Home

Nación

Artículo

Dos hombres fueron capturados por su presunta participación en el asesinato de dos conductores de buses en Barranquilla.
Dos hombres fueron capturados por su presunta participación en el asesinato de dos conductores de buses en Barranquilla. - Foto: Policía

nación

Capturan en Cartagena a dos presuntos implicados en el asesinato de conductores de buses en Barranquilla

Se trata de Edgardo de Jesús Martínez Suárez y Geovanny Eusebio Ospino Rodríguez, más conocidos con los alias de Damián y Cheo, respectivamente.

La Policía Metropolitana de Cartagena informó sobre la captura de dos personas, quienes presuntamente estarían vinculadas con el asesinato de dos conductores de buses en Barranquilla.

Se trata de Edgardo de Jesús Martínez Suárez y Geovanny Eusebio Ospino Rodríguez, más conocidos con los alias de Damian y Cheo, respectivamente.

El primero, según las autoridades policiales, sería el conductor de la moto donde se transportaba un individuo que le disparó a John William Pardo Castillo, el hombre que trabajaba con la empresa Transmecar y fue asesinado en hechos ocurridos el día 31 de julio en el barrio Manuela Beltrán del municipio de Soledad, Atlántico.

“Con orden de captura vigente por la presunta comisión del delito de homicidio agravado en concurso con fabricación, porte de arma de fuego y/o municiones”, anotó la institución a través de un comunicado de prensa.

El otro capturado, alias Cheo, es señalado como presunto responsable de la muerte del señor José del Carmen Padilla, quien fue asesinado en la tarde del 25 de julio, tras recibir varios impactos de bala.

“Estos sujetos estarían con mujeres, escondidos en Cartagena, mencionando otra identidad para evadir las autoridades. Los capturados serán dejados a disposición de la Fiscalía General de la Nación, por los delitos que se les señala”.

La Policía de Cartagena aseguró que “en lo corrido del año se han capturado 100 personas por el delito de homicidio y se han incautado 443 armas de fuego”.

Los homicidios

José del Carmen Hernández Padilla murió el 25 de julio cuando ejercía su labor como conductor, adscrito a la empresa Coolitoral. De acuerdo con las primeras versiones, la víctima transitaba por la calle 99 con carrera 6 y fue abordado por dos sujetos armados. Los delincuentes subieron al vehículo con intenciones de cometer un hurto, lesionaron al conductor con arma de fuego y posteriormente se dieron a la huida en motocicleta.

Hernández Padilla fue auxiliado por la comunidad. Una ambulancia llegó al sitio y lo trasladó a un centro asistencial, pero desafortunadamente ingresó sin signos vitales.

Cinco días después, en la capital del Atlántico, se reportó el homicidio de un conductor de Transmecar identificado como John Pardo. El crimen quedó registrado en video: la víctima detuvo el vehículo para recoger a un sujeto. Cuando el hombre ingresa al bus, desenfunda su arma de fuego y atenta contra John Pardo.

Los responsables de estos asesinatos, según las autoridades, pertenecerían a una estructura delincuencial conocida como Los Rastrojos Costeños, al mando de su cabecilla alias Negro Ober.

En un primer momento, trascendió que los homicidios se estaban perpetrando como represalia de alias Negro Ober tras ser señalado como responsable del asesinato de un hombre, cuyo cuerpo apareció desmembrado en dos barrios de Barranquilla.

Pero después, luego de investigaciones, la administración distrital explicó que se trata de prácticas extorsivas y que incluye la participación de otros alias como Borré, Otón, Cachetes y Tommy Masacre.