Tendencias

Home

Nación

Artículo

Juan Diego Alvira, testigo de las cruces entre manifestantes en Bogotá el 26 de septiembre
Juan Diego Alvira, testigo de las cruces entre manifestantes en Bogotá el 26 de septiembre. - Foto: SEMANA

nación

Juan Diego Alvira estuvo en el corazón de la marcha contra el gobierno de Gustavo Petro: los ánimos se caldearon y… ¿qué le pasó?

En el centro de Bogotá hubo enfrentamientos entre quienes se sienten inconformes con el Gobierno y los simpatizantes del presidente de Colombia.

Para muchos fue una sorpresa que las marchas contra las reformas de Gustavo Petro fueran tan nutridas. Salieron miles de personas en Bogotá, Cali, Medellín, Cartagena, Bucaramanga y Barranquilla, entre otras ciudades y municipios.

El ambiente se tornó tenso en el centro de Bogotá, donde la marcha se encontró con estudiantes universitarios y otros ciudadanos que apoyan a Gustavo Petro. Fue allí donde se empezaron las arengas. “Fuera ricos”, gritaron unos; “guerrilleros”, respondieron los otros.

Juan Diego fue inicialmente de incógnito. Con una gorra, unas gafas y un tapabocas, pasó desapercibido y, en medio de una entrevista, uno de los marchantes enfurecido le pidió que no lo grabara e incluso lo amenazó con quitarle el celular.

Más adelante entrevistó a un joven petrista, que montado en un muro arengaba “trabajen, vagos” y mostraba dummies de Gustavo Petro y Francia Márquez. Dijo que había decidido salir a la calle para apoyar al presidente y sus reformas, porque a su juicio son necesarias.

Fue especialmente en el centro de la ciudad donde hubo encontrones entre los manifestantes y quienes estaban apoyando al presidente Petro, al punto que en algunos casos se fueron a los golpes, cegados por sus pasiones.

La movilización fue promovida por Pierre Onzaga, el hombre que organizó la movilización ciudadana en las calles en rechazo de las Farc en febrero de 2008, esta vez utilizando las redes sociales con el numeral #26Sep #TodosALasCalles26S.

La convocatoria tenía como propósito rechazar el proyecto de reforma tributaria, la reforma política, la reforma al Código Electoral, la ‘paz total’, el aumento en los precios de la gasolina e incluso la idea de transformar el sistema de salud eliminando las EPS. Y en ella estuvieron activos algunos miembros de la oposición como Enrique Gómez, líder del Movimiento Salvación Nacional; Paloma Valencia, senadora del Centro Democrático, y Miguel Uribe, el congresista más votado en los comicios legislativos del 13 de marzo.

Hubo expresiones de violencia en Medellín

La jornada de protesta de este 26 de septiembre no solo dejó lunares en Bogotá, también en Medellín, donde algunos manifestantes agredieron a periodistas que realizaban el cubrimiento de las movilizaciones.

La cuenta en Twitter Denuncias Antioquia compartió un video en el que el reportero Marcos Madrigal comentó cómo, mientras cubría la jornada de protestas junto con el camarógrafo Carlos Tamayo, fue empujado, abucheado y señalado de bandido. Algunos manifestantes les cuestionaron que trabajaran para un medio de comunicación público, Telemedellín.

“¡Fuera!, les gritaron los manifestantes, a la par que los empujaron para que se salieran de la marcha. “El equipo periodístico encabezado por mí, Marco Madrigal, y por Carlos Tamayo, fue atacado por cientos de personas que nos empezaron a empujar y a tirar agua”, dijo el reportero, que incluso conversó con algunos de ellos y les planteó su deber de informar, así como les explicó que sus acciones estaban atentando contra la libertad de prensa.

En uno de los videos se ve a uno de los manifestantes decirles al reportero y al camarógrafo lo siguiente: “Pusieron a un bandido a cuidar los recursos de la ciudad y Telemedellín es administrado por un ladrón, corrupto y bandido”.

Acerca de las agresiones también se expresó el alcalde de Medellín, Daniel Quintero, rechazando lo ocurrido mediante una publicación en Twitter junto a una grabación en la que se ve el momento exacto de las agresiones.

“Lamentable ataque a la prensa por manifestantes de extrema derecha en Medellín. Mi solidaridad con los periodistas y camarógrafos golpeados”, trinó Quintero.

Por lo demás, Medellín fue una de las ciudades donde más se movilizaron los colombianos este lunes, en su mayoría de forma pacífica.