política

Del elogio a la crítica: así se rompió la relación entre Gustavo Petro y Rodolfo Hernández

Luego de una etapa de guiños y elogios, Petro cambió drásticamente su posición frente al exalcalde de Bucaramanga.


A pocos días de la primera vuelta, una de las más grandes sorpresas de la contienda electoral ha sido el crecimiento de Rodolfo Hernández en las encuestas. Según el estudio del Centro Nacional de Consultoría (CNC) para SEMANA, el exalcalde de Bucaramanga y Federico Gutiérrez, quien ocupa el segundo lugar, estarían en un empate técnico en intención de voto.

Además, la encuesta muestra que el ingeniero empata con Gustavo Petro en segunda vuelta.

Con esto, Hernández no solo se convirtió en un candidato viable y con posibilidades de superar a Gutiérrez, sino también en una amenaza directa para Petro. Esta situación acabó de forma inmediata la benévola relación entre los candidatos, convirtiéndolos en enemigos de la noche a la mañana.

Petro nunca subestimó a Hernández. Por el contrario, siempre supo que su proyecto político y discurso tenían suficiente potencial para lograr el apoyo de una buena cantidad de colombianos. Por eso, las ofertas del líder del Pacto Histórico para lograr una unión con el ingeniero siempre fueron altas.

“Usted y yo, juntos, somos invencibles”, le dijo Petro a Hernández hace dos años, según ha contado el exalcalde de Bucaramanga. Incluso, el puntero de las encuestas le ofreció la Vicepresidencia para unir sus causas.

De acuerdo con el ingeniero, fueron cinco “sancochos” los que ha tenido con el candidato. Las invitaciones a almorzar eran constantes, pero Hernández se encontraba firme en su decisión de ser candidato presidencial y no aceptó ningún puesto en un eventual gobierno de Petro.

“A mí no me interesa Petro ni ninguno, la coalición mía es con el pueblo colombiano”, dijo en noviembre de este año.

Después de la confirmación de la candidatura de Hernández, no faltaron las críticas entre ambos candidatos, ya que se encontraban en la posición de rivales en medio de la contienda electoral. Sin embargo, las invitaciones para forjar una unión no cesaron.

“Yo no tengo nada contra el señor Rodolfo Hernández. Lo invito a que discuta propuestas y lo invito a que me acompañe a llevar a los corruptos a la cárcel. Para ser socializados, no para vengarnos”, dijo Petro en diciembre, durante un discurso en su visita a Bucaramanga.

Los guiños no eran solo de parte de Petro, ya que el ingeniero también tiene al líder del Pacto Histórico en alta estima. Hernández llegó a elogiar lo logrado por su contrincante en la Alcaldía de Bogotá, una administración que ha provocado más críticas que elogios.

“Yo analicé a Petro cuando fue alcalde de Bogotá, no le estoy haciendo publicidad, estoy siendo objetivo. Con los indicadores que me dieron, como si fuera a comprar una empresa, el resultado fue 3,7 sobre 5. ¿Cuánto expropió Petro? ¿Cuántas peluquerías quitó? ¿Cuántas fincas expropió?”, comentó Hernández en Radio Nacional.

La declaración de Hernández, para Gustavo Petro, fue “plausible” y no dudó en agradecerle el gesto.

“Es difícil en campaña presidencial que alguien decida no atacar y en cambio sí, reconocer. El reconocimiento es fundamental en las relaciones humanas. Gracias, ingeniero”, dijo Petro en Twitter.

Incluso, Hernández llegó a decir que, en segunda vuelta, en caso de que no pase, votaría por Gustavo Petro.

“Por Petro. Porque lo que yo tengo en el imaginario, hasta ahoritica, es que él tiene preciso lo que hay que hacer. No sé si lo haga”, respondió Hernández a Noticias Caracol.

Sin embargo, los guiños se acabaron en el momento en que ambos reconocieron que son sus principales rivales. Después de intercambiar elogios, ahora protagonizan duros cruces de trinos en redes sociales.

En pleno cierre de su campaña en la Plaza de Bolívar de Bogotá, después del resultado de la encuesta, Petro criticó fuertemente a Hernández y lo relacionó con Álvaro Uribe.

“Hasta el millonario que dice que lucha contra la corrupción es millonario porque es corrupto. Hasta el que se dice que no es uribista es uribista. Se toma los whiskies y hace negocios con sus hijos”, sostuvo Petro el domingo pasado.

La respuesta de Hernández fue contundente, reclamándole por la relación cordial que compartían en meses anteriores.

“Después de buscarme para una alianza, Petro empieza a atacarme cuando las encuestas muestran que soy el único que le puede ganar en segunda vuelta. Miren por dónde pela el cobre. ¿Ya no le sirvo, doctor Petro?”, replicó.

La ruptura definitiva se dio en medio de la polémica por la supuesta suspensión de las elecciones que advirtió Petro. Por ella, convocó a Sergio Fajardo y a Rodolfo Hernández a una cita urgente para hablar sobre los riesgos.

Hernández dijo que “no” a la invitación, diciéndole a su contrincante que “el fuego no se apaga con gasolina”. Petro y Alfonso Prada, su jefe de debate, reclamaron que fue de la misma campaña del ingeniero que se obtuvo la información que llevó a lanzar la alerta.

Esto acabó con la confianza que había entre ambos y se gradúan ahora como enemigos en una contienda que podría resultar con ellos enfrentados en segunda vuelta. Petro y Hernández, quienes compartían almuerzos en busca de una unión, pasaron del amor al odio.

Noticias relacionadas