nación

El 4x1.000 no se irá en el gobierno de Gustavo Petro, ¿qué pasará?

El ministro de Hacienda que estará con el presidente electo dio a conocer la noticia.


El impuesto del 4x1.000, uno de los más rechazados por los ciudadanos colombianos, seguirá por cuatro años más. Aunque fue creado como un impuesto temporal para hacerle frente a la crisis bancaria por la que estaba pasando el país en 1998, sigue vigente 24 años después.

En meses pasados, el ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, aseguró que en la recta final del gobierno del presidente Iván Duque no es objeto ni será objeto de discusión el desmonte del impuesto del 4x1.000, ya que esto implicaría una reforma fiscal y esta se hizo en 2021″.

“Cuando uno es responsable desde lo fiscal, tiene que tener en consideración como estos tributos, en un momento determinado, al desmontarse o al montarse, tienen una implicación sobre el gasto y la inversión pública. Cuando nosotros hacemos política pública, en materia fiscal, nos cuidamos de no caer en el populismo con el gasto o con los tributos, porque se corre un riesgo gigantesco en la economía”, aseguró el ministro de Hacienda.

Cuando Gustavo Petro ganó las elecciones presidenciales, una de las preguntas que se hacían los colombianos era si este odiado impuesto sería cosa del pasado. Sin embargo, el ministro de Hacienda elegido por Petro para su gobierno, José Antonio Ocampo, admitió en una entrevista que el 4x1.000 seguirá vigente: “Se mantendrá, no hay forma de reemplazarlo”, dijo en charla con el diario El Tiempo.

¿Qué está pasando con el 4x1.000 en el Congreso?

La Comisión Tercera de la Cámara de Representantes aprobó en noviembre de 2021 y por unanimidad un proyecto de ley que busca eliminar gradualmente el impuesto 4x1.000. La iniciativa fue presentada por la representante Katherine Miranda. La eliminación del 4x1.000 se dará de manera gradual a partir de 2023, año en el que pasará al 3x1.000, luego en 2024 llegará al 2x1.000, en 2025 se ubicará en 1x1.000, y desde 2026 ya no estaría vigente.

A pesar de que el impuesto del 4x1.000 recauda alrededor de ocho billones de pesos por año, la iniciativa ha sido definida como “regresiva” por distintas entidades, entre ellas Asobancaria, gremio que reúne a los bancos e instituciones financieras del país.

“Durante la última década, entre 2011 y 2020, el recaudo tributario por concepto del GMF ha mostrado una tendencia creciente hasta alcanzar los 8,7 billones de pesos en 2019, para luego caer hasta los 8,1 billones de pesos en 2020 como consecuencia de la pandemia”, explica la exposición de motivos del proyecto de ley.

Para compensar los recursos que se perderían por el desmonte del 4x1.000, el proyecto también incluye un artículo que estipula que el Gobierno nacional deberá crear una Comisión de Expertos que tendrá como objeto el estudio de la reducción del tamaño del Estado con el fin de maximizar y aumentar la eficiencia del uso de recursos públicos en materia de funcionamiento bajo criterio de minimización del gasto público.

Mientras avanza el proyecto de ley, el gobierno de Gustavo Petro no tiene en sus planes acabar con el antipático impuesto que se acerca a cumplir 25 años.