foros semana

Lucha contra el cáncer: conozca los avances y desafíos que tiene el país

A pesar de los avances del marco normativo colombiano para garantizar la atención oportuna a los pacientes y de la adecuación de centros con tecnología de punta, la prevención y descentralización de los tratamientos siguen siendo tareas pendientes en las que urge trabajar.


Cada día mueren en Colombia 96 personas de cáncer, según el Ministerio de Salud. Esta cifra se ha hecho más grande con los años y hoy la prevalencia de esta enfermedad en Colombia es motivo de preocupación por parte de médicos y autoridades de salud. Precisamente, esta semana un grupo de especialistas se dio cita en el foro ‘El cáncer en Colombia’ para analizar esta realidad y profundizar en los avances y desafíos para su prevención, diagnóstico temprano y tratamiento.

Catalina Rincón, directora ejecutiva del Observatorio Interinstitucional de Cáncer de Adultos (Oica), señaló que en el país son varias las garantías, plasmadas en la norma, que los pacientes tienen para la prevención, rehabilitación y cuidado paliativo. Con esto coincidió Wilson Cubides, director ejecutivo de la Liga Colombiana Contra el Cáncer, quien además destacó la solidez del sistema en el aseguramiento y la prestación de servicios.

Sin embargo, el evento develó las falencias que el sistema de salud presenta en términos de prevención y diagnóstico de la enfermedad. Según los panelistas, la gran mayoría de casos nuevos llegan en etapas tardías: “El periodo que transcurre entre la sospecha y el diagnóstico está en promedio en 25 días. No obstante, el problema se agrava en el periodo en el que se hace el diagnóstico y en el que se inicia el tratamiento, que es en 48 días aproximadamente”, dijo Cubides.

Las principales causas de estas demoras son las barreras de acceso geográficas, administrativas, institucionales y culturales. La pandemia, particularmente, generó un retraso en los controles de atención a este tipo de afecciones que quedan evidenciados en las cifras.

Paula Acosta, presidenta de la Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral (Acemi), sostuvo que entre 2019 y 2020, exámenes diagnósticos como las mamografías cayeron 45 por ciento; de cuello uterino, 46 por ciento y de próstata, 35 por ciento. Estos datos preocupan por el posible aumento de la mortalidad de pacientes con enfermedades oncológicas en el futuro.

Por su parte, la directora ejecutiva de Gestarsalud, Elisa Torrenegra, recalcó la importancia de que el país tenga una política de Estado que descentralice los centros de tratamiento de estas afecciones para que las poblaciones de provincia puedan tener acceso a ellos. “Cuarenta y nueve centros de radioterapia están concentrados en la región Andina. ¿Por qué no hay en otras regiones? Pasa lo mismo con la conectividad para hacer teleconsulta. Son temas que dependen del desarrollo del país”, advirtió.

Durante el foro –organizado por Foros Semana, GSK y Cleveland Clinic, con el apoyo del Instituto de Cancerología Las Américas Auna– los expertos coincidieron en la necesidad de generar conciencia para que cada actor cumpla su rol: el paciente, el prestador, el asegurador y el Gobierno –tanto local como nacional– y para que la educación sea el pilar fundamental de unos hábitos de vida saludables, que incluyen consultas periódicas al médico.

Por último, el encuentro tuvo un segmento en el que se destacaron los avances tecnológicos para la atención de estas enfermedades. Diego González, coordinador de Servicios Oncológicos del Instituto de Cancerología Las Américas Auna, enfatizó que en Colombia se tiene tecnología de punta como la combinación de terapia dirigida y la inmunoterapia.

Asimismo, Alberto Pieretti, médico urólogo oncólogo de Cleveland Clinic, enfatizó en la oportunidad que tiene el país de llevar a cabo ensayos clínicos de tratamientos que no han sido aprobados, con aquellos pacientes a los cuales las terapias anteriormente mencionadas no les son efectivas y que, debido a las regulaciones, quedan excluidos de un tratamiento que les puede ser efectivo.

En este sentido, invertir en investigación y mejorar la infraestructura clínica permitirá corregir el panorama de las enfermedades oncológicas en el país.