Tendencias

Home

Nación

Artículo

Se están finalizando las actividades de traslado de esta estación para su entrega a TransMilenio en el mes de octubre.
Se están finalizando las actividades de traslado de esta estación para su entrega a TransMilenio en el mes de octubre. - Foto: IDU

bogotá

En octubre se entregará la estación de TransMilenio de la Calle 100 con Av. Suba

La inversión total en esta estación asciende a los $3.407 millones. Esta estación fue trasladada por las obras de la troncal de la Avenida 68.

Las obras de los nueve tramos de la avenida 68 avanzan sin atrasos significativos, según lo informó el director del IDU, Diego Sánchez Fonseca. El director destacó que los contratistas han vinculado más personal tanto en las jornadas diurnas como nocturnas, lo que dinamiza las actividades.

Muestra de ello es que en el tramo 8, ubicado en la calle 100 desde la carrera 65 hasta la carrera 48, están finalizando los trabajos de traslado de la estación que el IDU entregará a TransMilenio a mediados de octubre. La inversión en esta obra, que se estima será utilizada por 7.300 personas, asciende en promedio a $3.407 millones.

De esta manera, se continuará con la construcción del deprimido que conectará el sistema TransMilenio, desde la Avenida Suba hacia el oriente por la calle 100 y la construcción de un paso a desnivel sobre la avenida Suba. Estas obras reducirán en cerca de 50 % el desplazamiento por este sector.

A lo largo de este tramo trabajan alrededor de 300 personas, de las cuales 30 lo hacen en jornada nocturna.

Movimiento de vigas

Por otra parte, en el tramo 5, ubicado en la avenida 68 desde la avenida de la Esperanza hasta la calle 46, se avanza en la demolición y rehabilitación del puente del costado oriental sobre la calle 26. Ya están listas aproximadamente 40 vigas (tipo Artesa) prefabricadas, de las cuales se han instalado 27, varias de ellas la semana pasada. El avance es del 89 %.

Una vez finalizada la intervención del costado oriental, se procederá a implementar el Plan de Manejo de Tráfico (PMT) que garantice el flujo de los vehículos para proceder a la demolición y rehabilitación del puente del costado occidental.

De igual forma, avanzan las obras del nuevo puente vehicular curvo para el sistema de TransMilenio, que conectará la avenida 68 con la calle 26. Esta obra tiene un avance de 59 %.

Para esta semana, se espera la llegada de una gran viga metálica prefabricada, que sostendrá el puente de 500 metros de largo y 11 metros de ancho.

La inversión en estos trabajos es de $208.000 millones, de los cuales se destinarán $45.000 millones al puente curvo y $42.000 millones a la rehabilitación de los dos puentes vehiculares existentes sobre la calle 26.

Así será la 68

La futura avenida 68, alimentadora de la Primera Línea del Metro de Bogotá, tendrá una extensión total de 17 kilómetros, ocho deprimidos (3 vehiculares, 4 peatonales y uno de ciclorruta), que se suman a 7 puentes vehiculares (uno para vehículos particulares, 3 para el sistema de TransMilenio, 2 para uso mixto y una rehabilitación también para uso mixto) y 13 puentes peatonales que van a beneficiar tanto a los habitantes de las localidades por donde pasa la obra (alrededor de 1.193.484) como a las demás personas que se movilizan por el corredor.

Los deprimidos vehiculares estarán en las avenidas: Suba, Américas y en ampliación del deprimido de la Autopista Sur; los peatonales en la calle 13 y en la avenida Primero de Mayo, donde se construirán tres para habilitar el ingreso a la estación de TransMilenio y a la del Metro, y la ciclorruta en la calle 26.

De acuerdo con lo explicado por el IDU, la troncal de la Avenida 68 en su conjunto tiene un avance promedio entre 16 % y 20 %.

Cabe recordar que recientemente tanto la alcaldesa Claudia López, como el director del IDU, le jalaron las orejas a los contratistas de la Avenida 68 por el poco personal que se veía trabajando en las obras.

No hay derecho a que uno pase por una obra y no haya gente trabajando”, dijo la alcaldesa en su momento, quien aseguró que los contratistas han tenido todas las garantías para establecer los planes de manejo tráfico, por lo que no tiene sentido “que vayan tan atrasados”.