Home

Nación

Artículo

El menor fue secuestrado el pasado 24 de agosto en Aguachica, Cesar.
El menor fue secuestrado el pasado 24 de agosto en Aguachica, Cesar. - Foto: Suministrada

nación

“Esto es un dolor muy berraco”: padre de joven secuestrado en Aguachica, Cesar

El padre del estudiante Nicolás Picón habló con SEMANA del secuestro de su hijo, ocurrido el pasado 24 de agosto. Afirmó que hasta el momento no saben nada de su paradero, ni qué grupo lo raptó.

El pasado 24 agosto, el secuestro de un joven de 16 años, a la entrada de su vivienda, conmocionó a los habitantes del municipio de Aguachica, en Cesar.

El hecho, que quedó registrado en video, ocurrió sobre la 5:51 a. m., en una vivienda ubicada en la carrera 25 con calle 7, del barrio La Unión. En las imágenes que difundieron rápidamente por las redes sociales se observa inicialmente a una mujer ingresando a la casa. Luego, aparecen dos sujetos caminando con tapabocas y vestidos con chaquetas roja y negra. Uno de ellos se adelanta, corre hacia ella e irrumpe en el inmueble, mientras que el presunto cómplice lo acompaña más calmado. Minutos más tarde, el hombre de chaqueta negra sale de la vivienda, abre la puerta de una camioneta negra Hyundai Tucson modelo 2010 de placas KAM-421 y rápidamente, junto con su compañero, embarcan al menor semidesnudo.

El joven secuestrado fue identificado como Nicolás Picón Maldonado, un estudiante del grado once del colegio Teresiano y que se encuentra a pocos meses de graduarse de bachillerato. En diálogo con SEMANA, Leoncio Picón, el padre del Nicolás, afirmó este viernes que siente un profundo dolor por lo sucedido, pero asegura confiar en que pronto su hijo será liberado.

“Sentimos un vacío. Esto es un dolor muy berraco, que uno no sabe cómo describirlo. Confiamos en Dios que todo va a salir bien, que las personas que lo tienen le han respetado la vida, que lo tienen bien. Confiamos también en la fortaleza del niño, él es muy fuerte”, dijo.

Sobre el momento en el que se produjo el secuestro, señaló que todos los días sobre las 5:30 de la mañana, la empleada doméstica llegaba a la casa a preparar el desayuno antes de que el menor se fuera para el colegio. Ese día, mientras ella ingresaba a la residencia, aparecieron dos hombres armados, quienes lo sacaron a la fuerza.

“La empleada entraba todos los días a la misma hora porque ella le hacía el desayuno. Ella entraba a esa hora porque el niño entraba al colegio a las 6:30 a. m. Cuando entró, dos hombres entraron armados, se dirigieron al cuarto de él, lo sacaron semidesnudo, esposado y se lo llevaron con rumbo desconocido”, expresó Picón.

El padre de Nicolás afirmó que, nueve días después del secuestro, no saben nada del menor, ni qué grupo armado lo raptó. Manifestó que no siente rencor hacia los secuestradores y les pidió que pronto lo dejen en libertad.

“A las personas que lo tienen, no hay rencor (...) Que lo entreguen, que le permitan cumplir sus sueños”, dijo.

Picón agradeció las voces de aliento y las manifestaciones públicas que se han hecho en el municipio cesarense por la liberación de Nicolás. “Hemos recibido la solidaridad de muchas personas y de los medios. Aquí en Aguachica han hecho tres marchas pidiendo la liberación de él”, expresó el padre, quien pidió oraciones por su pronta liberación.

“Les pido a todos los colombianos la oración para que mi hijo pueda volver a casa y se pueda graduar”, sostuvo.

Información sobre el paradero del joven

La familia de Nicolás publicó un afiche con dos números de teléfono para que las personas que tengan información sobre el caso se comuniquen. Estos son 3138174066 y 3104764959.