nación

Alto flujo de personas llegan a la tumba de Darío Gómez en Medellín

El reconocido Rey del Despecho fue uno de los cantantes más queridos en Colombia, porque sus letras eran muy sentidas y han acompañado por décadas a miles de personas mientras atraviesan por rupturas amorosas o tusas.


Luego de permanecer 26 horas en el estadio Atanasio Girardot, el reconocido ‘Rey del Despecho’ fue sepultado el pasado sábado 30 de julio en el Parque Cementerio Campos de Paz, al sur de Medellín.

El sitio que escogió la familia dentro de las 12 hectáreas del cementerio cobra importancia por el simbolismo que tiene para la ciudad: en esa zona están las personas más destacadas por los paisas, resaltados por sus trabajos culturales y políticos como el artista Jorge Marín Vieco –uno de los escultores figurativos más relevantes de la historia del arte en Colombia– y dos líderes que fueron asesinados por orden de Pablo Escobar: el exgobernador de Antioquia Antonio Roldán Betancur y el exprocurador Carlos Mauro Hoyos.

“Es una parte muy importante de nuestra historia en la que va a estar ahora el ‘Rey del Despecho’, agregándose a esta colección funeraria. No solamente es entender el cementerio como un espacio donde se están enterrando los cuerpos, sino la historia de Medellín. Básicamente, va a estar ubicado en el mejor espacio. La gente lo va a poder ubicar muy fácil”, explicó el profesor de Historia de la Universidad Pontificia Bolivariana, Diego Bernal, en diálogo con SEMANA.

Y, al parecer, sus fanáticos efectivamente lo han sabido ubicar con facilidad. Durante todo el día, centenares de seguidores llegan hasta su tumba en moto, taxi o a pie.

“Hay gente que llega a orarle a la tumba, hay otros que sin conocerse se encuentran allí y se ponen a compartir anécdotas de él. Incluso se ven personas que llegan y le cantan algunas de sus canciones. También están otros visitantes en sus vehículos que le ponen algunos de sus temas”, dijo Marcela Bermúdez, coordinadora de compras de Campos de Paz en conversación con El Colombiano.

De acuerdo con Bermúdez, el alto flujo de personas es incalculable y el sitio hasta podría convertirse en un lugar turístico. Y no era para más. Darío Gómez fue uno de los más queridos cantantes en Colombia, no solamente por ser un intérprete de un género muy escuchado en el país, sino porque sus letras eran muy sentidas y han acompañado por décadas a miles de personas mientras atraviesan por rupturas amorosas o tusas.

A sus 71 años, la prematura partida del cantante dejó un luto profundo en Colombia. En un comunicado, emitido por la clínica Las Américas, en Medellín, se revelaron las condiciones médicas de su deceso. Gómez ingresó el pasado 26 de julio al servicio de emergencias en estado de inconsciencia.

La clínica cuenta que sufrió un colapso súbito en su residencia y llegó sin signos vitales. A pesar de que el personal del hospital, uno de los mejores de Antioquia, hizo todo lo posible por reanimarlo, el cantante falleció a las 7:31 p. m.

Noticias relacionadas