Tendencias

Home

Nación

Artículo

Estudiantes de la escuela en clase trabajando con tabletas.
Estudiantes de la escuela en clase trabajando con tabletas. - Foto: Getty Images

nación

Investigan caso de niños intoxicados en colegio de Bogotá

Los padres de los menores esperan una respuesta del colegio y la Secretaría de Salud frente al caso.

Un numeroso grupo de estudiantes resultó afectado en un extraño caso de intoxicación masiva en un colegio público del sur de Bogotá, según denunciaron los padres de los jóvenes ante varios medios de comunicación.

De acuerdo con lo dicho por una de las estudiantes testigo de los hechos a RCN Radio, sobre las 2:00 p. m. del miércoles 28 de septiembre y tras haber tomado un refrigerio, se empezó a sentir un fétido olor en diferentes partes del colegio y muchos de los compañeros empezaron a vomitar, a desmayarse e incluso a convulsionar.

Los padres hicieron presencia en la institución y decidieron ir con sus hijos hacia la Clínica del Occidente y el Hospital El Tintal, donde el personal médico les aseguró que es un fenómeno que ha venido ocurriendo en varios colegios de la localidad.

Entre tanto, Mary Báez, una de las madres de los menores afectados, le dijo al noticiero radial que el colegio no atendió los protocolos de emergencia que se deben tener en cuenta ante este tipo de situaciones, pues muchos esperaron hasta dos horas en el suelo para ser atendidos y aún la institución no les ha dado una explicación.

Otra de las hipótesis que manejan algunos testigos es que los menores habrían consumido unos brownies con marihuana y que eso les habría causado la intoxicación, sin embargo, esto es desmentido por los mismos padres.

Entre tanto, la comunidad y los padres están a la espera de una respuesta oficial del colegio y de la Secretaría de Salud frente a las denuncias instauradas por los estudiantes y sus familiares.

Intoxicación masiva en colegio de Bucaramanga

El extraño comportamiento de once alumnos de Bucaramanga llamó la atención de los profesores de un colegio de la ciudad. Luego los puso en alerta el dolor de cabeza, malestar general y náuseas que empezaron a tener los estudiantes dentro del aula de clase. Un alimento que consumieron generó la emergencia que los hizo terminar en un hospital.

De acuerdo con un informe emitido por la administración de la capital de Santander, los protagonistas adquirieron a través de las redes sociales un producto que contenía alucinógenos. Una vez sintieron los primeros síntomas de la intoxicación que les provocó el alimento, les confesaron a los directivos que se trataba de brownie con marihuana.

La primera decisión que se tomó fue avisarles a las unidades de la Policía de Infancia y Adolescencia para que tomaran cartas en el asunto. Después llamaron a cada uno de los padres de familia con el objetivo de que hicieran presencia en la institución, dado que los menores de edad debían ser trasladados a un centro médico por las complicaciones.

Los once estudiantes llegaron al servicio de urgencias de la Unidad Materno Infantil Santa Teresita. En ese sitio reiteraron la versión que entregaron en el colegio. Así lo confirmó la subsecretaria de Salud de Bucaramanga, Laura Milena Parra, luego de que el caso hiciera estruendo en toda la ciudad en la tarde de este viernes.

“En este centro de salud ingresaron los alumnos y, tras la valoración, aseguraron que habían consumido un brownie de marihuana. Se activó el sistema de vigilancia epidemiológica para adelantar la investigación”, comentó la funcionaria. En cuanto al estado de salud de los jóvenes, solo uno de ellos continúa bajo observación.

Mientras tanto, la Secretaría del Interior advirtió que el grupo de investigación de la Policía Nacional está recopilando información para dar con el paradero del establecimiento comercial donde los estudiantes adquirieron el producto. Luego les aplicarán los correctivos con el objetivo de penalizar las faltas que cometieron.

“Este gobierno municipal hace un llamado a los padres de familia para la vigilancia de sus hijos y trabajar de la mano con las instituciones educativas y la Policía en la prevención de este tipo de actos”, concluyó en un comunicado la administración donde aclararon que, contrario a las especulaciones, fue un producto que los mismos estudiantes ingresaron al colegio.