Home

Nación

Artículo

John Fredy Gallo Bedoya, alias Pájaro fue capturado este jueves.
John Fredy Gallo Bedoya, alias Pájaro fue capturado este jueves. | Foto: Captura de video

Judicial

Alias Pájaro, el exparamilitar que llegó a ser el hombre de confianza de Ramón Isaza y estuvo detrás de fuga de Matamba

John Fredy Gallo Bedoya fue detenido tras un complejo operativo de las autoridades. Durante años se especializó en hacerle el quite a la justicia y, pese a su prontuario, se movía a sus anchas en el centro del país y los Llanos orientales.

21 de abril de 2023

Los informes de inteligencia señalan que Pájaro, quien estuvo vinculado a las Autodefensas del Magdalena Medio durante 20 años, conocía como pocos la zona y se movilizaba con cautela para no ser detectado por las autoridades. Para esto, no pasaba más de siete días en un solo lugar y solamente tenía contacto con un reducido número de personas.

“Desplegaba su accionar delictivo en el departamento de Cundinamarca y en Puerto Boyacá. Nuestra inteligencia policial le seguía el paso desde hace varias semanas”, explicó el coronel Édgar Cárdenas, director de Antinarcóticos de la Policía Nacional.

Gallo Bedoya ingresó en 1986 a las Autodefensas del Magdalena Medio. Diez años después, tras su desmovilización se contactó con Arnubio Triana Mahecha, alias Botalón, para así ingresar a las Autodefensas de Puerto Boyacá, siendo hombre de confianza de Ramón Isaza Arango, alias El Viejo.

Isaza le ordenó comandar el Frente Celestino Mantilla de las Autodefensas Campesinas de Puerto Boyacá que ejecutó varios delitos. En 2006, tras el proceso de desmovilización, se postuló a la ley de Justicia y Paz, pero jamás cumplió con los mínimos requisitos, alejándose para así seguir en la vida criminal

Pájaro tiene antecedentes por los delitos de homicidio agravado, homicidio y tortura en persona protegida y terrorismo.

John Fredy Gallo Bedoya, alias Pájaro, fue capturado este jueves en un complejo operativo adelantado por la Policía.
John Fredy Gallo Bedoya, alias Pájaro, fue capturado este jueves en un complejo operativo adelantado por la Policía. | Foto: Captura de video

En diciembre de 2022 se emitió una orden de captura en su contra por el delito de concierto para delinquir agravado. Pocos meses después, fue vinculado formalmente con los delitos de concierto para delinquir y fuga de presos por el burlesco escape del narcotraficante Juan Larinson Castro Estupiñán, alias Matamba, de la cárcel de La Picota, de Bogotá.

En marzo pasado, SEMANA reveló en exclusiva pruebas que vinculaban a alias Pájaro con todo el plan de fuga del narcotraficante Juan Larinson Castro Estupiñán, alias Matamba, en la madrugada de 18 de marzo de 2022 en la cárcel La Picota, de Bogotá.

Matamba abril 20 de 2023
Matamba y Pájaro | Foto: Semana

En la reunión que se celebró en la noche del 16 de marzo de 2022 en un establecimiento ubicado en una bomba de gasolina en el norte de Bogotá, para finiquitar el plan de fuga, El Caballista, quien se movilizaba en vehículos de alta gama, se encontró con Manuel Antonio Castañeda, quien trabajaba con la Unidad Nacional de Protección (UNP) para finiquitar la fuga de Matamba, quien se encontraba en la cárcel La Picota.

Ya con las primeras horas del nuevo día, los tres hombres se dirigieron al sur de la capital de la República. En cercanías al botadero de Doña Juana fueron interceptados por un vehículo de bajo cilindraje del cual se bajó “un sujeto moreno que vestía sudadera y tenía en su mano una pistola con silenciador y se monta a mi camioneta con nosotros”.

Este hombre era nada más ni nada menos que Matamba, que había salido con toda naturalidad del pabellón de extraditables de la cárcel.

“Lo primero que hace este sujeto es decirle a Pájaro: ‘Gracias, patrón, le debo esta vida y la otra, ya el dinero lo cuadramos’. Le da un beso, al señor Édgar le da las gracias y a mí me saluda chocando los puños” (sic), testificó Castañeda.

Siguiendo las recomendaciones, el conductor aceleró para salir de Bogotá y llegar lo más pronto posible. A las 4:30 a. m., tras pasar por “puente largo” de El Doral, se orillaron en la carretera.

El del circulo rojo es alias Pájaro, quien según la Fiscalía habría sido el otro cerebro de la fuga de Matamba.
El del circulo rojo es alias Pájaro, quien según la Fiscalía habría sido el otro cerebro de la fuga de Matamba. | Foto: Fiscalía

“Cuando llegamos a ese punto había dos camionetas parqueadas (…) como cuatro o cinco sujetos, al parecer, escoltas de la UNP, porque estaban bien atalajados, pues portaban pistolas, proveedores y placas del cuello. De la Frontier se bajan Pájaro y Matamba, se suben solos a la TXL blanca porque uno de los escoltas le entregó las llaves a Pájaro para que manejara”.

Édgar dio instrucciones precisas a los hombres de lo que debían hacer con los vehículos. Tras llegar a la finca que ya estaba fijada, se encontraron con que 50 personas que lo estaban esperando. “Alias Pájaro da la orden al parecer a los encargados de la finca, entonces los viejitos salen y entregan fusiles AK-47, escopetas y pistolas como a 40 personas”.

Las cámaras de seguridad de un peaje en el Magdalena Medio registraron el paso de las camionetas en la que se movilizaba alias Matamba.
Las cámaras de seguridad de un peaje en el Magdalena Medio registraron el paso de las camionetas en la que se movilizaba alias Matamba. | Foto: Cortesía

A las 9:00 a. m. del 17 de marzo, Castañeda, El Caballista y otra persona cuya identidad se desconoce se devolvieron en la camioneta que le había prestado el capitán Duque Casas. “Llegando a Bogotá, Édgar llamó a un contacto de la Policía que dice que es del CAN, para que borre los videos de desplazamiento para no dejar registro. Llegamos a la calle 80, el calvo se bajó cerca del CAI de la Policía y nos fuimos por la 26″.

De alias Pájaro, el hombre clave, se sabe que es un desmovilizado de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC). Tiene nexos directos con los comandantes del Clan del Golfo, coordinando a los prestamistas y manejando las finanzas de la banda criminal en el centro del país. Informes de inteligencia señalaron que maneja dos vehículos de gama alta y una finca cercana al Puente de Guadua, sobre la calle 80, en el occidente de Bogotá.