política

Jaime Felipe Lozada dice que ni él ni su familia fueron escuchados por la Comisión de la Verdad

Este martes, la Comisión de la Verdad empezará a revelar apartes del informe sobre el conflicto armado en el país, en medio de críticas de algunas víctimas.


El representante a la Cámara Jaime Felipe Lozada ha sido crítico de la Comisión de la Verdad, una institución que nació tras la firma del Acuerdo de Paz entre el gobierno de Juan Manuel Santos y las Farc.

Lozada ha cuestionado algunas posturas de la institución que dirige el sacerdote Francisco de Roux y que, en ocasiones, según él, muestra simpatías con la izquierda ideológica.

Este martes, el congresista conservador volvió a referirse a la Comisión porque la institución revelará algunos de los apartes del informe sobre la verdad y la guerra que elaboró después de cuatro años y con una inversión que bordea los 400.000 millones de pesos, según dijo la senadora María Fernanda Cabal.

El informe se estructuró, de acuerdo con el sacerdote Francisco de Roux, director de la Comisión, tras escuchar a ambas partes del conflicto armado, entre ellas, las víctimas, el Gobierno, los grupos armados y la fuerza pública.

Sin embargo, el congresista Jaime Felipe Lozada dijo: “No sé cuántas víctimas de las Farc fueron escuchadas por la Comisión de la Verdad, pero a mi familia y a mí ni siquiera un mensaje”.

¿Por qué no entrevistaron a Jaime Felipe Lozada?¿Cuál fue el criterio de la Comisión de la Verdad para entrevistar a las víctimas del conflicto? Aunque la respuesta solo la tienen los comisionados, Lozada Polanco es una voz importante en medio de la guerra que libró este país con las Farc.

El 26 de julio de 2001, hombres armados de la Columna Teófilo Forero de las Farc llegaron sorpresivamente hasta el edificio Torres de Miraflores en Neiva, Huila, su ciudad de origen y lo secuestraron cuando no superaba los 14 años.

Junto a él, la guerrilla privó de la libertad a Juan Sebastián Lozada, su hermano, y Gloria Polanco, su madre.

Con el paso de los días, a Polanco la separaron de sus hijos y la mujer siguió en poder de ese grupo armado.

Durante el secuestro, Gloria se enteró de que al exgobernador del Huila Jaime Lozada, su esposo, lo habían asesinado las Farc en un ataque armado en la vía que del municipio de Gigante conduce a Garzón en ese departamento. Jaime Felipe Lozada resultó levemente herido.

Los jóvenes Lozada Polanco -Jaime Felipe, Juan Sebastián y Daniel, el hermano menor- vivieron más de tres años solos en el apartamento en Neiva porque su padre había muerto en poder de la guerrilla y la madre permanecía secuestrada.

Lozada, el congresista, ha sido crítico de las Farc. Ha dicho, por ejemplo, que no entiende cómo la Justicia Especial para la Paz (JEP), a la fecha, no ha proferido ninguna condena contra uno de los miembros de las Farc, quienes hoy legislan desde el Congreso.

En una oportunidad, el dirigente conservador aseguró que la Comisión de la Verdad no lo representa. “Soy víctima y debido a su notorio sesgo ideológico, la Comisión de la Verdad no me representa en lo más mínimo”, dijo.