Home

Nación

Artículo

   El fiscal Francisco Barbosa se negó a levantar las órdenes de captura de 16 peligrosos criminales del Clan del Golfo y los Pachenca. El hecho generó tensión con el presidente Gustavo Petro.
Presidente Gustavo Petro y fiscal Francisco Barbosa - Foto: juan carlos sierra-semana / guillermo torres-semana

nación

“Espero una reunión amable, no tengo problemas personales con el presidente”: fiscal Barbosa reveló a SEMANA detalles de la reunión que tendrá hoy con Gustavo Petro

El jefe del ente investigador habló en Washington sobre los temas claves del encuentro.

A pocas horas de que el fiscal Francisco Barbosa se reúna con el presidente Gustavo Petro en un encuentro muy esperado, en Casa de Nariño, el jefe del ente investigador le contó a SEMANA en Washington detalles de lo que será esta oportunidad en la que descartó que haya algún problema o tensión con el primer mandatario.

“Espero que sea una reunión muy amable, yo no tengo ningún problema personal con el presidente. Una reunión donde podamos evaluar juntos temas que preocupan al país, esto no es un asunto personal. Yo lo que tengo son algunas discrepancias desde el punto de vista del funcionamiento de algunos temas que afectan a la Fiscalía General por cuenta de la falta de articulación de la rama ejecutiva con la Fiscalía, y temas que no deben ser preocupación para el país pero que hoy lo son. Esperamos resolver estos temas y seguir colaborando en el marco de separación de poderes”, dijo Barbosa.

Y es que, sin duda, ambos llegan al encuentro en medio de profundas diferencias sobre el trato que deben recibir narcotraficantes pedidos en extradición en la ambiciosa propuesta del Gobierno para ponerle fin a la guerra.

Mientras el Gobierno busca extenderles la mano a todos los criminales sin excepción, el fiscal Barbosa ha sido enfático en que el único camino que les queda a los narcotraficantes es el de someterse a la justicia sin que se evite además la posibilidad de extraditarlos a Estados Unidos, donde son reclamados por cortes federales.

En el encuentro también saldrá a flote una gran preocupación que existe en la Fiscalía por los efectos negativos del cese al fuego bilateral, ya que la operatividad contra el narcotráfico se ha ido a pique. Las cifras más recientes de la Fiscalía, con corte al 27 de enero de este año, revelan que, después de que el presidente Petro decretara el cese al fuego bilateral, el 31 de diciembre, en lo corrido de 2023 solo han sido destruidos 11 laboratorios de procesamiento de droga. En enero de 2022 esa cifra fue de 213. Por su parte, mientras en enero de 2022 se incautaron 33 toneladas de cocaína, en enero de este año apenas fueron diez.

Lo que dijo Francisco Barbosa a SEMANA en Washington

Tras concluir su visita a Washington, en Estados Unidos, el fiscal general Francisco Barbosa habló en exclusiva con SEMANA sobre el balance de los encuentros que sostuvo con el fiscal general de Estados Unidos, Merrick Garland, con la DEA y el Departamento del Tesoro, al igual que con todo el Departamento de Justicia y más.

De manera unánime, dijo el fiscal, le expresaron apoyo a todas las decisiones que durante su liderazgo se han tomado y habló también sobre las serias preocupaciones que tiene en temas como ‘paz total’.

SEMANA: fiscal, usted ha señalado que la ‘paz total’, como la ha denominado el Gobierno, debe estar en el marco legal y usted ha sido claro en advertirle al Gobierno que no todo se vale. Ayer, de hecho, en medios decía que no se podía negociar con narcotraficantes, porque era como volver a la época de Pablo Escobar... ¿Qué decir sobre eso?

Fiscal: la Fiscalía apoya la ‘paz total’... el concepto de ‘paz total’. La Fiscalía ve la ‘paz total’ como paz para la guerrilla y sometimiento para los narcos, al igual que organizaciones criminales. En ese orden de ideas, nosotros consideramos que cualquier proceso de sometimiento tiene que aplicarse a la justicia retributiva, es decir, cárcel.

Mientras que cualquier proceso de paz, en este caso, el del ELN o las mismas disidencias no firmantes del acuerdo de La Habana, tiene que haber justicia transicional como la que se aplicó en el marco del proceso de paz firmado por el presidente Santos. Yo diría, para resumirle, paz para las guerrillas. Sometimiento para los narcos y organizaciones criminales, justicia transicional para el ELN, y las disidencias no firmantes del acuerdo de paz del 16.

El fiscal General, Francisco Barbosa, en reunió con el Departamento de Justicia de EE.UU.
El fiscal General, Francisco Barbosa, en reunió con el Departamento de Justicia de EE.UU. - Foto: Semana

SEMANA: o sea, usted no es un enemigo de la paz, como dicen algunos... Usted pide revisar los decretos, pero no se opone a la paz...

Fiscal: ese es el objetivo precisamente de la reunión que sostendré el 30 con el presidente Gustavo Petro. La Fiscalía es amiga de la paz, la Fiscalía es amiga de la Constitución y esta define a la paz como un derecho fundamental. Lo que pasa es que no se puede confundir proceso de sometimiento con un acuerdo de paz. Y en ese sentido, usted no puede darle elementos de paz o de justicia transicional, o de acuerdo político, a algo que simplemente tiene que ver es con un sometimiento de bandas criminales a la justicia. En este caso a la Fiscalía.

SEMANA: fiscal, ¿usted va a pedir revocar el nombramiento de esos 16 representantes de paz, de los cuales incluso cinco tienen órdenes de captura con fines de extradición?

Fiscal: no, es que no es competencia de la Fiscalía revocar órdenes de captura ordinarias, sino solo jueces de la República. El Gobierno nacional debe ir ante los jueces de la República y solicitar sobre la base de un marco jurídico, que no creo que exista, esa libertad.

La Fiscalía no va a levantar órdenes de captura con fines de extradición, porque finalmente es un elemento central y no hay marco jurídico para hacerlo. Pero es lo mismo que está ocurriendo con las negaciones de los jueces sobre la primera línea. No existe marco jurídico para liberar a esas personas y eso lo están diciendo los jueces de control de garantías.

El fiscal General, Francisco Barbosa cuestionó los alcances del decreto que ordena suspender órdenes de captura en contra de varios integrantes de Los Pachenca y el Clan del Golfo.
El fiscal General, Francisco Barbosa cuestionó los alcances del decreto que ordena suspender órdenes de captura en contra de varios integrantes de Los Pachenca y el Clan del Golfo. - Foto: Semana

SEMANA: y los integrantes de primera línea designados como representantes de paz...

Fiscal: sí, son decisiones de los jueces y no le compete a la Fiscalía inmiscuirse en esas decisiones. Yo lo que creo es que los jueces, en general, tienen la idea de que no existe un marco jurídico.

SEMANA: fiscal, le cambio el tema, en qué van las investigaciones por irregularidades en el tema SAE, la Sociedad de Activos Especiales, el inventario de bienes y demás.

Fiscal: con la SAE hay una relación como la que tenemos con todas las entidades del Estado. Para nosotros la SAE es muy importante. Nosotros le entregamos a la SAE, en los últimos tres años, 26 billones de pesos. O sea, cinco mil, seis mil millones de dólares. En ese orden de ideas, todos los bienes de la SAE son administrados por esa entidad que depende del órgano nacional, del Ministerio de Hacienda, es decir, de la Rama Ejecutiva del poder público.

En ese orden de ideas, nosotros lo que hicimos fue llamar a declarar al presidente de la SAE, bajo la gravedad de juramento, a funcionarios, para que nos entregaran las denuncias por corrupción o las pruebas o evidencias de denuncias de corrupción dentro de la entidad. No hay mesa con la SAE, pero sí hay priorización, existe un canal de priorización, tema que está manejando el director nacional anticorrupción. No es un asunto contra un funcionario, no es asunto contra un presidente. Es un asunto de claridad institucional de roles. La Fiscalía General no coadministra la SAE, sino que investiga hechos constitutivos de delito que pueden presentarse en las entidades del Estado.

SEMANA: ¿y qué han encontrado ustedes?

Fiscal: hasta ahora nos entregaron unos dispositivos electrónicos que están siendo revisados, pero no se ha encontrado un elemento que sustente las diferentes denuncias que se han hecho. Seguimos avanzando con las investigaciones, creo que de todos modos es preocupante el hecho de que el director haya dicho que hay irregularidades. Tenemos que ayudar con investigaciones sólidas para darle resultados al país. Lo que ha ocurrido es complejo porque tenemos 26 billones entregados y queremos saber si esos recursos se destinan para lo que la ley indica.

SEMANA: usted se reúne con el presidente Petro el próximo 30 de enero. Un encuentro muy esperado por muchos sectores y más. ¿Qué espera del encuentro?

Fiscal: yo quiero una reunión amable, en la que podamos evaluar conjuntamente, él y yo, diferentes temas que preocupan al país. Esto no es un asunto, un problema personal con el presidente. No. Yo no tengo problemas personales con el presidente, tengo es discrepancias desde el punto de vista del funcionamiento de algunos temas que afectan a la Fiscalía General de la Nación por cuenta de la falta de articulación, de la rama ejecutiva con la Fiscalía General y de hechos que no deben ser de mayor preocupación para el país, pero que hoy son objeto de preocupación. Esperamos resolver temas, seguir adelante y seguir colaborando con la separación de poderes en el marco de la independencia de la Rama Judicial frente al ejecutivo.

SEMANA: ¿usted se siente respaldado institucionalmente en esa posición de discrepancia que ha tenido en temas como paz y otros?

Fiscal: yo no soy crítico o enemigo de la paz, yo soy crítico de las cosas mal hechas. La paz hay que defenderla. Las cosas mal hechas, que son contrarias a la Constitución y la ley, hay que atacarlas. La firmeza mía va a estar hasta el final de mi periodo defendiendo la Constitución y la ley y diciendo lo que está, a mi juicio, mal.

El respaldo ha sido total, de la Procuraduría, de la Defensoría, de las altas cortes, del Gobierno americano, del Departamento de Justicia en lo que atañe a mis competencias. Yo no me meto en las competencias del presidente, pero sí hablo con fuerza en los temas que son mi competencia.

La lucha contra el narcotráfico no es un tema que le compete solo al presidente, sino también al fiscal general. Nosotros investigamos delitos relacionados con narcotráfico. El tema de la destrucción de laboratorios, incautación de cocaína, muerte de líderes sociales, de la captura frente a personas que tienen requerimientos en la justicia local o internacionales. Todos son asuntos que le competen al fiscal, y le competen al presidente.

Nosotros tenemos que sentarnos, como cabeza de la rama ejecutiva y del ente acusador, a buscar camino adecuado y con equilibrio, con transición, para que podamos resolver estos puntos.

SEMANA: fiscal, entiendo que le fue bien en Estados Unidos en esta visita a Washington... ¿Hubo respaldo de la DEA, del fiscal general, del Departamento de Justicia y demás?

Fiscal: no solamente ellos, nosotros nos reunimos con la división especial de operaciones en donde están todas las agencias de inteligencia de Estados Unidos. Todas... sin excepción. El apoyo a la Fiscalía en Colombia es total, absoluto, son nuestros socios estratégicos en la lucha contra la criminalidad, todos los escenarios están cubiertos en el marco de investigaciones.

Hemos fortalecido las diferentes líneas investigativas, en casos como narcotráfico, temas de derechos humanos, corrupción, que es importante, está la agencia OFAC, que tiene las famosas listas, la famosa lista Clinton, en su momento. Estamos tratando de usar elementos estratégicos de cooperación en información para poder avanzar con los Estados Unidos de cerca.

Mire, quiero decirle que me voy muy contento de esta visita, es histórica, inédita, en la medida en la que en mis tres años había visto un apoyo tan claro, tan especifico, del Departamento de Justicia de Estados Unidos, con la Fiscalía y con nuestro país. En ese sentido, vamos respaldados, porque no es al fiscal, sino a la institucionalidad y a millones de colombianos que hacen las cosas bien, que todos los días se levantan sabiendo que la mejor alternativa es cumplir la ley.