elecciones 2022

Así pueden votar las personas invidentes en las elecciones de este domingo

La Registraduría distribuyó tarjetones diferenciados en todos los municipios del país para facilitar la elección de la población con dificultades visuales.


Más 90.000 personas con discapacidad visual están habilitadas para ejercer su derecho al voto este domingo 29 de mayo en el marco de la primera vuelta presidencial. El Instituto Nacional para Ciegos (INC) informó que la Registraduría ofreció las garantías de accesibilidad para sufragar.

La elección se hará por medio de tarjetones diferenciados que previamente fueron marcados con la técnica braille, un sistema de lectura y escritura táctil que ayudará a la población a identificar en la ficha al candidato de su elección.

Sin embargo, otros lo harán en los documentos tradicionales que rellenarán con el acompañamiento de alguien que le inspire confianza, procure que sea mayor de edad. Además, tenga en cuenta que puede ingresar a los puestos de votación con su perro guía.

El proceso

Si el voto tendrá las características de braille, una vez la persona llegue al sitio de votación deberá solicitarle al delegado de la Registraduría el tarjetón diferenciado. Si hay escasez del documento, los puestos aledaños pueden facilitarlo con previa autorización de la entidad civil.

El INC advirtió que, cuando se reciba la ficha braille para marcar, se encontrarán nueve casillas para escoger y no ocho, como sí ocurrirá en los demás tarjetones, dado que la producción del material accesible empezó antes de que se retiraran dos aspirantes: Ingrid Betancourt y Luis Pérez.

“Si marca alguno de los candidatos que aparecen en la tarjeta electoral en braille, y la postulación de este ya no está vigente, el voto será anulado”, anticipó la entidad.

Si por alguna razón considera que debe cambiar de tarjeta electoral, eñ votante podrá solicitarle al jurado la reposición y la otra será anulada de inmediato.

Las recomendaciones

- Consultar previamente el lugar y mesa de votación en la página de la Registraduría Nacional.

- Salir con anticipación para evitar congestiones y contratiempos, recordar que los puestos de votación se abrirán en jornada continua de ocho de la mañana hasta las cuatro de la tarde.

- Llevar la cédula, este es el único documento válido para votar.

- Asistir acompañado de una persona de confianza.

- Al llegar al punto de votación, solicitar al delegado de la Registraduría la tarjeta electoral braille.

- Tomarse el tiempo necesario en el cubículo para sufragar y no olvidar que se tiene prioridad en la fila.

- No utilizar el celular en la mesa de jurados ni el cubículo de votación.

- Emplear bolígrafo y votar sobre la zona de marcado, tener en cuenta el partido, nombre del candidato o voto en blanco.

- Al terminar, reclamar el certificado electoral, en el futuro este brindará varios beneficios.

El tarjetón braille se estrena en esta elección

Hay un voto que parece no verse, al menos, en las sumas y restas de los estrategas de campaña: el de los colombianos que no pueden ver. Desde que el sufragio universal se instauró en Colombia (1936), el Estado ha tenido la obligación de garantizar que el derecho se ejerza de forma “autónoma y secreta”.

Durante más de medio siglo, los colombianos en condición de discapacidad visual no pudieron hacerlo de esa manera: su decisión siempre estuvo expuesta “a la vista pública”. Las elecciones de 1994 fueron las primeras de la historia en las que hubo tarjetones impresos en tinta braille. El país dio un salto al pasado en materia de derechos en 2002, cuando la Registraduría no los imprimió para esos comicios.

La Corte Constitucional falló una tutela contra el Estado, le reiteró su obligación de disponer la tarjeta en braille, y permitir a las personas en condición de discapacidad acudir al cubículo junto a un acompañante de confianza. Las del plebiscito por la paz de 2016 fueron las primeras elecciones en las que se dispuso la plantilla braille, y hubo algunos que se apuntaron a estrenarse en el voto secreto.

Según el más reciente censo (Dane, 2018), en Colombia viven 1.948.332 personas con discapacidad visual (4,4 por ciento de la población). Para que los habilitados puedan votar el 29 de mayo, trabaja sin descanso la “fábrica de puntos”, como Carlos Parra, director del Instituto Nacional para Ciegos (Inci), llama a la máquina de braille en el centro internacional de Bogotá. Debe imprimir 90.000 tarjetones, para quienes quieran pronunciarse a través de este sistema. Serán los únicos tarjetones sin foto y cuya tinta es a un solo color.

Noticias relacionadas