De acuerdo con un reporte preliminar de las autoridades, varias viviendas de la zona rural del municipio han resultado inundadas, y los pobladores han perdido sus enseres y cultivos. Asimismo, las vías están intransitables y los lugareños, incomunicados.

“Necesitamos que la Gobernación del Norte de Santander haga intervención urgente de la vía Juan Frío-Palogordo en Villa del Rosario, por las pésimas condiciones en las que se encuentra, al punto que cada vez que llueve la vía se convierte en un brazo del río Táchira y queda completamente incomunicada por la falta de atención y gestión de los organismos locales y la gobernación”, dijo Edgar Rojas, secretario de Vivienda y Medio Ambiente de Villa del Rosario.

Ante la emergencia ambiental que se registra en esta población y la amenaza que representa el desbordamiento del río Táchira, los organismos de socorro le piden a la ciudadanía no intentar cruzar el río por pasos ilegales, como medida de prevención ante la crecida del caudal.

Las lluvias de esta época afectan además los cultivos de la zona de montaña alta del Táchira y en la zona del país donde se siembran rubros de la temporada seca.

Desde hace más de tres meses, el departamento de Norte de Santander ha sido uno de los territorios más golpeados por la ola invernal. A la fecha, van más de 4.000 damnificados y ocho muertos por las fuertes lluvias, que no cesan.

Durante estos últimos meses se han presentado múltiples emergencias en los 40 municipios que comprenden la región. La zona del Catatumbo es donde más situaciones de alerta se registran. Allí las autoridades siguen reportando inundaciones, deslizamiento de tierra, cierre de vías, entre otros.

Por tal motivo, el gobernador de Norte de Santander, Silvano Serrano Guerrero, mediante un Puesto de Mando Unificado que se llevó a cabo en días pasados en la ciudad de Bogotá con la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres, dejó en evidencia la grave situación que atraviesa el departamento.

El mandatario expuso que son 4.087 damnificados de las emergencias en los 40 municipios. Sin embargo, aclaró que 22 territorios se han visto fuertemente afectados por la temporada de lluvias, dañando los cultivos, carreteras y viviendas en general.

El gobernador Serrano aseguró: “El departamento ha invertido arriba de los $ 6.800 millones en atención de emergencias por las fuertes lluvias”. Luego reveló cuáles son los municipios que presenta más daños: Bochalema, Lourdes, Durania, San Calixto, Ocaña, Salazar, Cáchira, Convención, La Playa, Cucutilla, Arboledas, Chitagá, Mutiscua, Pamplonita, Ábrego, Los Patios, Tibú, Chinácota, Cúcuta, Bucarasica, El Tarra y San Cayetano.

Por otro parte, la mayoría de las víctimas mortales se ha registrado en la región del Catatumbo, de la siguiente manera: Ábrego (1), Tibú (3) y Sardinata, en este último murieron tres hermanos menores por un alud de tierra. Mientras tanto, en la capital nortesantandereana ha fallecido una persona y otra se encuentra desaparecida.