Home

Nación

Artículo

En redes sociales circula el video de la discusión en un restaurante en Bogotá. Foto: facebook Laura Estrada.
En redes sociales circula el video de la discusión en un restaurante en Bogotá. Foto: facebook Laura Estrada. - Foto: Foto: facebook Laura Estrada.

bogotá

Habla mujer que le arrojó billetes en la cara a mesero, ¿se arrepiente?

Tras el indignante video en el que se ve a la gerente de un restaurante arrojándole en la cara el pago de su trabajo a un mesero, la mujer habla por primera vez y rompe en llanto por lo sucedido.

Luego de que se hiciera viral un video en el que se ve a la gerente de un restaurante arrojarle en la cara el dinero a su empleado porque al parecer este le reclamó por el pago de unas propinas, se desataron una serie de comentarios, la mayoría de ellos denota indignación por lo sucedido y rechazo hacia la mujer, más allá de comentarios se leen amenazas, “un día de estos voy y le relleno esa casa a plomo, y ese negocio, cuidadito con lo que hacen. Paguen lo que deben. Donde no paguen me les voy con un par de manes y les acabo ese negocio”, dice uno de los audios que llegaron al celular del negocio, de los pocos que se pueden transcribir, lo otros por el alto contenido de violencia se omite su publicación.

Ver la entrevista completa:

Sin duda alguna lo que sucedió iniciando abril, es el reflejo de una sociedad intolerante. En el que se evidencia como alguien que tiene un cargo superior ofende a uno de los meseros del restaurante La Pesquera con dinero, agresiones físicas de parte y parte y as respuestas mediáticas de quienes ni siquiera conocen de fondo lo que sucedió al interior del establecimiento comercial.

Mary, como se identifica la polémica gerente, empezó la entrevista en SEMANA diciendo que cada vez que ve el video siente tristeza y pide perdón por haberse dejado llevar por un momento de miedo, enojo y frustración, Por lo que pidió perdón no solo a la sociedad entera sino al joven al que agredió.

Dejó claro que, aunque no busca justificarse, si considera necesario que la comunidad en general conozca el contexto de la escena. Describe que el joven había entrado a su equipo de trabajo días atrás, tenía un periodo de prueba, inicialmente faltó al trabajo y los días que asistió habría tenido inconvenientes de convivencia con compañeros y superiores e incluso algunos lo describieron como alguien agresivo por lo que ella, su esposo e hija llegaron a la conclusión que una vez terminados los días de prueba suspendería su servicio.

Cuando llegaron le iban a cancelar $ 80.000 de los días laborados y según ella , le indicaron que las propinas se pagarían el lunes siguiente debido a que este dinero entra en una bolsa común con todos los meseros que se reparte entre el equipo de servicio y de cocina, según las políticas de la compañía, y debían esperar a que terminara la semana para ver cuanto le correspondía a cada uno.

Pero el joven se habría mostrado en desacuerdo y habría empezado a insultarla e intentó agredirla verbalmente mientras, presuntamente la amenazaba de muerte, cada minuto que pasaba las amenazas y agresiones aumentaban , no solo en contra de ella, sino también de su hija, Por lo que su esposo interino y se que la discusión pasó al contacto físico. “Yo de la angustia, de la frustración le lanzo lo que tengo en la mano que son lo billetes, pero yo nunca había reaccionado así, me desconozco”, dice la mujer con voz quebrantada.

“Lo que yo hice no estuvo bien. Por eso le pido perdón. Le pido mil disculpas al chico. Estoy super arrepentida. Me duele muchísimo porque yo no soy mala persona, he luchado toda mi vida, por querer a los animales, la naturaleza, los niños, el ser humano y me duele mucho. No puedo salir a la calle, realmente estoy asustada y muy mal “, enfatizó ahogada en llanto.

Relató que lleva seis días sin comer, ni dormir, y sin tranquilidad. Sin embargo, también hace un llamado para que sean consientes que no hay porqué insultar a una mujer. Ella argumenta que al verse vulnerada reaccionó de la peor manera.