nación

Esta es la historia de la familia colombiana que murió de calor al tratar de llegar a Estados Unidos

Una mujer y uno de sus hijos murieron en la zona fronteriza de Arizona. Esto es lo que se sabe.


La Cancillería confirmó lo ocurrido el jueves 26 de agosto, cuando el Consulado en Los Ángeles recibió el parte informativo de la patrulla fronteriza de Yuma, Arizona. Allí se conoció la historia de la familia colombiana que murió, azotada por el calor, cuando intentaban entrar a Estados Unidos.

Las autoridades encargadas informaron del hallazgo del cuerpo de una mujer, Claudia Marcela Pineda, y una niña de 11 años de edad, madre e hija. Junto a ellas fue encontrado con vida un niño de 2 años de edad. Los tres habrían sufrido agotamiento extremo.

Se presume que las causas de la muerte de la mujer y la niña habrían sido la extenuación y deshidratación provocadas por las fuertes temperaturas que se presentan en el área, pues según el reporte de medicina forense, no se encontraron signos de violencia en ninguna de ellas.

La familia fue encontrada específicamente en el área de Levee Road y County, en la zona desértica de la reserva, por la patrulla fronteriza que actuó según los protocolos y en primera instancia trasladó al menor sobreviviente a un hospital de Phoenix.

Al parecer la mujer y sus dos hijos, trataban de ingresar de manera ilegal a Estados Unidos, cuando perecieron y posteriormente fueron encontrados por la patrulla fronteriza.

Del menor sobreviviente, se informó que por el momento, después de haber sido atendido en el hospital, permanece en custodia de un centro de menores de edad del estado de California, hasta que se defina quién estará a su cargo si permanece en los Estados Unidos, o si es inminente su regreso a Colombia. Esto porque según reportó la emisora Blu Radio, él, su hermana y su madre iban en camino a encontrarse con Hugo Pinzón, el padre de la familia.

En conversación con la emisora, Yeni Acevedo, prima de Claudia Marcela Pineda, indicó que su familiar salió desde Tunja para viajar el pasado sábado 21 de agosto desde el aeropuerto El Dorado, en Bogotá, con rumbo a México, para posteriormente el día martes viajar a Tijuana también en avión. “Ese mismo día, viajó a Mexicali por tierra donde, supuestamente, un ‘coyote’ las iba a llevar a la frontera”, relató.

De acuerdo con los familiares en Colombia de Pineda, tuvieron comunicación con ella por última vez el miércoles 25 de agosto a las seis de la mañana, cuando les habría enviado las últimas fotografías que tomó de sus hijos en medio del desierto.

Al parecer las cosas no salieron como Claudia Marcela Pineda esperaba, y el individuo que les iba a llevar a la frontera para ingresar al territorio estadounidense, les habría abandonado a ella y sus dos hijos.

La Cancillería ha informado que “El Ministerio de Relaciones Exteriores contactó a la familia de las víctimas mortales, para prestar la asesoría necesaria y orientarlos sobre la posibilidad de repatriar a Colombia los cuerpos o las cenizas de las fallecidas”.

El Consulado de Colombia en Los Ángeles se encuentra al frente del caso para ayudar a Hugo Pinzón, esposo de Pineda, de quien se sabe ya ha acudido a las autoridades para solicitar la repatriación del cuerpo de su esposa y su hija.

La “flexibilización” de las normas de migración por parte del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha hecho que centenares de ciudadanos latinoamericanos se aventuren a intentar llegar al país de manera ilegal.