Home

Nación

Artículo

El soldado que perdió la vida tenía 19 años de edad
El soldado que perdió la vida tenía 19 años de edad - Foto: Getty Images / Ernesto Tereñes

nación

Escándalo en el Ejército: capturan a oficiales de inteligencia por presunta corrupción con dineros de recompensas

Un Coronel, un capitán y un suboficial fueron detenidos por funcionarios de la Policía y del Ejército.

Un nuevo escándalo por presunta corrupción administrativa sacude al Ejército Nacional. La propia institución informó que en las últimas horas fueron capturados dos oficiales y un suboficial por presunta corrupción administrativa.

“En desarrollo de una operación enmarcada en la protección de la fuerza, con el objetivo de prevenir, detectar y neutralizar actuaciones individuales de integrantes de la institución que no corresponden a los valores y principios, ni están enmarcados en la ley, permitió dar cumplimiento a las órdenes de captura emanadas de la Fiscalía General de la Nación especializada en delitos contra la administración pública de dos oficiales y un suboficial retirado”, indicó el Ejército.

Según la institución militar, “esta acción, que se realizó en coordinación con la Fiscalía General de la Nación y la Dijin en una operación de contrainteligencia enmarcada en la política institucional de cero tolerancia ante posibles hechos de corrupción, según las primeras informaciones, habría ubicado en el Batallón de Infantería Vencedores, en Cartago, Valle del Cauca, al parecer irregularidades en solicitudes de pagos correspondientes a rubros de gastos reservados”.

Añadió el Ejército que “la investigación se encuentra en curso por parte de la Fiscalía General de la Nación, por lo que goza de la reserva legal. (…) La operación lleva varios meses en desarrollo, cumpliendo con todos los preceptos establecidos en la Ley Estatutaria de Inteligencia y Contrainteligencia. El Ejército Nacional tomará las acciones disciplinarias y medidas administrativas a las que haya lugar, conforme en derecho corresponda”.

SEMANA conoció que el 17 de marzo de este año se inició la respectiva investigación, en la segunda sección del batallón Vencedores, para verificar algunos pagos de recompensas que se produjeron en el 2020. La alerta llegó a los organismos de investigación luego de una información que habría entregado una subteniente, quien habría hecho la respectiva denuncia.

La información sobre la presunta corrupción administrativa dentro del Ejército se conoció luego de que la institución presentara el plan de renovación que se tiene preparado para la fuerza en los próximos años.

El plan contempla la toma de decisiones en el corto, medio y largo plazo. “Las prioridades de la estrategia de renovación serán en el ambiente operacional, como la protección de los recursos naturales, la neutralización de los canales de ilegalidad, el fortalecimiento de la seguridad y el control fronterizo y la defensa de los derechos fundamentales son analizados para establecer los conceptos, las capacidades y la estructura de la Fuerza requeridas para mantener la contundencia de las operaciones en el futuro”, dijo el Ejército.

Ataque

En las últimas horas en medio de una operación militar fueron asesinados dos soldados en el departamento del Caquetá, luego de que fuera activada una carga explosiva por presuntos disidentes de las Farc.

“En desarrollo de operaciones militares conjuntas, coordinadas e interinstitucionales orientadas a salvaguardar al Personal en Proceso de Reincorporación del Antiguo Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación, Yarí, tropas del Comando Específico del Caguán (CEC) - Batallón de Operaciones Terrestres No. 70, comprometidas en la seguridad de área sobre las inmediaciones de este AETCR, resultaron vilmente asesinados los soldados profesionales Kevin Jhoen Vélez Valencia y Rubén Darío Varón Romo”, indicaron desde las Fuerzas Militares.

De acuerdo con la información de inteligencia, la acción habría sido cometida por hombres de la estructura de Gentil Duarte, jefe de las disidencias de las Farc. Los hechos se presentaron al interior del caserío de Playa Rica, a 10 metros de una vivienda y 60 metros de la Institución Educativa, municipio de La Macarena, Meta.

“Con este tipo de acciones demenciales, nuevamente el Grupo Armado Organizado Residual, GAO-r, vulnera flagrantemente los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario, ignorando el principio de distinción, el cual prohíbe que la población civil sea expuesta en medio de las hostilidades. Así mismo se tipifica como delito la utilización de medios y métodos de guerra ilícitos, en el artículo 142 de la Ley 599 de 2000 (Código Penal Colombiano)”, arremetió el Comando General de las Fuerzas Militares.