nación

Aterrador: carpintero terminó extorsionado, tras recibir una promesa de trabajo

El sujeto, de 50 años de edad, terminó recibiendo órdenes de presuntos integrantes de la banda criminal, que lo amenazaron con asesinarlo.


Desde hace varios meses, las autoridades han venido advirtiendo por una nueva modalidad que está utilizando la delincuencia común para conseguir dinero.

La estrategia de los delincuentes consiste en solicitar servicios de empresas o personas, a quienes hacen desplazar, por lo general a zonas apartadas de la ciudad. Estando en el sitio, alejados de la civilización, por vía telefónica, los delincuentes, esos mismos que los habían contratado, le aseguran a su víctima que se encuentran bajo poder de algún grupo criminal y que para poderlo dejar ir deben pagar una millonaria cifra de dinero.

Esto le sucedió recientemente a un humilde carpintero en Barbosa, Santander. El sujeto, de 50 años de edad, recibió una llamada de un supuesto cliente, quien le dijo que lo contrataba por el valor de 4.000.000 millones de pesos para hacer unos arreglos en una cocina. Ilusionado, el carpintero cogió carretera hasta el municipio de Barbosa, Santander, a donde le habían indicado sus nuevos jefes.

Tras casi ocho horas de camino, el carpintero decidió hospedarse en un hotel y seguir el camino al otro día. La mañana siguiente el carpintero siguió hasta el municipio de Puente Nacional, Vereda La Capilla, a donde le habían dicho que tenía que llegar.

Estando en el lugar, el carpintero recibió una llamada nuevamente, en la que le advertían que estaba en zona de injerencia del Clan del Golfo, y que para dejarlo ir tenía que pagar 25.000.000 millones de pesos o de lo contrario sería asesinado.

Para infundir miedo al carpintero, los supuestos integrantes del Clan del Golfo le aseguraron que uno de sus francotiradores le estaba apuntando directamente y que ante cualquier movimiento que intentara hacer, le dispararían.

Con el carpintero en sus manos, otro de los integrantes de la estructura criminal se comunicó con su hija y le hizo la millonaria exigencia de dinero. La joven, asustada, decidió acudir a la Policía para hacer la denuncia, en la que reportaba que había recibido una llamada en la que unos sujetos le estaban exigiendo el pago de 25 millones de pesos para regresarle con vida a su padre.

Con la información en sus manos, los policías del Gaula, de inmediato, se desplazaron hasta el lugar donde el hombre había sido citado, encontrándolo a un lado de la vía, acompañado de un mototaxista que lo había transportado, y también se encontraba aparentemente retenido por los delincuentes, los cuales fraguaron todo el entramado criminal a través de llamadas telefónicas.

Según el relato de las víctimas (el carpintero y su hija), los delincuentes se identificaron como hombres de alias Gonzalito, uno de los jefes máximos del Clan del Golfo.

“En su relato, el hombre manifestó haber sido contactado a través de redes sociales donde ofrecía sus servicios como ebanista; la persona que lo contraría le solicitó su número celular para mantener comunicación, luego de una negociación acordaron que le pagarían 4 millones de pesos para hacer una cocina, razón por la cual, se desplazó desde el municipio de Barbosa, Antioquia, hasta el municipio de Barbosa en el departamento de Santander”, dijo el coronel Miguel Thiriat, director del Gaula.

Luego de la aterradora odisea que vivió el carpintero, dijo la Policía, las dos personas fueron llevadas hasta la Estación en Barbosa, Santander, y luego regresaron a sus actividades normales.

La Policía reiteró el llamado a los ciudadanos para que tomen precauciones a la hora de aceptar trabajos de desconocidos y en zonas diferentes al lugar de su residencia.