Tendencias
Director del CTI, Alberto Acevedo - Foto: Foto cedida por prensa de Fiscalía

judicial

Fiscalía imputa cargos contra presuntos integrantes del grupo delincuencial ‘Los de Rionegro’

Las autoridades accedieron a material probatorio para tomar medidas contra los integrantes del grupo.

La Fiscalía informó sobre el proceso legal que se emprendió, recientemente, contra presuntos integrantes de una organización dedicada a estafar y robar dinero a clientes que tomaban servicios falsos. La banda habría llevado a cabo durante dos años esta modalidad, llegando a adquirir millonarias sumas de dinero.

Fiscales adscritos al cuerpo técnico de investigación (CIT) obtuvieron 16 medidas de aseguramientos en centro carcelario y dos domiciliarias contra presuntos integrantes del grupo delincuencial conocido como Los de Rionegro. Alberto Acevedo Quintero, director del CTI, reveló que se obtuvo todo el material probatorio necesario para tomar acciones en contra de aquellas personas, quienes se vieron relacionadas con movimientos ilegales.

El funcionario aseguró que se tenían datos de quiénes podrían ser las cabezas de esta organización delictiva, la cual accedió de forma fraudulenta a información privada de copropiedades inmobiliarias y otras empresas.

“La contundencia del material probatorio aportado por fiscales permitió que jueces de Bogotá impusieran 16 medidas de aseguramiento en centro carcelario y dos domiciliarias contra 18 presuntos integrantes del grupo delincuencial organizado Los de Rionegro”, dijo el director del CTI en un comunicado oficial.

“La evidencia física recopilada advierte que la red, presuntamente, estaba encabezada por Carlos Felipe Corredor Rubio y Carlos Andrés Cárdenas Buenaventura, quienes accedieron a información financiera de al menos 11 clientes”, agregó sobre la investigación que se llevó a cabo en un lapso de tiempo específico.

Acevedo compartió que las víctimas de la banda delincuencial fueron empresas inmobiliarias, una EPS, una comunidad religiosa y varias organizaciones que poseían altas sumas de dinero en bancos del país. En los resultados que se alcanzaron con la investigación, se descubrió que el grupo manejaba documentación, sellos y marcas falsas para engañar a sus clientes.

“Entre los afectados se encuentran copropiedades inmobiliarias, una comunidad religiosa, una EPS y varias empresas más cuentas en distintas entidades bancarias. Presuntamente, utilizando papelería membreteada, logotipos, sellos, huellas y firmas falsas, los integrantes de la red delincuencial habrían hurtado, durante dos años, al menos 3.190 millones de pesos que las víctimas tenían en cuentas de ahorro y crédito”, puntualizó el funcionario en un video compartido por la Fiscalía en las plataformas digitales, donde se da la cifra del dinero que habrían estafado.

De igual manera, en la cuenta de Twitter de la entidad se dejó constancia del proceso que se llevó a cabo al capturar a estos presuntos integrantes de Los de Rionegro, dejando pruebas de cómo fueron interceptados y comunicados sobre las medidas de aseguramientos que se aplicarían.

Audios, fotos y videos registraron el momento exacto en que los presuntos implicados son enfrentados a los cargos por los que serían imputados, teniendo en cuenta que es una larga lista de delitos cometidos con estos movimientos ilegales.

“La Fiscalía, de acuerdo al grado de participación de los procesados, imputó delitos como: Estafa, falsedad ideológica en documento privado, concierto para delinquir, obstaculización ilegítima de sistema informativo o red de telecomunicaciones y violación de datos personales”, afirmó un documento oficial de la Fiscalía.

En el contenido se mencionó que la banda pagaría a los cobradores, reclutadores y cuidados entre el 3 y el 10 % del total del estafado, dependiendo la labor que se llevará a cabo al interior de la organización.

Alberto Acevedo agregó que los presuntos delincuentes habrían suplantado a los representantes de las empresas para llevar a cabo los procesos con las entidades bancarias y hacer los retiros de altas sumas de dinero. De igual manera, los investigadores hallaron que los responsables usaron látex para tomar las huellas dactilares y así evadir los controles financieros.

Los presuntos integrantes, dependiendo el rango de responsabilidad en los actos, fueron procesados por las autoridades.