Tendencias

Home

Nación

Artículo

Moncler, el particular sello encontrado en una tonelada de cocaína decomisada en Bogotá
Moncler, el particular sello encontrado en una tonelada de cocaína decomisada en Bogotá - Foto: Suministrada a Semana

bogotá

Lo último: encuentran más de una tonelada de cocaína en un parqueadero en Bogotá

El alcaloide fue ubicado dentro de dos vehículos de carga en la localidad de Fontibón.

Más de una tonelada de cocaína fue encontrada en las últimas horas en la localidad de Fontibón, oculta dentro de dos vehículos. Según la Policía Antinarcóticos, el alcaloide iba a ser enviado en pequeñas cantidades por el aeropuerto El Dorado.

La droga habría sido embalada desde el departamento del Valle del Cauca en dos volquetas y fue detectada gracias a que las autoridades iniciaron la investigación, luego de recibir una llamada anónima que les alertaba sobre el cargamento que efectivamente fue encontrado.

Con las pistas que les habían entregado, los policías iniciaron la búsqueda de los vehículos de carga, logrando ubicarlos en un parqueadero de la localidad de Fontibón.

Aunque en una primera indagación los uniformados no encontraron nada sospechoso en los automotores, en una segunda inspección con perros antidrogas se logró ubicar el cargamento ilegal.

Los vehículos estaban desocupados, no traían carga, lo más lógico era pensar que la droga estaba camuflada en la carrocería. Es así como los policías utilizan equipos de corte en el lugar donde uno de los caninos se había sentado en señal que había droga, y proceden a hacer el respectivo corte.

Luego del procedimiento, los policías encontraron dos correas dentro de la carrocería, que al jalarlas trajeron los paquetes rectangulares característicos de cocaína.

“Al profundizar la requisa, los uniformados encontraron 1.110 paquetes con cocaína, para un total de 1.100 kilos. Los análisis hechos por los investigadores determinaron que las volquetas venían vacías, que no despertaban sospecha al pasarlas por las básculas de peso. En cada uno de los vehículos se habían hecho adaptaciones con un novedoso sistema para ocultar la droga”, indicó la Policía.

Agregó la autoridad que “las investigaciones analizadas por los uniformados de la Policía Antinarcóticos, luego de recibir una denuncia a la línea 167, permitió hacer un análisis a la trazabilidad y la trayectoria que traerían los vehículos con la sustancia; en un principio se informó que desde el departamento del Valle del Cauca habían salido dos volquetas hacia la capital del país, sin más datos se adelantaron controles esporádicos en las principales vías por donde transitan los vehículos que llegan hasta Bogotá”.

Así mismo, se explicó que “varios días les tomó a los uniformados para dar con los automotores, después de iniciar unas pesquisas en los parqueaderos del occidente en la capital del país, se encontró en la localidad novena de Fontibón y dentro de un parqueadero los dos vehículos”.

Uno de los datos que llamó la atención de las autoridades fue la marca de la cocaína: Moncler fue la estampilla que se destacó entre los paquetes rectangulares. Las autoridades, con este sello, ahora iniciarán la respectiva investigación para determinar qué organización narcotraficante es la dueña del cargamento.

Los investigadores saben que este dato es clave, porque de esta manera es que la droga es comercializada en el exterior. “Estamos observando que los narcos en su intento desesperado por transportar drogas ilícitas se valen de todos los métodos de ocultamiento, fracasando en cada experimento, estamos adelante analizando, investigando y ejecutando acciones tendientes a reducir el tráfico, con esta incautación evitamos que más de tres millones de dosis llegaran a los mercados de consumo en el mundo”, dijo el coronel Julio Ernesto Triana, jefe de la oficina de Interdicción de la Dirección Antinarcóticos.

De igual manera, se indicó de parte de la Policía que se inició la investigación para ubicar a los propietarios de los vehículos y a sus conductores para poder profundizar en las indagaciones y conocer de quién era la droga que pretendían enviar al exterior por la principal terminal aérea del país.