nación

Defensoría apoya labores para la atención de presos heridos tras incendio en cárcel de Tuluá

De acuerdo con el organismo, 13 presos heridos han sido remitidos a diferentes centros asistenciales del Valle del Cauca.


La Defensoría del Pueblo anunció este martes que adelanta labores de apoyo para la atención de los presos heridos tras el incendio en el establecimiento penitenciario de mediana seguridad de Tuluá, Valle del Cauca, en un hecho que deja 51 personas muertas.

El titular de ese despacho, Carlos Camargo, señaló que de acuerdo con un primer balance de las autoridades carcelarias, se han reportado, por el momento, 13 presos heridos que han sido remitidos a diferentes centros asistenciales.

“Desde la regional brindamos el acompañamiento in situ a todas las víctimas de esta lamentable tragedia con gestión e intermediación humanitaria para la atención inmediata de los heridos.”, señaló el funcionario.

Igualmente, explicó que desde ese despacho “hemos adelantado una labor importante en el establecimiento penitenciario de Tuluá no solo en la verificación de derechos, sino también en las jornadas de deshacinamiento”.

“Ante la tragedia de hoy enviamos nuestro mensaje de solidaridad a las familias de los heridos y de los fallecidos. Les reiteramos todo el apoyo de esta institución nacional de derechos humanos”, indicó el funcionario.

Según las versiones preliminares, el incendio se produjo en el pabellón ocho tras un intento de fuga, luego de que varios presos provocaran un grave incendio en medio de un motín.

La emergencia estuvo bajo control sobre las 2:00 a. m. de este martes y el cuerpo de bomberos de la ciudad controló la llamas.

El Inpec indicó que el incendio se produjo cuando se intentaba contener el intento de fuga en ese pabellón con cerca de 200 reclusos. En ese momento, los presos prendieron fuego a sus colchones y generaron una riña que terminó en tragedia.

La entidad señaló que varios de los presos habrían fallecido no solo como consecuencia de la quema de las colchonetas y del humo que se generó, sino por los enfrentamientos entre internos en medio de la riña.

Por su parte, el ministro de Justicia, Wilson Ruiz Orejuela, tras lamentar el hecho, anunció que se adelantan las investigaciones para determinar las causas de la emergencia.

“Mi solidaridad con las familias de las víctimas de la cárcel de Tuluá, Valle del Cauca, que perdieron la vida tras un amotinamiento que originó un incendio en la madrugada de hoy. Desde ya se adelantan las investigaciones pertinentes para esclarecer los hechos”, indicó el funcionario en su cuenta en Twitter.

Igualmente, anunció que se desplazará a Tuluá para acompañar las investigaciones: “En el trascurso de la mañana me dirigiré a Tuluá para acompañar al director del Inpec, Tito Yesid Castellanos, y apoyar de primera mano las investigaciones que permitan aclarar esta tragedia”, señaló.

Y puntualizó que “los familiares de las víctimas cuentan con todo nuestro apoyo en este terrible momento”.

Las autoridades penitenciarias señalaron que la cárcel de Tuluá tiene un total de 1.567 reclusos y un hacinamiento del 17 %.

Por su parte, la Procuraduría General de la Nación, tras lamentar el hecho, hizo un llamado a las autoridades para que se garanticen los Derechos Humanos de los presos.

“La Procuraduría se solidariza con las víctimas que dejó incendio en la cárcel de Tuluá, resalta el trabajo que adelanta el cuerpo de bomberos para controlar la situación y hace un llamado a las autoridades para garantizar los DD. HH. de las personas privadas de la libertad”.

“El Ministerio Público solicita a los servicios de salud del municipio garantizar la oportuna atención a los heridos en el incendio”, señaló.

Finalmente, explicó que una “Comisión Especial de la Procuraduría se desplaza hacia Tuluá, para atender crisis por incendio. La delegada para la Defensa de los Derechos Humanos y la Dirección Nacional de Investigaciones Especiales actuarán de manera conjunta con Regional Valle y Provincial Buga”.