Tendencias

Home

Nación

Artículo

Piedad Córdoba ante la JEP
Piedad Córdoba ante la JEP - Foto: JEP

nación

Las contradicciones de Piedad Córdoba en la JEP: inicialmente dijo saber quién había asesinado a Álvaro Gómez; ahora dice que no sabe

La declaración juramentada se dio ante la JEP. Allí contó que su relación con las Farc se limitó a su gestión para la liberación de secuestrados.

“Es la tercera vez que me presentó, incluso en otra ocasión fue ante la Corte Suprema. Quiero dejar eso muy claro porque realmente ha habido una persecución mediática, por lo que yo creía que era una contribución a la verdad, para que se supiera quiénes eran los responsables del crimen. Yo no soy de las Farc, jamás he sido de las Farc. Se me trata como si fuera parte del asesinato. Hay una persona que admiré mucho que es el doctor Álvaro Gómez Hurtado”.

De esta manera, la senadora Piedad Córdoba les contó a los magistrados de la JEP lo que sabe sobre lo ocurrido con el líder conservador.

Allí negó haber tenido relación estrecha con las Farc y dijo que nunca señaló a las Farc como autores: “No tenía conocimiento, siendo congresista, del caso. Solamente lo que se veía en medios de comunicación. La idea que se propagó es que habían sido los militares, no tenía más conocimiento, ni estuve al frente de esa investigación ni al frente de una actitud que me pudiera acercar al conocimiento real de los autores”.

El asunto es que Córdoba ya había dicho hace varios años que sabía, supuestamente, quién había ordenado el asesinato. Ahora, ante la JEP niega tener conocimiento, lo cual generó la insistencia del magistrado que adelantó la diligencia: “Yo tuve un encuentro con una persona que no volví a ver que supuestamente fue el responsable. Me pidieron localizar a esa persona pero no se pudo. Yo tampoco he dicho que fueron las Farc los responsables del crimen. Esta persona podría ser cercana a Fabián Ramírez”, dijo.

Y en un momento, ante la pregunta reiterada del magistrado, dijo: “Yo tuve una reunión en mi apartamento en Medellín con una persona que fue jefe de debate mío. Luego vino la versión de las Farc. Yo me encuentro con una persona en la OEI, la persona se me acerca y me dijo: yo fui quien le disparó a Gómez Hurtado. Yo solo le dije que fuera ante las autoridades, que eso era muy importante para esclarecer la verdad. Fue un abordaje de un momento a otro. Me dijo que se llamaba Lucho o Chucho, no me dijo nombre exacto”.

Esa reunión de Medellín, contó Córdoba, inicialmente ella pensaba que era para abordar otro tema relacionado con derechos humanos: “Yo estuve 35 minutos escuchándolo (al supuesto autor del magnicidio), no los conocía de antes, nunca más los volví a ver. Me dieron unos nombres y venían recomendados de una persona muy importante para mí, que era Héctor Moreno”, contó.

La diligencia de Córdoba se da tras la versión de Carlos Lozada según la cual el crímen fue planeada por la red urbana Antonio Nariño. Además de lo dicho por Carlos Antonio Lozada en octubre de 2020, el excomandante guerrillero no ha presentado evidencia o una prueba que soporte su versión.

En este punto indican que durante varios años se ha recopilado información que vincula a varias personas interesadas en atentar contra la vida e integridad del líder conservador.

Entre estos se menciona al expresidente Ernesto Samper Pizano y varios de sus funcionarios de Gobierno, debido a la oposición de Gómez Hurtado en contra de su administración. Para los familiares de Gómez Hurtado, es necesario que el expediente vuelva a la justicia ordinaria en la que ya se habían logrado algunos avances.

En un momento de la diligencia, contó que la persona que la abordó podría ser cercana a José Obdulio Gaviria: “Hay que investigar qué conocimiento tenía él de lo ocurrido, yo también quiero decir que es clave citarlo a él para que él confie... para que él diga por qué sabía que el asesinato de Gómez Hurtado lo ordenaron las Farc”, dijo.