nación

“Jaramillo y De la Calle no quieren una paz general, sino el control de la memoria y la verdad”: María Fernanda Cabal

La senadora del Centro Democrático se refirió a la carta abierta difundida por los exnegociadores de paz en la que expresaron su rechazo a la propuesta de amnistía general del expresidente Uribe.


La senadora y precandidata presidencial María Fernanda Cabal les respondió este martes a Humberto de la Calle y Sergio Jaramillo, exnegociadores en los diálogos de paz de La Habana, quienes manifestaron su rechazo a la propuesta del expresidente Álvaro Uribe de implementar una amnistía general en el país.

Cabal dijo que los exnegociadores tienen “temor” porque, en su opinión, con la amnistía propuesta por el exmandatario perderían “el control de la memoria y la verdad”, que supuestamente se logró a través de las instituciones creadas en el Acuerdo de Paz, como la JEP y la Comisión de la Verdad, a las que tildó de “espurias”.

“El temor de Sergio Jaramillo y Humberto de la Calle frente a la propuesta de amnistía general del expresidente Álvaro Uribe es porque pierden el control con instituciones espurias como la JEP y la Comisión de la Verdad, donde desconocen las víctimas para darle protagonismo a las FARC y lavar sus crímenes, pues no pagarán un día de cárcel. Jaramillo y De la Calle no quieren una paz general, sino el control de la memoria y la verdad”, manifestó Cabal a través de un mensaje difundido a través de Twitter.

Este martes, por medio de una carta abierta de 12 puntos, los exnegociadores expresaron su rechazo a la propuesta de Uribe. En la misiva, Jaramillo y De la Calle señalaron que durante las conversaciones entre el gobierno Santos y las FARC siempre se dejó claro que las víctimas del conflicto estarían en el centro del acuerdo, razón por la cual manifestaron que “una amnistía general como propone Álvaro Uribe daría al traste con la investigación y el juzgamiento de los principales responsables de las graves violaciones. Y con los derechos de las víctimas a la verdad, la justicia y la reparación”.

Adicionalmente, aseguraron que la discusión sobre una amnistía general se cerró hace nueve años con la jurisprudencia de las cortes con base en el Marco Jurídico para la Paz. “El Marco establece –siguiendo las recomendaciones del secretario general Kofi Annan al Consejo de Seguridad–, que una combinación de instrumentos de carácter judicial y extrajudicial permitirá “garantizar los deberes estatales de investigación y sanción”, sostuvieron.

También dijeron que allí quedó contemplada la selección de los máximos responsables de crímenes de guerra y de lesa humanidad, por lo que una amnistía general no tendría cabida en este momento. “Les explicamos (en 2015) a puerta cerrada al Secretariado de las FARC-EP que esa era no solo la 2 posición del Gobierno nacional, sino lo que exigía la realidad política y jurídica del siglo XXI: “No puede haber y no habrá amnistía general. Punto”.

Cabe recordar que, durante su reunión con el presidente de la Comisión de la Verdad, el expresidente Uribe formuló la propuesta de la amnistía general. El exmandatario afirmó que para construir definitivamente la paz en Colombia, debía considerarse esta alternativa y darles los mismos beneficios o las mismas penas a los criminales.

Posteriormente, en una reflexión publicada en Twitter, señaló que la amnistía corregiría “desequilibrios judiciales” que habrían sido creados por el Acuerdo de Paz de La Habana.

“Las FARC gozan de impunidad total y de elegibilidad política no obstante sus crímenes atroces. Los miles de colombianos condenados, incluso por delitos menores, han estado o están en la cárcel y no tienen ni tendrán derecho de elegibilidad política”, manifestó el exmandatario, quien explicó que, aunque el tema es complejo, el país debe buscar un acuerdo nacional. “Puede buscarse un acuerdo para explorar caminos jurídicos, menos difíciles para la elegibilidad política que para soluciones carcelarias. Con una advertencia: respecto a las víctimas y rigor futuro”, añadió Uribe.