bogotá

Atención: se reportan dos nuevos casos de viruela del mono en Bogotá

Se trata de dos adultos. A la fecha, se han confirmado cinco casos de viruela símica en el país. Cuatro en Bogotá y uno en Medellín.


El Ministerio de Salud y el Instituto Nacional de Salud confirmaron dos nuevos casos de viruela símica o del mono en Colombia. Los casos identificados por la Secretaría Distrital de Salud de Bogotá, fueron confirmados por el INS en las últimas horas, luego del diagnóstico por laboratorio de la entidad.

Se trata de dos adultos, el primero de ellos con antecedente de viaje a Europa y el segundo, con nexo epidemiológico del primero y sin antecedente de viaje. Ambos positivos por PCR en diferentes muestras.

Los dos casos permanecen aislados y se les ha dado manejo ambulatorio. La Secretaría de Salud de Bogotá, entidad territorial que realizó la investigación epidemiológica de campo correspondiente y el cerco epidemiológico a los contactos identificados, mantiene en seguimiento a los contactos referidos por el paciente con antecedente de viaje y el otro infectado niega otros contactos en el país.

A la fecha, se han confirmado cinco casos de viruela símica en el país. Cuatro en Bogotá y uno en Medellín.

Las manifestaciones de la viruela símica pueden incluir fiebre, dolor de cabeza intenso, dolores musculares, dolor de espalda, poca energía, ganglios linfáticos inflamados y una erupción cutánea o lesiones maculopapulosas. En el caso de presentar síntomas o si se estuvo en contacto con un caso sospechoso, se debe establecer comunicación con EPS o acudir a un centro de salud.

Aunque en la mayoría de los casos, los síntomas desaparecen por sí solos en unas pocas semanas, en algunas personas pueden provocar complicaciones médicas e incluso la muerte. Por eso es importante consultar.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), ha declarado que hasta este momento y pese a los brotes presentados en distintos países del mundo y tras una evaluación del riesgo, no se considera este evento como una Emergencia de Salud Pública de Preocupación Internacional.

Es crucial insistir y valorar antecedente de viaje o contacto estrecho (incluso sexual) con personas en donde la viruela símica es endémica o en países afectados por brotes.

Síntomas distintos

Los primeros enfermos británicos de viruela del mono presentaban unos síntomas distintos a los que normalmente se detectan en los países africanos en donde, hasta la pasada primavera, esta enfermedad se consideraba endémica, según un estudio publicado el sábado.

En general, se consideraba como un síntoma casi sistemático de la enfermedad una subida de fiebre, pero de los pacientes estudiados en el Reino Unido, eso solo le sucedió a algo más de la mitad, señala el estudio, publicado en el Lancet Infectious Diseases.

La investigación, realizada con unos cincuenta enfermos, es una de las primeras en caracterizar las especificidades clínicas de la epidemia actual de la viruela del mono. Hasta la pasada primavera, cuando la viruela del mono empezó a propagarse, esta enfermedad se consideraba endémica solo en unos diez países africanos.

Pero en los últimos meses se han registrado miles de casos en Europa y en el continente americano: más de 3.000, según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El Reino Unido es uno de los primeros países en los que se notificaron casos este año. Las observaciones de este estudio se hicieron a finales de mayo, cuando solo se había detectado un centenar de enfermos en ese país.

Así, la muestra corresponde a más de la mitad de los pacientes conocidos allí en aquel momento. En su caso, la viruela del mono se manifestó de manera muy diferente a como lo hace en África en general. No solo porque había menos casos de fiebre, sino porque, cuando se daba un aumento de la temperatura, este duraba mucho menos. Además, las hospitalizaciones también eran mucho menos frecuentes.

En cuanto a las lesiones típicas de la enfermedad, estas se concentraban sobre todo en torno a los genitales. En los casos anteriores, solían ser mucho más extensas, afectando por ejemplo la cara o la nuca.