política

El Partido de la U anunció que hará parte de la coalición parlamentaria del gobierno Petro

Esa colectividad había anunciado recientemente que no será oposición al nuevo gobierno.


La bancada electa del Partido de la U en el Congreso de la República decidió ser parte de la coalición parlamentaria del Gobierno del presidente electo, Gustavo Petro.

Así lo dio a conocer la directora única de esa colectividad, Dilian Francisca Toro, que dijo a través de un comunicado de prensa que hará coalición para elección de las mesas directivas de las diferentes comisiones de Senado y Cámara de Representantes.

La dirigente política señaló que la decisión se tomó “en aras de trabajar por la construcción de acuerdos y consensos en la búsqueda de iniciativas que contribuyan al bienestar de los colombianos, el desarrollo y construcción de país”.

Según el comunicado, “la decisión acerca de la postura frente al gobierno entrante será tomada una vez se cumplan los encuentros programados para tal fin, como se recordará la bancada del Partido de la U ya anunció la semana anterior que no hará oposición al Gobierno del presidente electo Gustavo Petro”.

Tras destacar la convocatoria al Acuerdo Nacional, Toro dijo que se busca avanzar en la construcción de una agenda legislativa conjunta frente al inicio de las sesiones ordinarias del Congreso de la República, previsto para el próximo 20 de julio.

“Manifestamos nuestra voluntad de participación en el desarrollo de una agenda legislativa que ofrezca soluciones a los problemas fundamentales del país como la pobreza, la seguridad alimentaria, la desigualdad, la implementación del acuerdo de paz, todo ello dentro del marco del respeto a la institucionalidad, las libertades y el estado social de derecho”, puntualizó.

Este anuncio se produce luego de que un grupo de congresistas del Partido Conservador suscribiera una carta en la que anunció que no hará oposición al gobierno Petro, que fue rechazada por algunos sectores y que incluso llevaría a la renuncia del presidente del Directorio Nacional de esa colectividad, Omar Yepes Alzate.

De acuerdo con el documento suscrito por ese bloque de congresistas, decidieron “no ser oposición al gobierno electo de Gustavo Petro” y también anunciaron que respaldarán “la agenda legislativa que se proponga, apegados a la Constitución de 1991 y teniendo como premisa el respeto por la propiedad privada y las libertades individuales”.

Así mismo, los firmantes de la carta destacaron que trabajarán en un gran acuerdo nacional que “permita como nación lograr salidas a la polarización, el enfrentamiento social y político, que garantice el desarrollo de nuestro país”, señaló el senador Carlos Andrés Trujillo, a través de su cuenta en Twitter.

Los conservadores también señalaron la importancia de la construcción de una agenda para el “crecimiento y bienestar del país, donde se respeten las distintas visiones y se tenga en cuenta las diferencias”.

Tras el anuncio se conoció un trino del presidente del Directorio Nacional Conservador, en el que anunció que en la reunión de esa organización política prevista para el jueves 30 de julio presentaría su carta de renuncia.

“Congresistas del Partido Conservador anuncian y firman respaldo (¿incondicional?) a la agenda legislativa que proponga el presidente Petro. En la reunión del Directorio Nacional Conservador que se reunirá el próximo jueves entregaré mi renuncia a la presidencia” señaló.

Previamente, había publicado otro mensaje en esa red social en la que justificó por qué ese partido se debería declarar en oposición.

“Me preguntan el por qué se recomienda que el Partido Conservador se ubique en la oposición. La razón es sencilla: porque perdimos las elecciones y porque la filosofía izquierdista y las propuestas de campaña del presidente Petro no encajan en la filosofía de nuestro Partido”, señaló.

La decisión del grupo de congresistas del Partido Conservador también recibió críticas del exviceministro de Justicia, Rafael Nieto Loaiza.

“Parlamentarios conservadores se niegan a ser oposición a Petro. Hace tiempo perdieron su vocación de poder. Se preocupan solo por ellos y sus reelecciones y para eso les es indispensable la mermelada”, señaló.

Puntualizó, señalando que “al final son siempre gobiernistas. Triste, penoso y malo para la democracia”.