nación

“Cuando vino la masacre del Aro también la denunciamos”: Uribe en conversación con el padre Francisco de Roux

En el encuentro que se realizó este lunes en su casa en Rionegro, el ex presidente se refirió a ese episodio que ocurrió cuando él era gobernador de Antioquia.


Este lunes en medio del encuentro entre Álvaro Uribe y el padre Francisco de Roux, presidente de la Comisión de la Verdad, el expresidente habló de varios de los capítulos más controvertidos de la historia del país, entre ellos la masacre del Aro perpetrada en octubre de 1997. En esta, más de cien paramilitares entraron al poblado del Aro, al norte de Antioquia, y masacraron, ultrajaron y robaron a sus habitantes, hecho que ocurrió cuando él era gobernador de Antioquia.

“Cuando vino la masacre del Aro también la denunciamos, yo creo que está en la prensa de la época mi oferta de recompensas para capturar a los responsables. Eso sí que me da tristeza a mí y además cuando me hacen ese tipo de acusaciones ignoran lo que vivíamos: un contexto guerrillero y paramilitar y solamente veían el tema paramilitar”, señaló.

Asimismo, dijo que ante las denuncias de la época hechas por la prensa sobre colusión de paramilitares con la fuerza pública, inmediatamente él llamó al general Carlos Ospina -quien luego llegó a ser comandante General del Ejército-, para darle a conocer la situación. El ex mandatario señaló que, ante esta información, el general Ospina viajó a Ituango, hizo una revisión y no encontró dicha colusión, y que, si la hubo, “se la escondieron”.

En ese mismo encuentro, el expresidente se refirió a los falsos positivos. Reconoció que fue un error el decir que los jóvenes que habían sido víctimas de esos crímenes “no estarían recogiendo café”, pero que no se le puede atribuir esos delitos a la exigencia que tenía su gobierno por mejorar la seguridad del país. “La culpa nunca es de quien exige resultados”, dijo el expresidente.

Agregó que “nunca se aplicó la doctrina Vietnam” y explicó que esta se usa es para explicar lo que hizo Estados Unidos en ese país, en donde hubo excesos de envenenamiento y otros vejámenes contra las comunidades.

En ese sentido, Uribe indicó que en su Gobierno se insistió que nada podía quedar vedado y menos esos asesinatos. “El Gobierno era el primer interesado en que la verdad se conociera”.

Cabe recordar que luego de la declaración de Juan Manuel Santos en la Comisión de la Verdad el pasado mes de junio, el expresidente Álvaro Uribe, en entrevista con Vicky Dávila en SEMANA, dio a conocer su postura frente a los falsos positivos, donde reiteró que “son dolorosos”.

“La política de seguridad democrática era una cosa, los falsos positivos nada tienen que ver con ello, porque dicen: ‘Es que Uribe exigía mucho’. A todo el mundo, a todo el mundo”, expresó Uribe en esa oportunidad, quien dijo además que estas ejecuciones hicieron parte de “problemas de criminalidad”, donde no tuvieron que ver los altos comandantes, ni los ministros de Defensa.

Respecto al tema bandera de sus dos periodos de Gobierno, la Seguridad Democrática, definió a esta política como “totalmente diferente de las políticas de seguridad de América Latina, instauradas por dictaduras”. Aseguró que fue una estrategia respetuosa de los derechos humanos, inclusiva y para todos los ciudadanos, incluidos sus detractores.

Noticias relacionadas