invierno

Alerta en Cundinamarca: Gobernación dice que Enel abrió compuertas de embalse sin avisar

Con drones y equipos humanos que se desplazan en lancha se hace monitoreo a la cuenca baja del río Bogotá. También hay un operativo para entregar ayudas humanitarias a afectados.


En la cuenca baja del río Bogotá hay movimiento de maquinaria amarilla, lanchas que recorren el caudal y en el aire se ven revolotear los drones que monitorean la situación de alerta que se presentó, por incremento en el nivel del río Bogotá.

Se han registrado inundaciones en municipios ubicados en la cuenca baja del afluente, según ha reportado la Gobernación de Cundinamarca.

Los municipios de Sopó, Apulo y Girardot permanecen en alerta, según dijo el gobernador Nicolás García Bustos, quien lidera el Puesto de Mando Unificado (PMU) que opera de manera permanente y que se mantiene expectante, luego de los hechos registrados.

Regaño por abrir compuertas de embalse

Un punto que llama la atención es el de las descargas de la represa Alicachín pues, según dijo el mandatario de Cundinamarca, la empresa Enel procedió a abrir las compuertas “sin informar”, lo que generó una alerta en la cuenca baja del río.

El llamado de García Bustos fue contundente: “Necesitamos que las horas y los momentos en los que se hagan las descargas sean articuladas, controladas y de conocimiento de todos para generar información oportuna a la comunidad”, advirtió.

Luego de la emergencia, en el PMU definieron que se realizarán descargas controladas de los diferentes embalses de manera articulada con la CAR y Enel Codensa.

No obstante, por el momento ya hay afectaciones que son las que están siendo reparadas y de las que se está procediendo a hacer control de la situación para evitar que se repitan.

La disposición de drones continúa, de manera que el monitoreo siga y se supervisen los jarillones en toda la cuenca del río Bogotá, tanto alta como media y baja, esta última donde se han presentado inundaciones.

Sigue también el monitoreo en municipios como Nemocón y Tocaima. Y hay especial atención en Girardot, pues es el municipio en el cual termina la cuenca baja del río y donde también se conecta con el río Magdalena.

Lluvias, invierno, aguacero, temporada invierno
El invierno se extenderá hasta más allá del segundo semestre. - Foto: GUILLERMO TORRES REINA

De acuerdo con los reportes de la Gobernación de Cundinamarca, en la provincia de Sabana Centro ya se registra una disminución de 60 centímetros de los niveles del río.

En municipios como Apulo y Tocaima se han generado inundaciones en barrios vecinos y hay infraestructura como puentes con afectaciones, señaló García Bustos.

Hacia Nemocón y en Tocaima se han desplegado operativos de ayuda humanitaria, que están entre los municipios con afectaciones.

El invierno sigue

Y el invierno no parece dar tregua. Según el Ideam, autoridad en el tema, las lluvias continuarán en el segundo semestre y en septiembre se producirá la segunda temporada de lluvias intensas, con una probabilidad entre el 61 % y 87 %, que inicia desde septiembre hasta principios de diciembre, con una intensidad entre débil y moderada.