Tendencias
Vídeo | Hombre recibió disparo en el pecho por defender a su mamá de robo en Bogotá
La decisión de la justicia se dio tras la revisión de un amplio material probatorio recaudado por la Fiscalía, que fue fundamental para que el hombre se acogiera a un preacuerdo. Imagen de referencia. - Foto: Imagen ilustrativa Getty Images

nación

Lo último: condenan a 11 años de prisión a coautor del asesinato de ocho jóvenes en Nariño

La decisión de la justicia se dio tras un preacuerdo con la Fiscalía General de parte de este joven, llamado Jhoan Sebastián Acosta.

Luego de aceptar los cargos formulados por la Fiscalía por su participación en el homicidio de ocho jóvenes, ocurrido en una finca de Samaniego (Nariño) el 15 de agosto de 2020, un juez de este municipio condenó a 11 años de prisión a Jhoan Sebastián Acosta Rodríguez, alias Cúcuta.

La decisión de la justicia se dio tras la revisión de un amplio material probatorio recaudado por la Fiscalía, que fue fundamental para que el hombre se acogiera a un preacuerdo.

Según la Fiscalía, testigos lo reconocieron como una de las personas que formó parte del grupo armado que llevó a cabo el ataque. El homicidio colectivo habría sido ordenado por Franco Albeiro Morales Melo, alias Cuy, presunto narcotraficante que delinque en esa región del país.

El crimen múltiple fue ejecutado en predios de una finca de la vereda Santa Catalina, en donde murieron universitarios con edades entre los 19 y 25 años. Cinco de ellos fallecieron en la finca y tres más en un centro hospitalario de Samaniego. El sentenciado fue detenido el 21 de septiembre de 2022 en zona rural de la Unión (Nariño) por los servidores del CTI y fue recluido en la cárcel municipal donde cumplirá con la sentencia. El 25 de marzo pasado la Fiscalía logró que otros dos coautores del homicidio múltiple, Andrés Fernando Moriano, alias Fercho, y Yeiron Pantoja Rodríguez, alias Mono o Conductor, fueran condenados a 29 años de prisión.

La primera condena por el caso

En marzo de este año, Andrés Fernando Moriano, alias Fercho, y Yeiron Alexánder Pantoja Rodríguez, alias Conductor, fueron, de acuerdo con la Fiscalía, los responsables de la masacre que dejó a ocho jóvenes asesinados en agosto de 2020.

La investigación de la Fiscalía estableció que los ahora capturados y otras tres personas llegaron hasta una finca de la vereda Santa Catalina, del municipio de Samaniego (departamento de Nariño), y luego de amenazas a los jóvenes y un menor de edad, les dispararon de manera indiscriminada.

“El fiscal afirmó que gracias al trabajo de fiscales e investigadores se pudo concluir que Andrés Fernando Moriano, alias Fercho, y Yeiron Alexánder Pantoja Rodríguez, alias Conductor, participaron en este homicidio múltiple ocurrido en la vereda Santa Catalina del municipio de Samaniego”, señaló la Fiscalía al confirmar la condena.

El material probatorio que recaudó la Fiscalía incluyó declaraciones de testigos que permitieron establecer la responsabilidad de los ahora condenados por la masacre y la forma en la que planearon el asesinato; además, uno de los sicarios hizo una confesión y relató el propósito de la masacre.

El trabajo de investigación que lideró la vicefiscal Martha Mancera permitió, hace más de un año, obtener cinco órdenes de captura contra los responsables de esta masacre, entre ellos quienes ahora resultaron condenados como autores materiales del múltiple asesinato. Sin embargo, otros dos que son requeridos por la justicia, Kevin Alexánder Bastidas Quiroz y Óscar Ferney Martínez Zambrano, fueron encontrados sin vida.

Mientras avanzaba el proceso se fueron conociendo algunos videos que grabaron los propios jóvenes el día de la masacre, la forma en la que se estaban divirtiendo en la finca y cómo posteriormente llegaron los asesinos para atacarlos de manera indiscriminada y cobarde, cuando ellos, las víctimas, ni siquiera lograron correr para protegerse.

“Alias Fercho y alias Conductor fueron hallados responsables de los delitos de homicidio agravado en concurso heterogéneo; concierto para delinquir agravado, y fabricación, tráfico y porte de armas, municiones de uso restringido de uso privativo de las Fuerzas Armadas o explosivos. Los dos hombres fueron condenados a 29 años de prisión y una multa de mil quinientos cincuenta (1.550) salarios mínimos legales”, indicó el ente de control.