nación

La Flip denunció aumento de ofensas a las periodistas tras declaraciones de Verónica Alcocer

La organización hizo un llamado de atención a las autoridades para que sean estas las que tomen cartas en el asunto y se pueda disminuir la ola de ataques en contra de las comunicadoras.


En los últimos dos días, el debate público en Colombia se ha centrado en las declaraciones de Verónica Alcocer, esposa de Gustavo Petro, en contra de las periodistas en Colombia, sobre las que aseguró: “Entran de reporteras y terminan en el mismo canal casándose con los dueños”.

Esta situación ha derivado en situaciones de peligro en contra de las comunicadoras del país, que, aunque han visto cómo miles de personas las han apoyado por lo que consideraron fue un comentario despectivo y machista de Alcocer, otras cuantas han usado las redes sociales para perpetuar la violencia y discriminación en su contra.

Así lo denunció la Fundación para la Libertad de Prensa en Colombia (Flip), que en su cuenta de Twitter explicó que, “desde ayer, en redes hubo un incremento en mensajes violentos basados en género, que atacan y deslegitiman la labor de las mujeres periodistas” en el país.

Por lo mismo, esta organización exigió a las autoridades “pronunciarse frente a este accionar que afecta la participación de mujeres en el debate público”.

De acuerdo con la Flip, los actos de discriminación y odio en contra de las periodistas afectan la salud mental y posiblemente física de las mujeres que se desempeñan en esta profesión. “Esta violencia tiene impacto psicológico, puede trasladarse al mundo físico y es, como dijo el Tribunal Administrativo de Cundinamarca (TAC) en sentencia del 26 de mayo, ‘un fenómeno que de forma creciente afecta la privacidad y seguridad de las mujeres dentro y fuera del ciberespacio’”, recordó la fundación.

Además, la organización citó directamente a la Defensoría del Pueblo, especialmente a la Defensoría Delegada para la Protección de Derechos en Ambientes Digitales y Libertad de Expresión, para que sea esta entidad la encargada de diagnosticar urgentemente la violencia de género que se ha gestado constantemente en contra de las mujeres que ejercen el periodismo en Colombia.

“Además, pedimos que formule recomendaciones enfocadas en la protección de los derechos de las periodistas y que articulen al Estado para dar una respuesta preventiva y de protección”, concluye la Flip.

¿Qué dice la decisión del TAC?

El fallo del TAC es sumamente importante, ya que, según lo recopilado por la Flip, es la primera vez que una autoridad judicial “reconoce que en Colombia existe un marcado patrón de violencia en línea, ejercido en redes sociales, contra mujeres periodistas”.

“Además, estableció que el Consejo Nacional Electoral (CNE) y los Comités de Ética pueden sancionar a partidos y movimientos políticos, respectivamente, por utilizar o permitir este tipo de violencia para el ejercicio de la participación política y electoral”, añade la información.

Esto quiere decir que, en caso de llegar a una estancia legal, el Pacto Histórico podría recibir sanciones por permitir un lenguaje de odio por parte de Alcocer (quien oficia como colaboradora en la campaña presidencial) en contra de las mujeres periodistas de Colombia.

“No nos hemos acostado con nadie”

Cabe recordar que la situación generada por Alcocer afectó profundamente a las comunicadoras colombianas, que en diversos medios y formatos han mostrado su indignación y rechazo a las burlas y estigmatizaciones dichas por la esposa de Petro.

En conversación con Vicky en SEMANA, varias periodistas reconocidas de Colombia decidieron alzar su voz para defender su dignidad y su esfuerzo en el ejercicio periodístico en el país.

“Nunca nos hemos acostado con nuestro jefe”, dijeron Jessica de la Peña, Johana Amaya, Andrea Guerrero, Karla Arcila, Diana Saray y Catalina Suárez en la entrevista que Vicky Dávila realizó.

“Sí, las mujeres tenemos un ‘trasero que causa sensación’ pero también tenemos cerebro”, añadió la periodista de RCN, Johana Amaya, citando la letra de Talento de televisión, canción de Willy Colón.

Finalmente, Diana Saray indicó que “el tema aquí es la conciencia de esta percepción que no puede seguir dándose y mucho menos de una persona que tiene un liderazgo y que puede asumir el lugar de primera dama. A las mujeres nos cuesta mucho avanzar en la vida profesional como para que nos sigamos destruyendo de esta manera en estos estereotipos”.