Tendencias

Home

Nación

Artículo

Ejercito Nacional
Imagen de archivo. - Foto: GUILLERMO TORRES REINA

nación

Atención: un soldado muerto y otros 4 militares heridos dejan combates con el ELN en Arauca

Los militares fueron atacados mientras participaban en una operación contra el narcotráfico.

En las últimas horas se presentó un ataque por parte de guerrilleros del ELN contra el Ejército en la región de Tame, Arauca. El informe preliminar indica que un soldado murió y otros cuatro militares, entre ellos un suboficial, resultaron heridos.

De acuerdo con la información militar, en desarrollo de la operación conjunta “Samuel”, tropas de distintas especialidades sostuvieron un combate fuerte durante una hora aproximadamente contra la comisión armada del Batallón Héroes y Mártires del ELN.

Entre las unidades que viajaban en el helicóptero que fue atacado desde tierra por parte de los subversivos, se encontraban los del Conat, que son expertas en la lucha contra el narcotráfico. El reporte indica que el fallecido habría sido herido en vuelo.

El ataque contra los militares por parte de la guerrilla del ELN se da en momentos en los que el gobierno de Gustavo Petro reactivó el proceso de paz con dicha estructura, para conseguir lo que ha señalado la ‘paz total’.

Cabe recordar que recientemente el ELN criticó la propuesta de ‘paz total’ que fue anunciada por el Gobierno nacional. Los cuestionamientos se dieron hace cuatro días, cuando la guerrilla dijo que, “ahora, en 2022, en el marco de la denominada paz total, un proyecto de ley pretende que estructuras que ejercen violencia sistemática por razón de negocios de lucro y acumulación de capital, tengan el ropaje que el Derecho Internacional solo otorga a partes contendientes; así, implica dos grandes trampas el plausible objetivo de desactivar con método dialógico a grupos criminales que han crecido exponencialmente, por la propia inmersión estructural en la miseria, por la exclusión que rodea a miles de muchachos dedicados al narcotráfico”.

Añade la guerrilla que, “una cosa es pensar en desarticular estratos de algunas bandas criminales, siendo Colombia el segundo país del mundo con más cantidad de ellas, y otra cosa es servir a la impunidad y beneficios de grandes capos ligados a poderosos sectores económicos, políticos y de las Fuerzas Armadas, dejándoles intocables en las sombras y también a un lado la responsabilidad de crímenes de Estado y el genocidio continuado ampliamente documentado”.

Este nuevo ataque contra la Fuerza Pública se da tras el ocurrido hace una semana en San Luis, en el departamento del Huila, en donde disidentes de las Farc de la estructura Ismael Ruiz atacaron con explosivos a una patrulla de la Policía, asesinando a siete de sus ocupantes.

Los uniformados se movilizaban de Neiva hacia San Luis, cuando al paso de la camioneta en la que viajaban les detonaron dos poderosos explosivos, asesinando a algunos uniformados en el momento, y otros que quedaron heridos fueron rematados con fusiles y armas cortas.

Según las primeras hipótesis, los criminales se escondieron en medio de la maraña para emboscar a los uniformados, quienes se desplazaban para relevar a varios compañeros. SEMANA conoció que la investigación deja, por el momento, la identificación de al menos 10 líneas de celulares que estaban en el lugar donde se dio el atentado contra los policías.

Sobre este caso, hay mencionar que, de los ocho policías que viajaban en la patrulla, uno se salvó de morir y es hoy el único testigo sobre cómo ocurrieron los hechos. Se trata del auxiliar de Policía, Gustavo Esquivel, quien se encuentra recuperándose en el hospital de la institución en Neiva.