análisis

Ingrid y Fico contra Petro: los momentos más tensionantes del debate presidencial 2022

Ingrid Betancourt y Federico Gutiérrez arreciaron sus críticas contra Gustavo Petro. Le dijeron que tolera la corrupción y que amenaza a la propiedad privada con la expropiación.


Ingrid Betancourt, Federico Gutiérrez y Gustavo Petro protagonizaron anoche el primer gran debate de candidatos presidenciales de cara a la primera vuelta, en la alianza digital de SEMANA y El Tiempo.

Corrupción y expropiación fueron dos temas en los que Ingrid y Fico, sin ponerse de acuerdo, coincidieron para cuestionar a Petro.

El candidato del Pacto Histórico fue duramente criticado por hablar contra la corrupción en sus discursos, pero al mismo tiempo permitir la presencia de Piedad Córdoba en su proyecto político, procesada por la justicia colombiana por supuestamente haber ayudado a las Farc en la industria criminal del secuestro. También se le investiga por sus presuntos nexos con Álex Saab, el señalado testaferro de Nicolás Maduro.

Ambos también dijeron que Petro utiliza el término “democratizar” para esconder su espíritu expropiador que ha sugerido en otras oportunidades.

Por Piedad

Ingrid Betancourt fue la primera en “abrir fuego " contra Petro, a quien le reclamó que haya acogido a Piedad Córdoba en su lista de Senado.

Ingrid se ha declarado víctima de las supuestas acciones de la hoy senadora electa del Pacto Histórico, quien asegura era alias Teodora en las filas de las Farc, y quien decidía cuándo un secuestrador debía ser liberado o cuánto tiempo tenía que permanecer en cautiverio para favorecerse políticamente.

Un exasesor de Cordoba testificó ante la justicia colombiana por estos hechos y la Corte Suprema de Justicia tiene una causa penal abierta contra Córdoba.

Ingrid asegura que por culpa de Córdoba ella y otros secuestrados habrían permanecido más tiempo en poder de las Farc. Y que inclusive habrían perdido sus vidas.

La candidata presidencial de Verde Oxígeno dijo que Petro ya tiene su paso seguro a segunda vuelta y que ha organizado muy bien su campaña gracias a las maquinarias y a la corrupción.

“Cuando hablan de corrupción yo me estremezco porque dentro de sus listas están personajes muy corruptos, personajes sindicados de haber sido tramitadores de secuestros, y estoy hablando de Piedad Córdoba que está bajo investigación de la Corte Suprema de Justicia y ahora con Petro se gana una especie de beneplácito para tener un fuero especial, y eso es indigno”, dijo Ingrid.

La candidata presidencial también le recriminó a Petro que el día de las elecciones hubiera apoyado que los vendedores del voto recibieran la plata por el pago y le pusieran “conejo” a los delincuentes que los compran.

“Yo estoy aquí para que Gustavo Petro no le vuelva a poner conejo a Colombia. El país está esperanzado en un cambio y el cambio no es él”, dijo la candidata, asegurando que ella será quien enfrente a Gustavo Petro en segunda vuelta.

Federico Gutiérrez, el candidato presidencial de Equipo por Colombia, que se vislumbra como el gran oponente del candidato del Pacto Histórico, en segunda vuelta, apoyó a Íngrid en sus reparos a Petro y dijo que el tema es “ético”.

“Lo que no hay que hacer, que usted terminó haciéndolo, es estimular la compra de votos. Lo que hay que hacer es denunciar la compra de votos”, replicó Gutiérrez.

Fico respaldó los cuestionamientos de Ingrid contra Piedad, a quien responsabilizó de incurrir en un “delito muy grave” cuando señalaba a quién se podía liberar y a quién no, “negociando con las vidas de tantas personas”.

Petro tuvo que admitir que Piedad “lo hizo mal”, pero dijo que el culpable fue el expresidente Álvaro Uribe por haberla nombrado para trabajar en el intercambio humanitario.

Ingrid replicó y dijo que lo grave es que “hoy Petro reciba a Piedad en su proyecto porque le trae réditos políticos, porque le trae financiación y porque le trae votos. Eso es lo grave, Gustavo”.

Y también le recordó que en su proyecto del Pacto Histórico están los secuestradores de las Farc que la retuvieron a ella, lo que Petro refutó.

Los exguerrilleros de las Farc militantes hoy en el Partido Comunes sí han expresado su apoyo a la candidatura de Petro.

La confrontación entre Petro e Ingrid tuvo momentos muy tensionantes. De acusaciones mutuas.

Petro dijo que cuando era diplomático de César Gaviria en Bélgica Ingrid lo visitó, en su casa, acompañada de Carlos Alonso Lucio, para proponerle que apoyaran a Ernesto Samper.

Ingrid, un poco descontrolada, negó lo dicho por Petro y le dijo que padece de alzhéimer, porque lo que decía no es cierto.

El debate en ese momento parecía una acusación por relevos contra Petro. Después de que Ingrid le recordó que cuando lo visitó en Bélgica estaba “botado en el piso por un ataque de depresión”, Fico volvió al ataque.

El candidato de Equipo por Colombia terció para recordarle a Petro que él sí protegió a Iván Márquez y a Jesús Santrich, los exguerrilleros de las Farc que huyeron a Venezuela para enrolarse de nuevo en el negocio del narcotráfico.

Cuando Petro intentó defenderse y negar que hubiera apoyado a los exguerillleros de las Farc, Fico lo contradijo: “¿Es que usted cree que el país es bobo? Claro que el país entero recuerda que usted defendía a Márquez y a Santrich”, le insistió.

Petro, expropiador

También los dos, Ingrid y Fico, cuestionaron el espíritu expropiador de Petro, el cual él también negó de manera categórica.

El candidato de la centroderecha le recordó a Petro que su proyecto político esconde claros fines de expropiación. Y le recordó el discurso de hace cuatro años cuando amenazó con expropiar a los productores de caña del Valle.

En 2018, en su campaña presidencial, Petro hizo afirmaciones que para muchos fueron una clara amenaza de expropiación a cañicultores del Valle.

“Le solicitaría a Ardila Lülle que entendiendo este proceso económico nos venda Incauca para la demostración de cómo se desarrolla el norte del Cauca. Si no quiere, no hay problema, compraremos a otros, pero 30.000 hectáreas de tierras tienen que trasladarse a las comunidades para producir diversidad de productos e industrializar”, dijo Petro entonces.

En ese momento muchos sectores del país reaccionaron y calificaron la advertencia de Petro como una amenaza a la propiedad privada.

Petro entonces le dijo a Fico: “Ustedes confunden expropiar con democratizar”. Y agregó: “Jamás he pronunciado la palabra expropiación”.

Federico Gutierrez   Gustavo Petro
Federico Gutierrez Gustavo Petro - Foto: Alexandra Ruiz / Esteban Vega

Y le explicó la diferencia de lo que para él sería “democratizar”: “Si se hacen distritos de riego a 22 millones de hectáreas cultivables, usted puede cobrarle al poseedor, que por lo general es un latifundista, la valorización de la obra pública, que se llama riego, en tierra, en vez de cobrarle en dinero. Y esa tierra se la entregas a un campesino”.

Ingrid entró a reforzar la duda de Fico, sobre si lo que Petro ahora llama “democratización” es realmente “expropiación”.

“A mí lo que me preocupa de lo que vengo oyendo de Petro es que con el vocablo de democratización se esté escondiendo un talante arbitrario, de desconocimiento de la propiedad privada, y tenemos que tener mucho cuidado con eso porque así han comenzado las guerras”, apoyó Ingrid.

Aunque los moderadores del debate propusieron pasar a otro tema, Petro insistió en explicar su idea de la “democratización” y se declaró sorprendido porque ahora algunos “se asusten con democratizar”.

“Democratizar es entregar propiedad privada. Y en el caso del campo es entregar tierras”, definió Petro.

Como Ingrid lo contradijo, Petro le preguntó: “¿Entonces qué es democratizar?”.

A lo que Ingrid respondió: “Democratizar es cumplir con la ley en la que los colombianos tienen sus derechos y los defienden. Pero no puede ser un subterfugio para esconder prácticas autoritarias y casi dictatoriales. Democracia no quiere decir castigar a los que tienen para darles a los amigos”.

Y Betancourt pasó al ataque respecto de lo que ella considera que es un subterfugio de Petro: “Utilizar el Estado para crear una confrontación social que es lo que tratamos de evitar después de que firmamos el proceso de paz”.

Aunque Ingrid realmente se enfrentó a ambos candidatos señalándolos en varias oportunidades de “representar lo mismo”, de aliarse con la politiquería para llegar al poder, en lo que fueron sus observaciones sobre corrupción y defensa de la propiedad privada, coincidió más con Fico.