Home

Nación

Artículo

Abuso sexual a menores
Abuso sexual a menores - Foto: Getty Images

judicial

Atención | Orden de captura en contra del pastor cristiano, José Francisco Jamocó, acusado de abuso y acoso sexual de nueve mujeres

Un juez lo cobijó con medida de aseguramiento en el marco del proceso que se le adelanta por abuso sexual.

El pastor José Francisco Jamocó Ángel fue enviado a la cárcel en el marco del proceso que se le adelanta por presuntamente haber abusado y acosado sexualmente a varias de sus feligreses y personas que trabajaban en el Centro Cristiano de Alabanza El Shadai, ubicado en Bogotá.

En la diligencia judicial, que se adelanta de manera reservada, se ordenó la captura inmediata del pastor para que cumpla con la medida de aseguramiento en la cárcel Modelo de Bogotá.

En la decisión, el juzgado 74 de control de garantías avaló los argumentos presentados por la Fiscalía General sobre el riesgo que representa el pastor para la sociedad y para las víctimas, de recibir presiones o amenazas para que cambiaran su versión de los hechos.

La defensa del pastor presentó recurso de revisión y apelación, el cual deberá ser resuelto por un juez de conocimiento de la capital de la República. La Fiscalía General le imputó el delito de acceso carnal con persona puesta en incapacidad para resistir.

En contra del líder de la Iglesia Centro Cristiano de Alabanza El Shadai existen nueve denuncias de mujeres que aseguran que el pastor abusó de ellas, algunas cuando eran menores de edad, dentro de las instalaciones del centro ubicado en Bogotá.

Una de las denunciantes aseguró que ingresó en el año 2005 a trabajar como recepcionista en el centro cristiano. Al principio, el pastor se mostró muy amable y la ayudó con subsidios de estudios universitarios para vivienda.

Pocos meses después, Jamocó intentó propasarse con ella, obligándola a que se sentara en sus piernas. Luego, le habría ordenado que le practicara sexo oral en el lugar donde funcionaba su oficina, además de tener relaciones sexuales con ella. Estos hechos se presentaron en el 2012.

Cuando se publicaron las denuncias, el pastor decidió radicar una tutela en contra de los medios de comunicación que las habían revelado, pidiendo la protección de sus derechos a la honra, el buen nombre y presunción de inocencia.

Por medio de sus apoderados judiciales, el pastor rechazó los señalamientos. Mientras esto ocurría, las denunciantes insistían en pedir agilidad para vincular formalmente al hombre a un proceso judicial. Pese a que existían pruebas documentales y testimoniales, el caso avanzó a paso de tortuga.

Incluso, varias de ellas insistieron en que habían sido revictimizadas por los delegados del ente investigador, que insistían en que debían haber puesto resistencia y no aplicar lo que aprendieron en sus casas y decir “no”.

En medio de la accidentada audiencia, el juez del caso compulsó copias ante la Comisión de Disciplina Judicial con el fin que se investigue al abogado defensor del pastor Esto debido a los pronunciamientos que hizo en el marco de la diligencia.

La ONG Metamorfosis, que ha acompañado a las denunciantes, les solicitó a las autoridades continuar con las acciones con el fin de que no se sigan presentando los abusos a otras mujeres, niñas y adolescentes por parte del líder religioso.

“No se pueden seguir tolerando en el contexto de la fe y en ningún otro escenario, más aún permitiendo a los agresores quedar en la impunidad”, precisó la ONG mediante un comunicado. La audiencia es reservada debido a que muchas de las víctimas eran menores de edad cuando se presentaron los hechos.

Igualmente, el juez tomó la decisión de preservar y proteger la identidad de las denunciantes, esto con el fin de evitar a toda costa su revictimización.

En contra del pastor Jamocó existen otras denuncias por abuso psicológico, debido a que las presiones, amenazas y ataques constantes las afectaron en su vida diaria. Tras denuncias, muchas de ellas fueron hostigadas por los integrantes de la iglesia, una de las más grandes del país.