violencia

Balacera en plena calle en Puerto Wilches dejó un hombre muerto y dos mujeres heridas

Dos hombres que se movilizabn en una motocicleta llegaron al lugar y le dispararon en varias ocasiones a la víctima, quien falleció en ese instante.


Un hombre de 34 años, identificado como Wilman Mojica Duarte, falleció este martes 19 de abril tras recibir varios disparos en una calle del barrio Ciénaga del municipio de Puerto Wilches, en el departamento de Santander.

Desde hace varios meses, los actos de violencia que se perpetran en el lugar se han recrudecido y son cada vez más los casos que se conocen de asesinatos, venganzas y amenazas, tanto de grupos armados al margen de la ley como de la redes de narcotráfico que delinquen en la zona.

En esta oportunidad, según explicó Carlos Ardila, comandante operativo de la Policía del Magdalena Medio, citado por Blu Radio, la víctima se encontraba consumiendo drogas en el momento en que fue sorprendido por los dos sicarios.

El hombre, oriundo del municipio de Girón, también en Santander, era reciclador y se encontraba allí sentado cuando dos hombres a bordo de una motocicleta se bajaron de ella y abrieron fuego contra él, dejándolo muerto al instante.

Dos mujeres que se encontraban en el lugar llegaron para auxiliarlo y también resultaron heridas, sin embargo, las autoridades informaron que fueron trasladadas al centro asistencial del municipio y se encuentran fuera de peligro.

La víctima, de acuerdo con las autoridades, tenía varios antecedentes por delitos de homicidio, tráfico de estupefacientes y concierto para delinquir, por lo que no se descarta que su asesinato esté relacionado con una venganza.

Las autoridades del departamento trabajan para obtener información sobre los asesinos que huyeron del lugar.

Hace cerca de un mes se presentó otro acto de sicariato en el municipio cuando fue asesinado un hombre de 31 años de edad y su acompañante quedó gravemente herido.

La persona fallecida fue identificada como José Luis Pedrozo. Los hechos, según reportaron las autoridades, ocurrieron en el sector conocido como Isla 6, cuando dos hombres dispararon en varias oportunidades contra las víctimas que se dirigían hacia su finca.

Hasta el momento, las autoridades no han logrado determinar si el hecho obedece a un ataque de alguno de los grupos ilegales que hace presencia en la zona o si se trata de un acto de violencia ejecutado contra las dos víctimas de este acto delincuencial.

Cabe recordar que hace menos de 15 días se hizo un consejo de seguridad en esta zona del país para estructurar y ejecutar acciones que sean efectivas y dar con los responsables de las muertes violentas presentadas en la localidad. Sin embargo, en los últimos días han persistido las acciones violentas y los desplazamientos.

La Alianza Colombia Libre de Fracking denunció que una de sus lideresas tuvo que salir del país debido a las amenazas que recibió. Yuvelis Natalia Morales, quien también hace parte de Aguawil en Puerto Wilches (Santander), había sido amedrentada el año pasado tras su intervención en una audiencia sobre fracking en el Congreso de la República.

De acuerdo con la organización, “las amenazas volvieron los últimos días, después de su liderazgo en un plantón pacífico contra la Audiencia de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) sobre el piloto de fracking Kalé”.

¿En qué va el fracking?

Luego de una audiencia pública ambiental que se realizó en Puerto Wilches, donde participaron representantes de la comunidad (además de la Anla, que finalmente será la encargada de dar el licenciamiento respectivo al piloto de fracking que adelanta Ecopetrol en el Magdalena Medio), anunciaron que radicaron una tutela contra la implementación de los proyectos piloto de fracking con el argumento de que se ha presentado violación de los derechos fundamentales a la participación ambiental, acceso a la información, debido proceso y vida e integridad.

La Alianza Colombia Libre de Fracking fue la encargada de anunciar la radicación de la tutela que, según los voceros de la organización ambientalista, representa el sentir de jóvenes, mujeres, campesinas, pescadores, trabajadores de la palma, pensionados, estudiantes y ambientalistas de Puerto Wilches y el Magdalena Medio.

Según expresaron, con la acción muestran el inconformismo por el avance con los pilotos, “a pesar de que existe una moratoria judicial en Colombia para hacer fracking comercial desde el 2018 y de que se ha comprometido internacionalmente a reducir sus emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) y a implementar estrategias para la mitigación de la crisis climática a nivel interno”.

Además, señalan que con la acción constitucional intentan “exigir justicia ante la arbitrariedad del fracking”.