judicial

Consejo de Estado definirá la demanda contra elección al Congreso del hijo de Jorge 40

El abogado Jorge Rodrigo Tovar Vélez se quedó con una de las 16 curules de paz para el período 2022-2026. Las críticas llovieron por esa elección. El argumento: son curules para víctimas y Tovar es hijo de un victimario.


El Consejo de Estado aceptó para su estudio una demanda presentada que busca anular la elección de Jorge Rodríguez Tovar Vélez, como representante a la Cámara para el periodo 2022-2026. En la acción judicial presentada por la Fundación para la Defensa de la Información Legal y Oportuna (Dilo) se señala que el abogado no cuenta con los requisitos para ser elegido por la Circunscripción Especial de Paz que fueron incluidas en el Acuerdo de Paz para víctimas del conflicto armado y Tovar, por el contrario, es hijo del exjefe paramilitar Jorge 40.

Debido a esto, pide que se tomen tres acciones de fondo: primero, anular el acto administrativo por medio del cual se incluyó a Jorge Rodrigo Tovar Vélez como víctima dentro del Registro Único de Víctimas; luego, anular el acto administrativo que lo designó e inscribió como candidato por la Circunscripción Transitoria Especial de Paz #12 y, finalmente, tumbar su elección como representante a la Cámara.

En la demanda se hace especial énfasis en que Tovar Vélez es hijo del excomandante del Bloque Norte de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) Rodrigo Tovar Pupo, alias Jorge 40, quien ha sido condenado por homicidio, desplazamiento forzado y desaparición forzada en los departamentos del Cesar, Magdalena, La Guajira, Atlántico y Santander.

En diciembre de 2021, Tovar Vélez inscribió su candidatura al Congreso por la organización ‘Asociación Paz es Vida’, “elección que se llevaría a cabo en 13 municipios de los departamentos de La Guajira, Cesar y Magdalena, lugares donde tuvo influencia el actuar delictivo del padre del demandado”, es decir, Jorge 40.

Igualmente, se citan varios artículos periodísticos que señalan que el ahora congresista electo “ha estado vinculado con los bienes adquiridos por su padre en desarrollo de actividades ilegales”. Debido a que en su hoja de vida aparece como abogado de profesión y cuenta con varios títulos de posgrado, el colectivo demandante señala que está en duda su condición de víctima del conflicto armado o de pertenecer a un grupo históricamente marginado de la vida política “por cuenta de la guerra”.

Con ponencia de la magistrada Rocío Araújo Oñate, de la Sección Quinta del Consejo de Estado, señala que cuenta con todos los requisitos para estudiar el caso de fondo y emitir un respectivo pronunciamiento.

Sin embargo, el despacho no aceptó la medida cautelar que pedía anular los efectos del formulario E-26, del 21 de marzo de 2022, suscrito por la Comisión Escrutadora General, en lo que hace oficial la elección del demandado como representante a la Cámara por la Circunscripción Especial.

El máximo tribunal de lo contencioso administrativo le notificó la decisión a las partes interesadas para que presenten sus respectivos conceptos frente a esta demanda.

Tovar Vélez obtuvo 14.943 votos, según el reporte oficial presentado por Registraduría Nacional del Estado Civil tras las elecciones celebradas el 13 de marzo.

En la actualidad, Jorge 40 se encuentra privado de su libertad en a cárcel de Picaleña, en Ibagué, tras ser deportado en octubre de 2020 por los Estados Unidos tras cumplir su condena por el tráfico de drogas.

El 26 de enero de este año, el Juzgado Sexto de Ejecución de Penas de Ibagué fijó la condena acumulada del excomandante paramilitar tras perder todos los beneficios de la Ley de Justicia y Paz.

El despacho judicial estableció la pena definitiva de prisión en 480 meses de cárcel (40 años), una multa de 3.500 SMLMV e inhabilitación para el ejercicio de derechos y funciones públicas por el lapso de 20 años.