Home

Nación

Artículo

El general Rodolfo Palomino y otros altos mandos estarían enredados por acusaciones del coronel Reinaldo Gómez. - Foto: Daniel Reina

judicial

General ( r) Rodolfo Palomino continúa siendo investigado por escándalo del Fondo Ganadero de Córdoba

El exdirector de la Policía estaría relacionado con utilizar influencias para evitar la detención de Luis Gallo, relacionado con desplazamientos masivos en la región.

En la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) se han tomado decisiones recientes para llegar al fondo de lo que realmente sucedió en las regiones Córdoba y Urabá para generar el desplazamiento masivo de campesinos por razones que obedecían a los intereses del Fondo Ganadero de Córdoba, quienes habrían trabajado de la mano de grupos paramilitares al servicio de los hermanos Castaño y que con el paso de los años, una vez empezaron las investigaciones, se habrían aliado con altos mandos de la fuerza pública para frenar las capturas y sanciones correspondientes.

En esta parte del pleito jurídico sale a relucir el exdirector de la Policía, el general en retiro Rodolfo Palomino, quien aparentemente habría frenado la captura del empresario Luis Gonzalo Gallo Restrepo. Lo que habría sucedido, según reposa en el expediente, es que “utilizó indebidamente influencias derivadas del ejercicio del cargo y de la función sobre la fiscal delegada ante los jueces penales del Circuito, entonces adscrita a la Unidad de Análisis y Contexto, Sonia Lucero Velásquez, con el fin de que esta cancelara la orden de captura que había expedido contra el ciudadano Luis Gonzalo Gallo Restrepo”.

El jueves y viernes de esta semana Gallo estará citado a declarar sobre los hechos. Esto se da luego de que la Jurisdicción Especial para la Paz le otorgara la libertad condicional al exgobernador de Córdoba, Benito Osorio Villadiego tras considerar como clave la información clave que ha entregado ante este tribunal por el despojo de tierras y desplazamiento forzado en el departamento.

En el ventilador que prende Osorio se habla de la relación que tuvo la fuerza pública para permitir el despojo de tierra con impunidad y disfrazada en la Fundación Funpazcor, la cual era liderada por Sor Teresa Gómez, cuñada de los hermanos Castaño. Palomino, junto con otro general de la República, Jorge Rodríguez, en ese entonces director de la Dijín, para la época en que ordenaron la detención de Luis Gonzalo Gallo Restrepo habrían realizado varias acciones para detener la orden judicial.

En el mes de febrero de 2014, señala la Fiscalía General, cuando se llevaba a cabo un operativo para capturar a 14 personas miembros del Fondo Ganadero de Córdoba por presuntamente haber despojado de tierras a campesinos, tanto Palomino como quien fuera en ese momento director de la Dijín, el mayor Jorge Enrique Rodríguez, habrían acudido a la casa de la fiscal para presionar que no se hiciera la captura, un hecho que investiga la Corte.

Por su parte, el general Palomino ha manifestado que el sí hizo una vista, pero que presuntamente se mal interpretó porque él iba era a ofrecer su apoyo en la operación que se adelantaba contra los empresarios. Incluso, insiste en que fue él mismo quien estuvo al frente del operativo de captura de Gallo, por lo cual no se le puede señalar de ninguna irregularidad por este caso. Aunque es necesario aclarara que una vez exista una orden de captura, es obligación de la Policía judicial acompañar el procedimiento.

En medio de las investigaciones que se han adelantado en tanto en la Corte Suprema de Justicia como en la JEP se habla de la existencia de una grabación de dicha conversación que se dio en casa de la funcionaria.

Es de recordar que, según la justicia ordinaria, cuando Gallo fue detenido ya se contaba con todo el material probatorio, así él insista en su inocencia, la Fiscalía siempre insistió en tener pruebas contundentes para condenarlo por los delitos de concierto para delinquir agravado, lavado de activos y desplazamiento forzado.